17
oct
2013
Enfrentamos dinámicamente al Seat 600 con el Mii: ¿Cómo se cambia en 40 años?
El 31 de julio de 1973, Seat ponía punto final a la producción del 600. Cuatro décadas después de la efeméride, rememoramos cómo era viajar en el 'pelotilla' comparado con su equivalente de hoy: el Mii.

Dante Giacosa, creador del Seat 600, declaró que con su utilitario de 3,30 metros de largo “buscaba un coche económico, ligero y capaz. Yo mismo he sido el primer sorprendido de su éxito”. Ni él ni ningún directivo de aquella naciente 'Sociedad Española de Automóviles de Turismo, SA' se esperaba el éxito del 600. Tal fue el boom que, durante dos años, ninguna concesión de la marca aceptaba pedidos porque la producción no satisfacía la demanda. Pocos fabricantes hoy en día alardean de un éxito parecido con alguno de sus modelos, ¿verdad? Para que te hagas una idea: en 1970, tres de cada cuatro turismos que circulaban por las vías eran 600.

Este pasado 31 de julio, Seat celebró los 40 años del cese de fabricación del 'ombligo' y nos invitó a participar en unas jornadas de conducción con varias unidades del 600, prestadas para la ocasión por el 'Club 600 Barcelona'. Circularíamos con el coche a baja velocidad –simulando un trayecto urbano–, haríamos una prueba de slalom, una frenada asimétrica y un test de aparcamiento. Para ver si todo aquello era 'difícil' de hacer con el 600 –y a lo que estaban acostumbrados nuestros padres y abuelos–, Seat nos preparó varias unidades del Mii para realizar idénticas pruebas. ¿Estarían en lo cierto? A priori, sí.

Tras una breve exposición de la historia de este 'enano' del que se fabricaron casi 800.000 unidades (y de las que circulan unas 10.000 en la actualidad de las seis versiones que se pusieron a la venta en 16 años), nos ponemos en marcha. El primer test es una vuelta tranquila por los alrededores de la factoría que la marca tiene en la zona franca: dos vueltas con el 'pelotilla' y dos con el Mii. Decidimos ponernos primero al volante del 600. Nuestra unidad es un D impecable de 25 caballos, con un impoluto color vainilla y un interior restaurado, que huele incluso a cuero. Hace calor, así que ponemos en marcha la climatización: bajamos el cristal con la manivela. Arrancamos y una gran vibración sacude el interior.

Antes de insertar la primera velocidad de las cuatro que tiene el cambio automático, echamos un vistazo alrededor y comprobamos que hay espacio; ahora se entiende mejor cómo las familias españolas se alojan en este pequeñín. Nos dan el OK y empezamos el tour. Varios trabajadores de la fábrica no quieren perderse el evento y nos miran con recelo. A pesar de la dirección sin asistencia y unos pedales rudos en su funcionamiento, en nuestra cara se dibuja una sonrisa. Vamos con el 'pelotilla' hasta unos 40 kilómetros/hora con cierta comodidad, hasta que llega el momento de tenerse. Pisamos el pedal del freno y... es cuando surgen los problemas: un pedal esponjoso y sin apenas recorrido hace que no nos detengamos en la distancia deseada, casi con susto incluido con 'amenaza' de colisión contra otro D. Además, tampoco ayuda que los cuatro frenos sean de tambor.

Terminamos y nos ponemos al volante del Mii. Ni rastro de brusquedades ni 'malos modos'. Todo suavidad en este otro urbano del siglo XXI. En apenas un minuto nos preguntamos, como era lógico, el cambio sufrido en la industria del automóvil y los avances técnicos, dinámicos y de seguridad que tienen hasta los coches más pequeños.

Llega la hora de hacer el slalom con conos. Otra vez nos el 600 abre el 'fuego'. Giro a derechas, giro a izquierdas… una vez, dos, tres, cuatro… ¡Cómo cansa! Y eso que vamos sólo en primera. Al final nos 'animamos' y metemos la segunda y acabamos pisando un cono. Pobre, queda totalmente aplastado. Con el Mii vamos mucho más rápido y con varios aliados (como una dirección muy suave y una mayor altura, que nos permite anticipar mejor la visión) terminamos casi en la mitad de tiempo que con el 600.

La última prueba consiste en una frenada asimétrica. Antes, los compañeros de Seat han pintado una pequeña rodada amarilla en el suelo que mojan a conciencia. Vamos allá con el 600: primera, segunda, tercera y zapatazo al pedal del freno. ¿Qué crees que ocurrió? Una cruzada del 'culo' que nos hizo girar . Ni contravolante ni nada para evitarlo; nos quedamos mirando para otra parte. Es aquí donde tengo una pequeña duda: ¿cómo se mete la marcha atrás? Miro el cambio y no doy con ello hasta que me gritan "¡Como en punto muerto y bajando el pomo!". Repetimos de nuevo con el Mii y como si nada, ni nos enteramos. Leve actuación del ABS con los característicos traqueteos en el pedal y poco más. Prueba totalmente superada.

Queda el último envite: aparcar. Un hueco estrecho limitado por dos Alhambra nos sirven de referencia para realizar las maniobras. Ya le hemos cogido el tacto al 600, así que con un giro logramos estacionarlo. ¡De 10! Con el Mii nos pasa lo mismo, aunque nuevamente en un tiempo más rápido, incluso nos apoyamos en los sensores de parking.

Evidentemente, más de 50 años entre uno y otro se aprecian sobremanera, pero qué queréis que os diga, la picardía y la clase con la que te lleva el 600 no la tiene el Mii, por muy bien que vaya. He de reconocer que me he encaprichado del 'pelotilla'. Ya estoy liado en portales de compraventa ojeando...

 

Ficha técnica Seat 600 D
Precio: 390,65 euros
Motor: Gasolina 4 cilindros 8V
Cilindrada: 767 cc
Potencia: 25 CV/4.600 rpm
Par: 4,7 mkg/3.400 rpm
Transmisión: Trasera manual 4 velocidades
Medidas (largo, ancho, alto): 3,30/1,38/1,40
Maletero: 68,5 litros
Depósito combustible: 30 litros
Autonomía (aprox.): 400 kilómetros
Peso: 600 kilogramos
Velocidad máxima: 108 kilómetros/hora
Aceleración 0 a 100 kilómetros/hora: N.D.

Ficha técnica Seat Mii
Precio: 9.950 euros
Motor: Gasolina 3 cilindros 12V
Cilindrada: 999
Potencia: 75 CV/6.200 rpm
Par: 9,6 mkg/3.000-4.300
Transmisión: Delantera manual 5 velocidades
Medidas (largo, ancho, alto): 3,55/1,64/1,47
Maletero: 251 litros
Depósito combustible: 35 litros
Autonomía (aprox.): 900 kilómetros
Peso: 929 kilogramos
Velocidad máxima: 171 kilómetros/hora
Aceleración 0 a 100 kilómetros/hora: 13,2

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad