Novedad

Mini Countryman 2017: Hora de emanciparse

La segunda generación del Mini Countryman ya está aquí. Su puesta de largo tendrá lugar en el próximo Salón del Automóvil de Los Ángeles –Estados Unidos– y llegará a nuestro mercado en los primeros compases de 2017. No sólo lo parece, es más grande, más práctico y cuenta con una inédita variante híbrida enchufable.
Por Jose Carlos Luque / Álvaro Ruiz
Mini Countryman 2017

Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017
  • Mini Countryman 2017

Los ingenieros de la casa británica han trabajando duro para crear un Mini Countryman que, aunque guarda un gran parecido con su antecesor, es un modelo completamente nuevo, más práctico y versátil. La clave es una carrocería 20 centímetros más larga y 3 más ancha, pero también un chasis que presenta una batalla 7,5 centímetros superior.

Sólo así se explica que su maletero alcance los 450 litros, un valor superior a la mayoría de los compactos, que puede regularse gracias a los nuevos asientos traseros, que se desplazan longitudinalmente hasta 13 centímetros, concediendo mayor espacio a los ocupantes de esta zona o al cofre, ampliable también plegando los asientos en proporción 40:20:40. Con toda abatidos, la capacidad total de 1.309 litros.

Por otro lado, el diseño evoluciona con detalles similares a los vistos anteriormente en los Mini y Mini Clubman, con unos faros y pilotos con tecnología led y mayor tamaño, unas líneas más marcadas y un interior que destaca por sus numerosas combinaciones de colores, su iluminación y por la característica pantalla central enmarcada en el salpicadero, que puede ser táctil y de hasta 8,8 pulgadas.

La segunda generación del Countryman cuenta con un sistema de tracción total ALL4 reservado para las versiones superiores.

Como te adelantamos aquí, el nuevo Countryman utiliza la plataforma UKL, empleada por otros modelos del grupo como el BMW Serie 2 Sport Tourer, el BMW X1 o el nuevo Mini Clubman. Como éstos, el Countryman de segunda generación es de tracción delantera en sus versiones más básicas, pero reserva un evolucionado sistema 4X4 para las más potentes y equipadas. Con todo y eso, la gran novedad es su variante híbrida enchufable denominada Mini Cooper S E Countryman ALL4 que asocia el motor 1.5 de gasolina a otro eléctrico para alcanzar los 224 caballos y 385 Nm de par, con una autonomía en modo de cero emisiones de 40 kilómetros.

En cualquier caso, la gama arranca con el gasolina 1.5 de 136 caballos y continúa con el Cooper S Countryman de 2.0 litros y 192 caballos, mientras que los Diesel Cooper D de 150 caballos y Cooper SD de 190, también están disponibles. En el futuro, no se descarta que llegue un John Cooper Works con un motor 2.0 Turbo que rondará los 230 caballos de potencia.


Publicidad