Contacto

Conducimos el Nissan Micra 2017: El Clio de Japón

Crece hasta los 3,99 metros y ofrece un maletero de 300 litros, además de que incorpora toda la prole de asistentes que ya montan Juke y Qashqai, de ahí que el objetivo sea entrar en el top ten de los utilitarios más vendidos junto a los archiconocidos C3, Ibiza o Sandero. ¿Lo conseguirá? Creemos que sí…
Por Carlos García-Alcañiz
Nissan Micra 2017

Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017
  • Nissan Micra 2017 -Top Secret-
  • Nissan Micra 2017 -Top Secret-
  • Nissan Micra 2017 -Top Secret-

Cual Pokemon, el Nissan Micra ha sufrido un proceso de evolución hasta llegar a ser el vehículo que tenemos delante, cuya quinta generación ya está disponible (las primeras entregas se harán en marzo). Su diseño es quizá la parte que más cambia respecto al anterior, el principal gancho a fin de cuentas para atraer a los clientes al concesionario, pero no es lo único distinto perceptible en este 'pequeño'. El comportamiento ha variado tanto que el Micra ahora se siente un coche grande y lo agradecemos. La dirección tiene un tacto perfecto para ciudad y carretera y la suspensión ha dejado atrás los balanceos para ser firme, que no incómoda. En el puesto de mandos encontramos una botonería grande y bien distribuida, junto a unas esferas y grafías grandes en el cuadro de mandos, lo que a nuestro juicio reduce la fatiga en los viajes más largos.

Asimismo y favorecido por unas mayores dimensiones (crece 17,4 centímetros de largo y 7,8 centímetros de ancho mientras que de alto pierde 5,5 centímetros), el Micra ofrece un habitáculo confortable para cuatro adultos puesto que la plaza central trasera es apta para ocupantes menudos. El maletero es el otro gran beneficiado al tener 300 litros de volumen independientemente de si se monta kit reparapinchazos o rueda de repuesto de galleta, capacidad que llega hasta 1.004 litros si se abaten los asientos traseros (divididos en proporción 60/40).

La tercera pata sobre la que se vertebra este nuevo Micra corresponde a la tecnología disponible al contar con asistentes que empiezan a ser estándar en el segmento como son el avisador de ángulo muerto (imprescindible en las urbes), el cambio de luces automático de cortas a largas y viceversa, el reconocimiento de señales (recomendable para aquellos que hagan muchos kilómetros) o las cámaras periféricas que dan una imagen integral del vehículo, herramienta muy útil a la hora de aparcar.

Existe una promoción de lanzamiento full equip por 140 euros al mes con el gasolina de 90 caballos

Aunque si hay algo que recordaremos del Micra es la posibilidad de que el reposacabezas del conductor tenga altavoces para generar un sonido 360º, ese detalle que le va a caracterizar pasado el tiempo como sucede con el iCockpit del 208 o la cámara de grabación del C3. Se trata de un sistema de audio desarrollado por la firma especialista Bose que permite oír la radio y la música como si estuviéramos en un cine. Salvando las distancias, lo cierto es que para apreciar realmente las bondades hay que configurar el equipo de tal manera que estén activos sólo los altavoces que rodean al conductor; de esta forma es como se aprovecha la experiencia que brinda Bose, compañía con la que Nissan lleva trabajando desde 1988.

A pesar de todos estos avances, hemos encontrado un detalle que no casa con la filosofía de un vehículo que cuenta hasta con faros led (que no los pilotos como un Ibiza), calefacción en los asientos o frenada de emergencia porque ¡carece de elevalunas traseros! Ni siquiera las terminaciones punteras disponen de ellos, de ahí que en su lugar se hayan colocado unas anticuadas y feas manecillas. Desde Nissan nos aclaran que si los clientes lo piden, estudiarán la implantación de los elevalunas para futuras actualizaciones. También se barajará la opción de incluir Android Auto puesto que sólo los clientes que tengan iPhone podrán sincronizar su smartphone con el coche gracias a Apple CarPlay. Un sistema multimedia, todo sea dicho de paso, fácilmente manejable gracias a la pantalla táctil de siete pulgadas y a una interfaz evolucionada a pesar de que el navegador, por ejemplo, sigue teniendo los mismos gráficos.

Existen hasta 125 configuraciones de colores y llantas para hacer del Micra un coche único

En el apartado mecánico, el Micra está disponible con dos propulsores gasolina de 73 caballos y 90 caballos (el primero es atmosférico y llega en marzo) y un Diesel dCi de 90 caballos. Durante nuestra toma de contacto hemos tenido oportunidad de conducir los dos últimos, a fin de cuentas los más demandados, capaces de desenvolverse a la perfección en el día a día. Cierto es que el gasolina tricilíndrico es más fino y suena menos al ralentí y a bajas revoluciones frente al Diesel, que siempre se deja notar algo más en el habitáculo, pero el mayor par de éste (22,4 kilográmetros frente a 15,3) convierte al Diesel en la opción perfecta para los que circulen preferentemente por vías de alta velocidad. Además, el consumo es más bajo en el dCi pero a poco que seas cuidadoso con el gasolina, la media de éste rondará los 5,0 litros a los 100. Prácticamente son comunes las prestaciones: en el 0 a 100, el dCi es 0,2 segundos más rápido (11,9 por 12,1) y consigue una punta cuatro kilómetros superior (179 kilómetros/hora por 175).

Ambos llevan de serie Start&Stop y van asociados a sendos cambios manuales de cinco marchas, ambas de origen Renault. De la francesa también hereda otras muchas partes como los espejos retrovisores exteriores o las manetas de las puertas traseras, camufladas en el montante. El chasis también procede del Clio a pesar de que tiene modificaciones como el ancho de vías y la batalla (de hecho se fabrica en una planta de Renault).

Dentro de un año llegarán más motores y cajas de cambio automáticas

Para el final hemos querido dejar la articulación de la gama. Al igual que sucede en otros Nissan, el Micra está disponible con cinco acabados: Visia, Visia+, Acenta, N-Connecta y Tekna, este último el más lujoso por terminación (capaz de tener acolchados de cuero en la consola central) y equipamiento. La versión más asequible cuesta 13.500 euros y corresponde al Visia de 73 caballos (precio tarifa, descuentos al margen) mientras que el más caro es el Tekna dCi, a la venta desde 20.600 euros. La media de los acabados más demandados, dependiendo del motor, se sitúa entre 15.000 y 17.000 euros, al nivel de sus más directos rivales.


Publicidad