Nueva versión

Opel Astra BiTurbo: Doble músculo

El compacto estrena el motor 2.0 CDTi BiTurbo del que toma su denominación, además 195 caballos y 400 Nm de par que lo convierten en el Astra Diesel más potente de la historia. Su consumo se queda en 5 litros a los cien y podremos elegirlo para la carrocería cinco puertas, GTC y Sport Tourer.
Por FRV
Opel Astra BiTurbo

Opel Astra BiTurbo
  • Opel Astra BiTurbo
  • Opel Astra BiTurbo
  • Opel Astra BiTurbo
  • Opel Astra BiTurbo
  • Opel Astra BiTurbo
  • Opel Astra BiTurbo

Hasta ahora la opción Diesel más poderosa que podías encontrar en el catálogo del Opel Astra era el 2.0 CDTi de 165 caballos (ver prueba) y un solo turbo. Opel ha decidido doblar la apuesta y instalar en el vano motor del compacto alemán la variante biturbo que ya probamos en el Opel Insignia.

Este propulsor mantiene la cilindrada pero se caracteriza por el empleo de dos turbocompresores, de distinto tamaño que pueden funcionar de manera conjunta o separada para lograr una curva de par plana casi desde el ralentí.

Así, el de pequeño tamaño ‘anima’ el motor a bajas revoluciones y evita el retraso o lag propios de este sistema de sobrealimentación, a la par que ayuda a que dispongamos de 320 Nm de par desde 1.250 rpm. A medias revoluciones  ambos trabajan conjuntamente y se alcanza los 400 Nm y ya superando las 3.000 rpm el turbo más grande se queda sólo para rendir en la zona alta 195 caballos.

Esta cifra de potencia se logra sin perder una economía de uso notable gracias a un consumo de 4,9 litros a los cien kilómetros en la carrocería GTC y 5,1 en la de cinco puertas y familiar –Sport Tourer-. Las prestaciones son también muy buenas, con una punta que supera los 220 km/h.

El empleo de dos turbos, además de incrementar la potencia, mejora la respuesta a cualquier régimen

Para diferenciar a la versión Diesel más potente, Opel ha introducido algunos cambios estéticos. Independientemente de la carrocería elegida, todos llevan dos salidas de escape separadas y una estética más agresiva. En el caso del GTC de las fotos, varía la parrilla delantera, que ahora está pintada en el color de la carrocería, al igual que el faldón trasero.  Rematan el conjunto las llantas de 19 pulgadas y numerosos detalles en cromado.

En el interior de todas las variantes BiTurbo encontramos combinaciones en rojo y negro tanto en cuero como en tela. Además, cuenta con inserciones en las puertas y en la consola central para darle un toque más llamativo. El volante tiene la parte inferior achatada y las alfombrillas llevan un ribete rojo a juego.

También se ha mejorado el comportamiento reduciendo la altura con muelles más duros, cojinetes modificados y un eje trasero con un ratio de torsión más elevado. Opcionalmente se puede equipar el Opel FlexRide, que ofrece tres modos de conducción y ajusta el chasis a esta.

El Opel Astra Biturbo aún no tiene precio confirmado ni fecha de comercialización aunque esperamos que en breve se incorpore a la gama y será unos 2.000 euros más caro que el equivalente con motor 2.0 CDTI de 165 caballos.


comment-wrapper.tpl.php

Publicidad