Clásicos

Nissan restaura el Patrol que Miguel Prieto llevó al Dakar 1987

Miguel Prieto llevó al 4x4 del fabricante japonés hasta la meta en la edición de 1987, siendo el primer vehículo diésel en conseguirlo entre el top10, finalizando en una loable novena posición.
Por Sergio Martínez
Nissan Patrol Dakar 1987

Nissan Patrol Dakar 1987
  • Nissan Patrol Dakar 1987
  • Nissan Patrol Dakar 1987
  • Nissan Patrol Dakar 1987
  • Nissan Patrol Dakar 1987
  • Nissan Patrol Dakar 1987
  • Nissan Patrol Dakar 1987

Miguel Prieto es sin duda alguna uno de los pilotos españoles más icónicos de cuantos han corrido el Dakar, así como uno de los más importantes de cuantos han pasado por la competición francesa al tener a sus espaldas 20 participaciones en el considerado Rally más duro del mundo, tiendo durante años el mejor resultado de entre los pilotos españoles en la categoría de coches hasta que fue desbancado por Carlos Sainz con su victoria en 2010.

De entre los muchos vehículos que el zamorano pilotó en su trayectoria deportiva, el Nissan Patrol de 1987, cubierto con publicidad de Fanta Limón, tiene un lugar especial, pues fue el primer vehículo diesel en acabar la dura prueba tras hacerlo en novena posición y no sin dificultades, pues el camión que debía asistirlo sufrió una avería el segundo día de competición, dejando a los 4x4 sin asistencia.

Una vez cumplido su ciclo en la competición, el vehículo fue donado a la colección privada de Salvador Claret, quién lo ha tenido expuesto hasta que Nissan se percató de su presencia tras ver fotografías en un foro de internet y decidió darle una nueva vida para conmemorar el 30 aniversario del vehículo. El Patrol fue trasladado hasta el Centro Técnico Europeo de Nissan, con sede en Barcelona.

Allí, desde 2014 un equipo de hasta ocho personas se ha dedicado a restaurarlo como si de un hobby se tratase, incluido Pedro Díaz Illán, director de Ingeniería Eléctrica y Electrónica y que ya trabajó sobre el vehículo en su construcción en 1987. Otro de los técnicos encargados de la restauración, Juan Villegas, recalcó lo laborioso del trabajo realizado, ya que el motor se encontraba inoperativo, derrotado por la corrosión, al igual que diversas piezas del vehículo.

Para completar el trabajo, los miembros del NTCE han pedido ayuda a concesionarios de toda Europa en busca de repuestos originales y aún así han tenido que acudir al mercado de segunda mano para ciertos elementos. Villegas cuenta orgulloso que lo han hecho de esta forma porque el deseo era dejarlo exactamente igual a como se construyó en 1987, sin elementos modernos, siguiendo los manuales con los que fue diseñado.

Este Nissan Patrol, que contaba con una potencia de 146 caballos para sus 1600 kilos de peso gracias a su motor turbodiésel de 2.8 litros con los que alcanzaba unos suficientes 150 kilómetros por hora logró varias victorias entre los diésel, incluyendo la Baja Aragón, el Rally de Túnez o el tan comentado Dakar, pero también destacable es su victoria absoluta en el Rally de los Faraones de 1986. Ahora, el vehículo regresará a las dunas del desierto del norte de África, dunas que ya surcó hace 30 años.


Publicidad