Dakar 2017

Los 6 vehículos más raros que participaron en el Dakar 2017

Camionetas de 1950, vehículos eléctricos, prototipos que se pilotan con un mando... Echa un vistazo a los vehículos más llamativos que han tomado parte en el Rally más duro del mundo.
Por Sergio Martínez

El Rally Dakar se ha ido profesionalizando paulatinamente a lo largo de los años. Los equipos que luchan por la victoria tienen estructuras masificadas donde se trabaja en turnos continuos sin descanso, exprimiendo el reglamento técnico para realizar la elección más adecuada.

Sin embargo, como si de una aldea de irreductibles galos se tratase, hay un pequeño grupo de pilotos que sigue anteponiendo el factor aventura, optando por vehículos más exóticos, diseños propios en la mayoría de ocasiones donde el hecho de llegar a meta con ese modelo y no otro se convierte en parte de la aventura.

1.- La Rastrojero


José Blangino es uno de los participantes que mejor representa este grupo de pilotos. Realizó su primer Dakar en quads. En su siguiente aventura se decantó un por pequeño Polaris, compitiendo junto a su esposa. Aquella aventura finalizó en la primera etapa cuando el vehículo se prendió fuego en un día recordado por las altas temperaturas. La mala experiencia no frenó a Blangino, que pasó a competir entonces con un pequeño vehículo artesanal con un pequeño motor Ford de un litro. Tras varios intentos cumplió el sueño de llegar junto a su mujer a la meta. Después compitió con un Land Cruiser derivado de serie y con una Toyota Hilux con motor Corvette y extravagante diseño para acabar con su actual vehículo de fabricación propia e inspirado en el Rastrojero, vehículo histórico de Argentina que comenzó a comercializarse en 1952, estando casi 30 años en el mercado y convirtiéndose en todo un icono del país.

Para su construcción, Blangino se hizo con un viejo chasis sobre el que construyó la jaula de seguridad obligatoria y modificó la suspensión hasta hacerlo un vehículo apto para el Dakar. Le añadió un motor Chevrolet de gran cilindrada que lo dotó de una sonoridad que hacía las delicias del público. Y buscando aligerar su peso, lo cubrió con una carrocería de fibra de vidrio que emulaba el particular diseño de la camioneta original.

La histórica camioneta completó su objetivo al ser uno de los autos que llegó a meta, además en una meritoria 35º posición tras casi 60 horas de competición.

2.- Acciona Eco Power


A la tercera fue la vencida. El vehículo 100% eléctrico consiguió completar el Rally Dakar tras verse frustrado en 2015 y 2016. Con el respaldo de Acciona, empresa española centrada en energías renovables, se construyó el vehículo que debía demostrar al mundo entero que un coche eléctrico podía completar el Rally más duro del mundo con sus interminables etapas.

Mecánicamente sencillo como todo coche eléctrico, con un más que suficiente motor de 340 caballos de potencia para un peso de 2.100 kilogramos, la complejidad se centraba en la autonomía y la recarga. Aunque en un primer momento se optó por cambio de baterías, finalmente el acciona tiene puntos de recarga rápida en el mismo lugar donde las motos echan combustible en mitad de carrera, siendo la autonomía de aproximadamente 200 kilómetros.

Llegar a meta no fue sencillo. ASO tuvo piedad de ellos cuando se quedaron sin asistencias por el alud en la zona de San Juan de Jujuy, haciéndoles ciertas concesiones que se tradujeron en incontables horas de sanción, siendo lo más destacable los tiempos logrados en ciertas etapas, como el de la undécima, que tras 5 horas de etapa acabaron en la trigésima posición.

3.- BMW X6 adaptado


Un BMW X6 no es que sea el vehículo más llamativo del mundo. Tampoco su versión para Raids, que ya lleva varios años rodando. Sí lo es sin embargo la unidad pilotada por Philippe Croizon, ya que ha sido completamente adaptada para poder ser pilotada por un piloto que sufre una cuadruple amputación, diseñándoles unos mandos especiales con los que sin manos ni pies poder manejar el vehículo.

Croizon inserta el muñón derecho en un mando que le permite tanto acelerar, frenar, así como girar el volante. Con el muñón izquierdo, activa la caja de cambios secuencial. Aunque el Dakar ha visto a pilotos minusválidos completar el Rally, y en España tenemos ejemplos cercanos con Albert Llovera y ahora Isidre Esteve, que se haya logrado adaptar un vehículo para un cuádruple amputado;que además ha conseguido finalizar el rally y con meritorias etapas en la 40º o 35º posición lo convierte sin duda en una de las rarezas del Dakar.

4.- Polaris RZR


Cuando una persona ve un Polaris preparado para Raids por primera vez, la reacción acostumbra a ser siempre la misma, “eso vuelca en la primera curva.”. Sin embargo, estos pequeños vehículos que ahora cuentan con categoría propia en la clasificación general, la SSV han logrado hacerse fuertes en el Dakar después de haber demostrado su valía en nacionales todo terreno y Bajas.

Con su motor de un litro y 110 caballos de potencia para un peso de aproximadamente 600 kilos el Polaris antepone ligereza a fuerza bruta, una fórmula que parece que les está donad éxito, pues mientras los cinco participantes de Polaris lograron finalizar la prueba, los tres inscritos de Yamaha tuvieron que abandonar antes de finalizar la primera semana de competición.

5.- Fiat Panda 4x4


El FIAT Panda de 1980 fue un vehículo capaz de completar el Rally Dakar, especialmente en su modalidad 4x4, pese a sus muy discretas cifras de rendimiento. Este vehículo icónico continúa al pie del cañón con la disputa de la Panda Raid que cada año reúne a centenares de participantes por el desierto de Marruecos.

Quizás pensando en rememorar el éxito y espíritu aventurero del primer Panda nació un nuevo proyecto, esta vez con el nuevo modelo lanzado por FIAT en 2003 pese a la presunta poca idoneidad del vehículo. Año tras año, el proyecto ha sufrido modificaciones que intentaban dar solución a los problemas que el vehículo ha ido desarrollando y que iban desde la falta de potencia (aumentada ahora hasta los 180cv);a un problema crónico de neumáticos al no existir gomas adecuadas para el Dakar en el tamaño del Panda. 

Ha tenido que ser finalmente este 2017 cuando el pequeño y llamativo vehículo consiga el objetivo de llegar a la meta del Rally más duro del mundo.

6.- Seat León


¿Cuantos años se le lleva preguntando a SEAT sobre su regreso al Dakar? Pese a la insistencia, realmente SEAT ya tiene presencia en el Dakar. No se trata de relanzamientos del SEAT Toledo Marathon o el Cordoba WRC adaptado que tanto gustaron a los aficionados, sino de un buggy ligero inspirado en el SEAT León, modelo del que coge el motor 1.9 TDI. Aunque como característica especial, este vehículo diseñado por lituanos, está enrolado en vehículos de energías alternativas al funcionar con biodiesel, combustible que deben llevar consigo al no encontrarse con facilidad en las gasolineras sudamericanas.

Desafortunadamente, el vehículo no ha conseguido el objetivo de llegar a meta en ninguno de sus dos intentos. Mientras en 2016 fue derrotado por las dunas, en la edición 17 no pudo sobreponerse a diversos problemas desarrollados durante la cuarta etapa.


Publicidad