Actualidad

Donald Trump rebajará las medidas anti-polución de Obama

El presidente de Estados Unidos ha dado instrucciones claras a la EPA, la agencia de protección del medioambiente, para que afloje sus exigencias a los fabricantes de automóviles de cara a la próxima década.

Por JCL

Donald Trump, el presidente que se había mostrado más implacable con los fabricantes automovilísticos por llevarse la producción de sus vehículos lejos de Estados Unidos, les tiende la mano ahora en un asunto que les preocupa especialmente: las exigencias medioambientales establecidas por la Administración Obama.

Bajo el mandato del demócrata, la EPA –Environmental Protection Agency– ha venido endureciendo las medidas anti-polución durante los últimos años, exigiendo a las marcas la fabricación de vehículos más eficientes. El programa vigente contemplaba la reducción paulatina del consumo de carburantes hasta llegar al objetivo de 54,5 millas por galón de media en 2025 –unos 4,35 litros/100 kilómetros–. Sin embargo, Trump prometió ayer en el American Center for Mobility celebrado en Ypsilanti –Michigan–, que esta normativa cambiará a partir de 2021, año en que las leyes vigentes le permiten introducir modificaciones.

Trump calificó de "poco realistas" los plazos marcados por la administración Obama para reducir el consumo y nivel de emisiones de los vehículos que circulan por Estados Unidos.

El presidente estadounidense justificó la medida explicando que había recibido una carta de Auto Alliance, la agrupación de marcas como Fiat-Chrysler, General Motors, Ford, Volkswagen, BMW, Toyota o Mitsubishi, en la que le instaban a aflojar las exigencias medioambientales vigentes. En palabras del propio Trump, los estándares de emisiones previstos "resultan demasiado costosos para los fabricantes y para el pueblo estadounidense" de modo que su objetivo no será otro "trabajar con el departamento de transporte para darle un enfoque más realista para que este programa sea positivo para todos", sentenció Trump.


Publicidad