Análisis: el trabajo de los equipos F1 en Barcelona, a fondo - Día 3

Algunas reflexiones sobre el jueves de entrenamientos en Montmeló

La sesión de entrenamientos del jueves nos dejó un poco más de información acerca de la competitividad de cada uno de los equipos de la parrilla, pues muchos de ellos realizaron tandas largas o simulaciones completas de carrera que permiten, al menos, intuir el ritmo de los coches en esta fase de la pretemporada. La verdad es que es muy difícil sacar alguna conclusión definitiva, pues las cargas de carburante en las tandas largas pueden ser muy diferentes y la tipología de neumáticos muy variada y no siempre accesible, de tal manera que entendemos que este artículo es sólo una mera aproximación al tema.
Por Raúl Molina (@RaulMolinaRecio)
© Sutton Mark Webber

Estos días surgen muchas preguntas en el paddock sobre si los coches punteros van tan mal como parece, pero también redes sociales como el Twitter y Facebook son un continuo hervidero de cuestiones simples, pero importantes, pues lo que vemos sobre la pista puede parecer alarmante. ¿Es tan malo el Ferrari?, se preguntan muchos aficionados. ¿Han llegado muy verdes los principales equipos a la pretemporada?, etc., etc. Y lo cierto es que ésa es la sensación más generalizada entre la prensa especializada.

Días como el del jueves no ayudan, precisamente, a calmar los ánimos. Ferrari y Red Bull se pasaron buena parte de la mañana dentro del box trabajando a destajo por problemas mecánicos, con lo que se perdieron unas horas preciosas, completamente indispensables para encarar la temporada de forma adecuada. Y, además, el RB8 protagonizaba una bandera roja en la sesión vespertina. Así las cosas no parece que encaren la temporada con grandes garantías, como el año pasado. Es cierto que los coches son ahora más complicados de entender y tienen multitud de puntos y parámetros de análisis y ajuste, que llevan de cabeza a pilotos e ingenieros. Pero también lo es que si las soluciones funcionasen los coches no se pararían en la pista y rodarían de forma consistente en sus tandas. Al menos, al final de la tarde sí que pudimos ver esta situación.

No obstante, el hecho de que Ferrari y Red Bull hayan retrasado un día su presencia en Barcelona la semana que viene parece indicar que necesitan encontrar un poco más de tiempo en la fábrica para intentar solucionar los problemas. Así que, lejos de ayudar a calmar los ánimos, éstos se enardecen aún más.

El caso de Lotus, uno de los coches más prometedores de esta pretemporada, ha sido todavía peor, pues directamente tuvieron que suspender esta semana de entrenamientos por los graves problemas encontrados en el chasis. Así que el equipo con sede en Enstone se ha visto obligado a pedir la venia de la FIA para que les dejen recuperar el tiempo perdido.

Muchos problemas, pues, y un futuro incierto de cara a Australia, lo que, dicho sea de paso, a lo mejor añade un aliciente más al inicio del Campeonato y mucha emoción a las carreras. Quizás este año volvamos a ver Grandes Premios donde la mecánica y las roturas sean un tema clave, al menos durante el primer cuarto del Campeonato.

Al margen de ello, el jueves pudimos ver varias simulaciones de carrera, cuyo vuelta a vuelta les reproducimos más abajo. Mark Webber realizó 51 giros (le faltaban 8 ó 9 vueltas para completar la simulación, pero fue abortada por su equipo) con una media de 1:28.916, que es realmente buena. El coche se mostró consistente y fiable, además de muy rápido. Red Bull optó en su caso por una estrategia de tres paradas.

Por su parte, el Mercedes de Michael Schumacher hizo una simulación de 60 vueltas con una media de 1:29.303, es decir, a cuatro décimas del australiano, pero con una estrategia de dos paradas. Lo más increíble, fue que el alemán consiguió hacer 24 giros con las gomas blandas, lo que parece indicar que el Mercedes AMG tiene un muy alto grado de conservación de los Pirelli. Vistas así las cosas, el ritmo de los dos coches es cercano, pues las cuatro décimas de diferencia son comprensibles por el uso de una estrategia más conservadora por parte de los germanos. Aun así, el ritmo de cuatro décimas por giro el Red Bull estaría muy por delante en carrera.

Massa estuvo haciendo durante casi todo el día tandas de 10 vueltas con medias de 1:25.9 por la mañana y de 1:26.8 por la tarde. Si comparamos las matutinas con las de Schumacher a la misma hora parece que el alemán iba bastante mejor que el brasileño, pues los stints del primero fueron no sólo más largos sino más rápidos.

Jenson Button estuvo también trabajando por la tarde en tandas largas de entre 11 y 16 giros, esto es, simulación de stints de carrera. Además, probó con diferentes neumáticos, pero es muy difícil de comparar con el resto de equipos. Sólo la tanda con duros de Webber en su simulación de carrera se parece a una de las que hizo el británico con las mismas gomas, pero seguramente con más carga de carburante. McLaren es, como siempre en pretemporada, muy difícil de interpretar, pero parece que el coche tiene una constancia muy buena y que la degradación de los neumáticos no es grande a juzgar por las variaciones de tiempo en cada tanda.

Destacar, por último, el Sahara Force India, que el jueves realizó tandas de simulación de carrera con unas medias muy resaltables. El coche quizás no sea tan estable en cuanto al trato de los neumáticos, pero parece bastante rápido en comparación con sus rivales, sobre todo, en el stint realizado con duros de 12 vueltas. Habrá que seguir la pista a este monoplaza, que parece muy bien construido y que es claramente un paso adelante respecto al año pasado.

Las dos simulaciones de carrera por la tarde de Red Bull y Mercedes

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad