Nico Hülkenberg se toma con filosofía su mala fortuna

El piloto alemán ha cuajado grandes actuaciones, sin embargo aun no ha logrado subir al podio.
Por Sergio Martínez
©Sutton

Nico Hülkenberg llegó a la Formula 1 en 2010 como una de las grandes futuras estrellas, tras ganarlo prácticamente todo en su ascenso a la Formula 1. Nico fue ganador de la Formula BMW alemana, del A1-GP, de la F3 Euroseries y de la GP2 como debutante en un espacio de apenas cinco años, motivos suficientes para que Williams confiara en el alemán y le diera un asiento titular para la temporada 2010 donde destacó especialmente su actuación en el GP de Brasil donde consiguió la pole position en unas condiciones muy delicadas.

Desde entonces, no se puede decir que Nico haya tenido excesiva fortuna. Primero, a la hora de elegir equipo, pues alternó Force India y Sauber, estando siempre en el coche que no iba mientras el otro se mostraba extraordinariamente rápido. Desde 2014 encontró la estabilidad en el equipo Force India, donde ha mostrado varias veces de lo que es capaz, pero donde sin embargo no ha conseguido subir al podio, al contrario que su compañero en las últimas temporadas, Sergio Pérez, que ha subido en cuatro ocasiones al podio en este periodo.

No son pocas las ocasiones en las que el ganador de las 24 horas de Le Mans ha estado cerca de conseguirlo, pero por A o por B, algo siempre ocurría que lo estropeaba. La última de estas ocasiones tuvo lugar en el pasado Gran Premio de Brasil, cuando rodando en posición privilegiada, restos del vehículo de Kimi Raikkonen le rompieron el alerón y le provocaron un pinchazo lento. Ante esta situción, el piloto prefiere tomárselo con humor, tal y como recogen las declaraciones realizadas a Motorsport.com.

“Fue decepcionante, pero estoy cansado de frustrarme, así que ahora simplemente me río. Es así, no sé por qué. Hice un gran trabajo, el coche estaba bien y todo iba bien, pero desgraciadamente suciedad en pista pinchó mi neumático y el resto ya es historia.”, comentó el alemán.

Nico cambiará de aires en 2017 con el paso a Renault, donde será piloto de fábrica y donde quién sabe si conseguirá cambiar la racha que le lleva a tener más de 100 participaciones en carreras de Formula 1 sin conseguir subir al podio. 

Publicidad