Red Bull avisa en una sesión matinal liderada por Williams

Felipe Massa consiguió el mejor tiempo de la mañana en una sesión donde Red Bull comenzó a dar muestras de su potencial. Renault y McLaren, en apuros mecánicos.
Por Sergio Martínez
©Sutton

Red Bull ha llegado. Después de una primera semana de test en la que el equipo austriaco no estuvo muy preocupado ni en tiempos ni en los detalles del diseño de su RB13, los de la bebida energética han dado un paso adelante y ya desde la primera vuelta cronometrada Daniel Ricciardo evidenció el potencial del nuevo prototipo.

El piloto australiano lideró la tabla de tiempos durante gran parte de la sesión, sin embargo el mejor tiempo de la mañana lo logró Felipe Massa, abusando de los neumáticos ultrablandos y quedándose con el Williams a escasas 20 milésimas del mejor tiempo absoluto marcado durante la primera semana de test.

La sesión transcurrió con relativa normalidad para todos los equipos, quién poco a poco fueron completando vueltas, eso sí con varios matices. Sí sufrió problemas el Renault de Jolyon Palmer. El británico llevó el coche a boxes prácticamente empujado por los comisarios. Tras una primera inspección, el fabricante francés decidió cambiar la unidad de potencia, declarando ciertos problemas con los sensores. Con estos problemas, el campeón de GP2 apenas pudo completar 15 vueltas.

Aunque Pascal Wehrlein comenzó la mañana de forma atípica, completando únicamente vueltas de instalación para pasar a marcar tiempos notablemente lentos, finalmente el alemán, que se perdió la primera semana de test por lesión, marcó realizó un registro de 1’23’’336, completando un total de 44 vueltas.

Para McLaren, el día comenzó con buen pie. Stoffel Vandoorne marcó tiempos competitivos y completaba vueltas a un ritmo. Sin embargo, los motorizados por Honda no rodaron durante la dos últimas horas de sesión, especulándose con un posible cambio de motor, eso sí, sin confirmación oficial al menos al término de la primera sesión.

Ferrari también tuvo una mañana de lo más productiva, completando vueltas con frecuencia y con tiempos competitivos, tanto, que finalizaron la sesión con más vueltas completadas. Con un total de 82, los italianos superaron a los reyes del ‘rodar y rodar’, Mercedes, quién completaron únicamente 49 vueltas. A pesar de comenzaron a buen ritmo, Hamilton pasó largos periodos de tiempo en boxes.

Tras la sesión, la organización permitió a los pilotos realizar varios simulacros de salida desde la propia parilla, oportunidad únicamente aprovechada por Williams, Red Bull, Ferrari y Haas, quiénes realizaron dos intentos cada uno.

Publicidad