Mercedes en lo más alto en la sexta jornada de test

Nadie pudo superar el tiempo matinal de Valtteri Bottas. Fernando Alonso completó únicamente 46 vueltas en una jornada de color gris oscuro para McLaren.
Por Sergio Martínez
©Sutton

Valtteri Bottas finalizó la sexta jornada de entrenamientos libres con el mejor tiempo ya que nadie superó el tiempo que el finlandés de Mercedes consiguió durante la mañana. Y es que la sesión vespertina tuvo hasta 3 interrupciones además de finalizar antes de tiempo por la aparición de una bandera roja.

El primero de los incidentes lo protagonizó Kimi Raikkonen superado el ecuador de la sesión. El de Ferrari perdió la trasera de su vehículo para acabar fuera del trazado e impactando levemente contra las barreras en la tercera curva del circuito. Más tarde, a falta de menos de media hora para finalizar la sesión, sería el Red Bull de Max Verstappen el que quedó detenido a la salida de la chicane de la tercera curva, provocando una segunda bandera roja.

Tras esta bandera roja, dirección de carrera decidió prolongar la sesión cinco minutos más, algo que quedó sin efecto ya que tras reiniciarse, Marcus Ericsson quedó detenido en la curva sin que se apreciasen daños relevantes en su Sauber, finalizando la sesión dos minutos antes de las 18:00.

A pesar del incidente de Max Verstappen, el neerlandés consiguió rodar más vueltas que nadie, y todo a pesar de que Red Bull anunció un cambio de unidad de potencia durante la hora de la comida. Max completó un total de 102 vueltas, cantidad ostensiblemente inferior a las 168 que Massa y Vettel completaron en la quinta jornada de test. Tras Max, Sergio Pérez tuvo una positiva jornada en la que completó un total de 100 vueltas.

En cuanto a los pilotos españoles, Carlos Sainz arregló la mala mañana con una productiva tarde en la que llegó a completar 92 vueltas con un tiempo de 1’21’’872, a dos segundos y medio del tiempo de referencia de Bottas. En cuanto a Fernando Alonso, finalizó el día con unas pobres 46 vueltas. El McLaren del asturiano, aunque rodó por la tarde teóricamente con un motor de especificación diferente, no consiguió enlazar buenas vueltas, y finalizó la sesión antes de tiempo cuando se vio su vehículo empujado desde el garaje de verificaciones de la FIA hacia el box del equipo.

 

Publicidad