Alonso: "Hay un coche que es una bala y los demás son normales"

No culpa al equipo por su estrategia con el Safety Car en pista

Fernando Alonso ha logrado hoy el cuarto puesto en el Gran Premio de Bélgica, un resultado razonable si consideramos que salía desde la octava posición. Sin embargo, ha quedado evidente que tanto los Red Bull como los McLaren tenían un ritmo de carrera superior al del piloto asturiano, que se queda tercero en el Mundial, pero diez puntos por detrás de Mark Webber.
Por Cristóbal Rosaleny
© Ana Zoe Marí Fernando Alonso

El bicampeón ha defendido, ante todo, la estrategia adoptada por Ferrari cuando el coche de seguridad ha salido a pista como consecuencia del incidente entre Lewis Hamilton y Kamui Kobayashi:

"El Safety Car entró en pista cuando nosotros estábamos en la cuarta vuelta de los neumáticos, y estaban en muy buena forma, así que decidimos mantenernos en pista para evitar el tráfico. Vettel ha sacado más ventaja, cinco segundos, así que tenía más hueco para detenerse. Incluso con la parada ha salido sólo por detrás de Webber. Creo que la elección ha sido buena para nosotros, porque ha abierto la posibilidad de ganar la carrera", explica Fernando.

Ferrari no ha fallado según Alonso, pero admite que Vettel salió beneficiado en esa fase de la carrera: "Vettel ha tenido un golpe de suerte ahí. Desafortunadamente sólo perdió una posición respecto a Webber, por muy poco no le han pasado Felipe y Rosberg. Además, luego pasó a Webber muy pronto, así que no hubo mucho tráfico para Vettel. Así que creo que la decisión fue buena, pero todos los factores alrededor del coche de seguridad fueron favorables para Sebastian", insiste.

Sobre un hipotético cambio de gomas en imitación a Vettel, no lo considera viable:"Para nosotros no era posible, porque íbamos seis segundos por detrás de Vettel. Así que nosotros hubiéramos salido quintos o sexto si hubiésemos parado, así que la carrera hubiera sido más difícil. El Safety Car no ha sido una ayuda porque Button, que había roto el morro y estaba luchando con Trulli, ha conseguido reagruparse".

El efecto del DRS en Spa ha sido especialmente notable, y Alonso lo ratifica: "Si, mirándolo después de la carrera, adelantar no era muy difícil y defender la posición casi imposible porque el de atrás podía ir mucho más rápido. Es algo que seguramente intentaremos discutir y mejorar para el futuro".

La degradación de los neumáticos ha protagonizado los titulares de la mañana, con el 'blistering' de Red Bull y McLaren que finalmente apenas ha afectado a su rendimiento en carrera. Ésta es la visión de Alonso: "Creo que hoy también teníamos menos degradación. Vettel ha parado en la vuelta 5 y nosotros creo que en la 8, porque intentábamos protegernos de gente de atrás que pudiera venir más rápido como Button y Webber. En el segundo stint, seis o siete vueltas después de irse el coche de seguridad, Vettel ha parado otra vez, así que nosotros podíamos hacer muchas más vueltas que ellos, pero éramos más lentos, desde el inicio hasta el final del stint", explica. "Ellos tenían una ventaja de un segundo por vuelta o algo así, y en la segunda parte de la carrera incluso más, un segundo y medio. Cuando tienes un coche que es un segundo y medio más rápido que el resto, es fácil parar una vuelta antes o después", dice con cierta sorna el asturiano.

Los primeros compases de la carrera han sido los más favorables al tercer clasificado del Mundial: "La salida fue muy buena, los primeros metros fueron muy buenos, creo que con más espacio podría haber recuperado muchas posiciones aquí, pero obviamente la primera curva está muy cerca, a unos 300 metros. He frenado por fuera y he notado que alguien me ha tocado el neumático trasero derecho. Pensé que había dañado el coche en ese momento, pero luego he continuado sin problemas, el coche respondía bien y el equipo me ha dicho que el coche estaba bien para seguir", explica, para luego echar un dardo a Bruno Senna por el incidente que ha causado en la salida: "Ha sido una situación afortunada para mí poder continuar, pero como dije ayer, fue una calificación extraña, en condiciones extrañas, mojado, con gente probando distintas configuraciones para hacerlo bien en calificación, y gente que no está acostumbrada a estar en la Q3, así que la salida fue un momento difícil para nosotros. Eso demuestra que es muy importante calificar entre los tres o cuatro primeros coches para evitar problemas", afirma.

Sobre sus opciones de Mundial, Fernando es claro: "Nada ha cambiado en comparación con la distancia que teníamos en otras carreras. Obviamente es más difícil a cada carrera. Tenemos 25 puntos menos disponibles porque hay una carrera menos y la distancia ha aumentado porque se mantienen ganando. Como hemos dicho en las últimas cuatro o cinco carreras, hasta que no sea matemáticamente imposible mantenemos la esperanza, lucharemos al máximo y nos mantendremos en la batalla. Pero hay que ser realistas, las opciones de campeonato no están en nuestras manos, tienen que cometer grandes errores, o tener grandes problemas para no ganar el campeonato. Nosotros nos divertiremos cada domingo e intentaremos darlo todo".

En Ferrari apenas pensaron en la victoria, según cuenta Alonso: "La primera parte de la carrera fue divertida, la salida fue muy buena. Luego hubo bastantes batallas en las que nos salieron las cosas bien, remontamos alguna posición. Luego, al final de carrera, sobre todo con los neumáticos medios, íbamos demasiado lentos y nos adelantaban con facilidad, ahí perdimos la posibilidad de podio. Pero no ha pasado nada raro, como ha pasado en alguna carrera, gracias a una buena salida, o a ser agresivo en las primeras vueltas te colocas en una posición que no es real. He estado segundo, o primero incluso después del Safety Car, y desde fuera parece que estás en condiciones de liderar la carrera. Pero incluso cuando iba líder de la carrera la carrera, el equipo me daba las distancias con Button, que iba undécimo. Sabíamos que con Vettel y Webber era cuestión d tiempo que nos adelantasen".

La superioridad de Red Bull hace que arrebatarles la victoria sea casi imposible, en palabras de Alonso: "La clave del Mundial es que ellos tienen muy buen coche y nosotros no tenemos las mismas características ni somos tan rápidos como ellos. Han hecho 12 poles  consecutivas este año, y desde Brasil desde el año pasado. Hay un coche que es una bala y los demás son coches normales".

El calentamiento de los neumáticos es aún la principal preocupación de Ferrari en la evolución inmediata de su coche: "Ayer, con una vuelta muy buena de Felipe estuvimos a dos segundos de la cabeza. Hoy, con sólo quitar la lluvia, he estado a dos o tres décimas, sólo con quitar la lluvia. Si a eso le añadimos 10 ó 15 grados a la pista, podemos estar con ellos, pero es una sensación nuestra. De todos modos, es algo que tenemos que mejorar, entenderlo bien, estudiarlo, cómo poner los neumáticos en temperatura, cómo hacerlas funcionar como hacen ellos. Es uno de los grandes proyectos que tenemos para los próximos meses".

El equipo de Alonso trabaja en el coche del próximo año 2012, no es un secreto: "Ya estamos trabajando en el coche del año que viene. En algunos períodos de este mes de agosto se intentó pensar y tener alguna idea para el coche del año que viene. Supongo que eso lo hacen todos los equipos grandes. En esta parte del año empiezas a dividir el tiempo de trabajo entre este coche y el siguiente. Hay que intentar ser innovadores, un poco más creativos en el diseño del coche y tener algo nuevo y poder batirles desde la primera carrera, que es importante para nosotros. Recuperar durante el año está bien, pero empezar con el mejor coche es aún mejor", explica.

Alonso considera que tienen opciones de victoria en los próximos Grandes Premios, por las especiales características de sus trazados: "Son circuitos muy diferentes a los que hemos corrido ahora. Monza es un circuito único, carga aerodinámica mínima, con rectas muy largas y frenadas muy fuertes. Ojalá podamos tener una buena actuación allí, es el GP de casa para Ferrari, todos vamos a querer hacerlo bien, a poner un extra para ir bien en Monza. Singapur es 'tipo Mónaco'. Ir por las calles es algo diferente, requiere también unos reglajes únicos para correr en un circuito urbano. En Mónaco el coche se comportó muy bien, así que creo que en Singapur también puede ir rápido. Así que llegan dos carreras donde ojalá podamos tener opciones".

"Por ahora sólo tenemos que felicitar a los que ganan y nosotros trabajar 24 horas", sentencia el bicampeón español.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad