Pirelli, cuestionado por la excesiva degradación de sus nuevos compuestos

El más beligerante en contra de la consistencia de los P Zero ha sido Schumacher, pero no el único

Los neumáticos Pirelli no han dejado de ser protagonistas en ningún momento desde que irrumpieron en el Mundial. En este 2012, directamente, son los auténticos protagonistas por encima de pilotos, monoplazas, ingenios o estrategias y están haciendo de las carreras una auténtica lotería en la que todo aquél que cuide bien sus gomas, tiene papeletas para ganar.
Por Andrés Méndez
© Sutton Un técnico de Pirelli toma la temperatura al asfalto
23 Abr 2012 - 13:49

El Gran Premio de Barhéin ha abierto la veda a las críticas sobre los nuevos compuestos de los neumáticos de nueva generación que montan este año los monoplazas de F1, los cuales están sufriendo una degradación sin precedentes, y no siempre con temperaturas altas –como se pudo ver en Shanghái–.

Michael Schumacher  ha sido el primero en explotar al admitir al diario Bild que "no estaba contento porque a veces estás pilotando al 60-70% en las curvas".

Por su parte, desde Pirelli siguen afirmando que toman como ejemplo el GP de Canadá 2010, con neumáticos que se degradaban mucho para beneficio del espectáculo. El propio jefe de la marca milanesa, Paul Hembery, se sorprendía en el día de ayer por estas críticas del heptacampeón, ya que fue uno de los pilotos más contentos con dichas gomas en los test invernales.

Además, afirman que la carrera de Barhéin es probablemente la prueba que más exige a los neumáticos en materia de degradación. "Como se ha comprobado, saber gestionar los neumáticos y contener la degradación térmica ha sido una habilidad vital (para hacer una buena carrera)".

En las declaraciones tras la carrera, el heptacampeón también comentaba que este problema de degradación no lo sufrían tan sólo ellos, sino el 80% de los pilotos con quizás alguna excepción muy puntual.

Así, desde Mclaren, que tras estas cuatro carreras y teniendo el monoplaza más completo, no están dominando ninguna de las clasificaciones, ven en los Pirelli algo de culpa de sus resultados irregulares. "Nadie ha mejorado un segundo su monoplaza desde China, pero aquí hemos estado un segundo por debajo del ritmo de carrera", comentaba Jenson Button tras la carrera.

Su jefe de equipo, Martin Whitmarsh habló para Auto Motor und Sport dejando en el aire la respuesta de su bajo rendimiento en Sakhir. "Quizás han