Vettel firma un Grand Chelem en el GP de Japón; Massa y Kobayashi completan el podio

Alonso y Pérez se ven obligados a abandonar por incidentes en carrera

El piloto de Red Bull, Sebastian Vettel, ha cruzado la recta de meta en primera posición. El alemán de las bebidas energéticas ha firmado un Grand Chelem, es decir, se hizo ayer con la Pole Position, ha conseguido la victoria en carrera, que ha liderado desde el principio, y además ha marcado la vuelta rápida. Le han seguido en el podio Felipe Massa, en un meritorio segundo puesto y Kamui Kobayashi, que ha luchado hasta el último momento con Jenson Button por el tercer escalón.
Por Raúl Molina (@RaulMolinaRecio)
Alonso 'convertido' en una nube de polvo

Alonso 'convertido' en una nube de polvo
  • Alonso 'convertido' en una nube de polvo
  • Toque entre Raikkonen y Alonso
  • Incidente de Sergio Pérez
  • Felipe Massa celebra su regreso al podio con el equipo
  • C31 de Sergio Pérez fuera de carrera
  • Alonso, fuera de carrera
  • Podio del GP de Japón
  • F2012 de Fernando Alonso
  • Salida del GP de Japón
  • Vettel lanza su trofeo al aire
  • Muestra de los peculiares fans japoneses
  • Kobayashi y Massa sonrientes con Jean Alesi
  • Los monoplazas laureados en Suzuka
  • Red Bull celebra la victoria de Vettel
  • Vettel en el podio
  • Sergio Pérez adelantando a Lewis Hamilton
  • Pedro de la Rosa
  • Pastor Maldonado y Michael Schumacher
  • Sergio Pérez tras abandonar

Impresionante triunfo de Sebastian Vettel, que ha dominado el Gran Premio de Japón a placer. Esta victoria demuestra el brutal salto adelante del RB8, que ha aplastado a sus rivales con rotundidad. El ritmo del coche de la bebida energética ha sido inconstestable y, cuando el alemán lo ha dejado ver, ha sido aproximadamente unas ocho décimas más veloz que sus rivales. Esto, unido a la mala suerte de Alonso este fin de semana, ha llevado al alemán a dar un golpe sobre la mesa en el Mundial. La ventaja del asturiano, que aún sigue líder, se ha esfumado casi por completo, sólo cuenta con cuatro puntos de ventaja sobre el actual Campeón del Mundo. Además, el piloto germano, siempre hambriento de victoria como todo gran campeón, se ha asegurado el Grand Chelem con la vuelta rápida de carrera en sus últimos compases, no sin poner a todo su equipo de los nervios, que le ha advertido por radio del riesgo de la operación.

Junto a ello, destaca la segunda plaza de Felipe Massa, que regresa al podio tras casi dos años sin subirse a él, mostrando que el Ferrari podía haber minimizado mucho los daños de cara al título, pero así son las carreras y estos factores forman parte ineludible de todo campeonato. Seguramente, la segunda posición del brasileño le haya situado en muy buena posición para renovar su contrato con los italianos, pues el piloto ha conseguido avanzar desde la posición diez en parrilla hasta ésta, gracias a un ritmo muy constante y, sobre todo, a una salida magnífica. Parece que las mejoras introducidas en el sistema de salida del Ferrari han dado sus frutos.

El tercer cajón del podio ha sido otra de las grandes sorpresas de la carrera, pues ha sido ocupado por el Sauber del japonés Kamui Kobayashi, que de esta manera ha conseguido el primero podio de su carrera deportiva precisamente en su casa. Nadie se esperaba que el piloto del equipo suizo consiguiese mantener su posición de salida, pero la solidez con la que ha conducido y -todo hay que decirlo- el gran rtimo de su coche le han permitido cruzar la línea de meta por delante de Jenson Button, que le ha disputado el puesto hasta la última curva.

La otra cara de la moneda la ha protagonizado el líder del Mundial, Fernando Alonso, que como venimos diciendo se ha visto obligado a abandonar en la primera curva tras ser tocado por Kimi Räikkonen, lo que le ha provocado un pinchazo y un trompo, que le dejaba fuera de la carrera. Sin duda, éste no era el fin de semana del bicampeón español, que ha tenido muy mala suerte a lo largo del mismo. Mala fortuna que, además -simple casualidad, claro- ha tenido siempre como protagonista a Kimi Räikkonen, que ayer provocaba una bandera amarilla en la vuelta lanzada del español y hoy rozaba una de sus ruedas traseras, arruinando su carrera. El hecho es que Alonso ha visto cómo toda su ventaja saltaba por los aires, precisamente, cuando el Red Bull va como un tiro. La recta final del Campeonato se aprieta y se pone más interesante, pero o Ferrari espabila o no van a poder hacer nada contra los de la bebida energética. Como verán en nuestro análisis técnico, que verá la luz en breve, los de Maranello están faltos de ideas y, en realidad, no han traído ninguna novedad técnica interesante, sino más bien una combinación de los elementos que ya habíamos visto en pista. Y así no se puede contrarrestar el potencial de los rivales. Habrá que ver cómo va el RB8 en otras pistas, pero no pinta nada mal para ellos, que, además, ya han cubierto su cupo de mala suerte y averías.

La primera vuelta dejaba más incidentes, pues Rosberg quedaba fuera de carrera por un toque con Bruno Senna -que después le ha costado un drive through-, mientras que, una vez más, Grosjean se llevaba por delante a Mark Webber, echando por tierra todas las opciones del australiano, que sólo ha podido acabar en novena plaza al final del Gran Premio. Por eso el francés ha recibido un stop and go de diez segundos y no hace sino agrandar su fama de danger man. El caso es que todos estos incidentes hacían que el safety car saliese a pista en este primer giro. Al reanudarse la prueba Vettel pondría la directa y ya nadie ha podido disputarle la victoria, marcando vuelta rápida tras vuelta rápida.

Kobayashi y Button -que también hizo una soberbia salida- han perdido su posición con Massa en la vuelta 18, gracias al buen ritmo del brasileño en pista, así como a su estrategia en la primera parada, que ha sido más tardía que la de sus rivales, que han salido en medio del tráfico, perdiendo la ventaja que tenían con el paulista. A partir de ese momento las cuatro primeras posiciones se han quedado inmóviles, no sin una lucha cerrada en cuanto ritmo de carrera entre Kobayashi y Button, que han entrado en la línea de meta separados por medio segundo. Hamilton ha tenido también muchos problemas a lo largo de la prueba con un set-up en su coche erróneo, pero en el stint final el británico ha conseguido pasar a varios coches acabando por detrás de su compañero de equipo.

McLaren ha sido también uno de los derrotados en el Gran Premio de Japón, pues se esperaba mucho de ellos y, sin embargo, han rodado al mismo nivel que Ferrari y Sauber, que sí salen muy reforzados y mostrando un gran rendimiento. Veremos a ver si los altibajos que acostumbra a mostrar esta escudería no se muestran en Corea y puede confirmarse el salto adelante de los suizos. Destacar la mala actuación de Pérez, que ha mostrado demasiada inexperiencia intentando pasar a Hamilton, lo que lo ha dejado fuera de carrera tras hacer un trompo en la horquilla. Se esperaba más del mejicano, sobre todo, después de firmar el contraro con los de Woking, pero seguro que se repondrá de inmediato, pues tiene mucha raza de piloto y campeón.

Lotus sigue sin avanzar como quieren, pues Räikkonen ha acabado sexto -igual que en Singapur- y lejos del rendimiento de los cinco primeros. Grosjean, por su parte, se ha visto obligado a abandonar en la última vuelta de la carrera. Hay que resaltar, por otro lado, que Force India ha vuelto a meter a uno de sus coches en el top ten, pues Hulkenberg ha firmado una séptima plaza, que muestra cómo los indios ya son parte indiscutible de este selecto club.

Williams (con Maldonado) y Toro Rosso (con Ricciardo) han conseguido entrar entre los diez mejores, lo que no es poco dado lo caro que está formar parte de la zona de puntos. Caterham no ha conseguido desbancar de la décima posicion del Mundial de Constructores a Marussia, a pesar de haber quedado por delante de ellos y es que la decimosegunda plaza de Glock en Singapur va a ser difícil de repetir. De la Rosa ha acabado decimooctavo, lo que no es poco dado el alto número de abandonos de hoy (Grosjean, Pic, Karthikeyan, Pérez, Alonso y Rosberg).

Poco vamos a tener que esperar para seguir viviendo la emoción de la F1, pues en tan sólo siete días los bólidos volverán a competir sobre la pista de Yeongam en Corea. Sin duda, que el Mundial está más apretado de lo que parecía hace semanas: Vettel está a 4 puntos de Alonso, pero Räikkonen se sitúá a 37 puntos del líder y Hamilton a poco más de 40 puntos. Después de los abandonos vistos en las últimas carreras y de los problemas de fiabilidad cualquier cosa puede suceder. Y no hay que despreciar el efecto circuito en cada coche, pues unos son más favorables que otros -a veces, de forma espectacular-, así como tampoco la capacidad de evolución de McLaren. Más dudas tenemos de Ferrari, pero Gené ha confirmado que a Corea llevarán piezas nuevas. Por ahora, Red Bull parecen intocables, pero eso ha ocurrido ya más veces y han sido muy penalizados por determinadas pistas. Yeongam no parece, precisamente, la más favorable al RB8, pues la recta trasera y la principal son largas y exigen mucha velocidad punta, lo que no es el fuerte del monoplaza. Aún así, lo que hemos visto hoy da mucho miedo de cara al espectáculo, pues el Red Bull se ha parecido muchísimo al de 2011. Habrá que ver. Lo mejor de todo es que saldremos de dudas en breve, en siete días.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad