Todt le pide al Papa Francisco que rece por Schumacher

El pontífice ha aceptado con gusto la propuesta del presidente de la FIA

El presidente de la FIA, Jean Todt, ha pedido al Papa Francisco que rece por la recuperación total de Michael Schumacher, tras el accidente que sufrió el alemán hace más de dos años. El pontífice asegura que así lo hará en una reunión con el directivo de la Federación y el enviado especial de Seguridad Vial de la Secretaría General de Naciones Unidas.
Por Ana Vázquez
© Sutton - Jean Todt y Michael Schumacher en el podio tras la carrera del GP de Italia 2006

El Papa Francisco ha prometido rezar por Michael Schumacher. Eso lo asegura el actual presidente de la FIA, Jean Todt, después de que el francés se reuniera esta semana con el líder de la Iglesia Católica. El ex jefe de Ferrari estuvo tratando el tema de la seguridad en las carreteras "en un ambiente positivo" y acabaron hablando de Schumacher.

"A Michael lo tengo cerca de mi corazón, como todo el mundo sabe. Es parte de mi familia. Le pedí a Francisco que rezara por él y él aceptó encantado. Francisco conoce a Schumacher y también es consciente de su accidente", explica Todt para la radio del Vaticano.

"Coincide que veo a Schumacher esta tarde. No voy a comparar la muerte de Bianchi con el caso de Michael. Me siento terrible por la pérdida de Jules pero la situación de Michael es diferente porque es como mi familia. Cuando alguien es parte de tu familia, es muy doloroso  verle sufrir", asegura Todt para el diario finés Iltalehti.

Todt asegura que llamó a la mujer de Michael, Corinna, tras la reunión para informarla. El mandatoria de la FIA estuvo acompañado en esta visita por la actriz y embajadora de la FIA de la Seguridad Vial, Michelle Yeoh; el secretario ejecutivo de la Comisión Europea de economía de las Naciones Unidas, Christian Friis Bach, y por el presidente del Club del Automóvil de Italia, Angelo Sticchi Damiani.

Todt insistió en la necesidad que existe de que los gobiernos y las comunidades consideren como prioritaria la seguridad vial y hagan efectivas las normas de tráfico. En esa cita le presentó al Papa Francisco una película, del director Luc Besson, titulada 'Salvar las vidas de los niños' en apoyo a la campaña que tiene el mismo nombre, que presta atención a los 500 niños, uno cada tres minutos, que mueren cada día en las carreteras de todo el mundo. Este documento gráfico anima a la gente a firmar la Declaración de los Niños de Seguridad Vial. El Papa mostró un gran interés por esta causa y firmó para demostrar su apoyo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cada año 1.25 millones de personas mueren como consecuencia de accidentes de tráfico, la mayoría en países con bajos y medios ingresos. Entre 20 y 50 millones más se lesionan, a veces de forma permanente.

Es la principal causa de muerte entre los jóvenes de entre 15 y 29 años y podría convertirse también en la principal entre los de cinco y 14 años. La mitad de los que mueren en las carreteras del mundo son peatones, ciclistas y motoristas.

La comunidad internacional ha creado los Objetivos de Desarrollo Sostenible para enfrentarse a este asunto, con el objetivo de reducir a la mitad las muertes y las lesiones por accidentes de tráfico para 2020, pero queda mucho por hacer para alcanzar esta ambiciosa meta.

"Agradecemos a su Santidad su tiempo hoy para hablar de la seguridad vial. Los accidentes de tráfico son uno de los retos globales más urgentes de nuestro tiempo. Afectan desproporcionadamente a los países más pobres y a las comunidades más vulnerables. El apoyo del Papa Francisco a la campaña #SalvarLasVidasDeLosNiños ayudará a concienciar a 500 niños, que pierden sus vidas cada día en las carreteras del mundo y nos ayudará a expandir el mensaje de que esta tragedia se puede prevenir", declara Todt.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad