Toro Rosso hizo un cambio radical en su STR11 para adaptar el motor Ferrari

Duro trabajo invernal en Faenza

El equipo Toro Rosso ha tenido mucho trabajo durante el invierno para acoplar el motor Ferrari al diseño de su nuevo STR11. En Faenza han tratado de coger toda la filosofía del nuevo diseño del monoplaza y adaptarlo a las características del propulsor italiano. Tras mucho trabajo, James Key cree que el trabajo ha sido bueno y que darán un gran paso adelante en 2016.
Por Andrés Méndez
© Sutton - Carlos Sainz durante la clasificación en Canadá

El paso a motores Ferrari por parte del equipo Toro Rosso para la temporada 2016 ha supuesto un rediseño radical de su monoplaza para acomodar la nueva unidad de potencia, según su director técnico James Key.

Uno de los principales problemas del conjunto de Faenza ha llegado por la tardía confirmación de qué motores utilizarían este curso ya que no fue hasta finales de año cuando confirmaron que rompían su colaboración con Renault para volver a trabajar junto a Ferrari como ya hiciesen de 2007 a 2013.

Así, el diseño original del STR11 ha sufrido un rediseño grande de cara a su debut el próximo lunes en el inicio de la pretemporada 2016 en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

"El cambio de diseño fue enorme. Fue completamente distinto", ha dicho Key. "Lo que intentamos hacer fue coger la filosofía de lo que ya habíamos diseñado, en el plano aerodinámico y mecánico y adaptarlo a la instalación Ferrari en vez de comenzar de nuevo porque realmente no podíamos empezar de nuevo en octubre/noviembre. Pero las implicaciones han sido enormes. Todo el mundo ha trabajado increíblemente duro durante dos-tres meses para ponerlo todo a punto y no solo es hacer que encaje, son las especificaciones de todo", ha proseguido.

"Los sistemas de refrigeración son diferentes, la electrónica es diferente, el software cambia, las estrategias de gestión de energía son nuevas para nosotros también, así que ha sido un gran abanico de cosas que hemos tenido que adaptar y aprender".

En este sentido, en Toro Rosso confían en tener un monoplaza más rápido que el que tuvieron la temporada pasada y, para el jefe del equipo Red Bull, Christian Horner, los de Faenza estarán por delante de ellos al principio del curso.

"Nuestras predicciones se mueven poco a poco según va saliendo información a la luz", ha comentado Key. "Un segundo es un paso enorme de un año a otro. Normalmente esperas avanzar algo menos que eso. Si pones en pista todo el rendimiento aerodinámico que hemos encontrado, entonces sería un paso adelante razonable. El motor es un buen paso pero necesitamos ver en pista primero cómo trabaja todo junto y si somos capaces de sacar el máximo", ha continuado.

"Nosotros tenemos especificación de 2015, la cual supone un buen paso por parte de Ferrari. Otros tendrán la especificación de 2016 y no sé cuánta será la diferencia, así que mientras pensamos que nosotros podríamos dar un buen paso, podría ser el caso para el resto. Veremos cómo es el rendimiento, pero si las mejores predicciones son correctas, entonces podría ser una mejora de mucho más de un segundo", ha concluido.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad