Verstappen: "El coche se comporta bien así que podemos estar contentos"

Los de Faenza han completado más de 2.000 kms en cuatro días de pruebas

Toro Rosso termina los test de manera positiva porque ha tenido tiempo suficiente en la primera tanda de test en el Circuit de Montmeló para comprobar que el motor Ferrari ofrece fiabilidad. Muchos de los objetivos han sido cumplidos y los pilotos han hecho muchas vueltas estos días. El siguiente objetivo la semana que viene es centrarse en el rendimiento.
Por Javier García
© Sutton - Max Verstappen

El año comienza bien para la estructura de Faenza pues han completado una gran cantidad de kilómetros, concretamente más de 2000, y tanto Max Verstappen como Carlos Sainz tienen buenas sensaciones del nuevo monoplaza. Ambos pilotos completaron al término de los cuatro días de pruebas un número de vueltas muy similar; el madrileño, 2016 y el holandés, 231.

Todo este tiempo en pista les ha permitido comprobar que la unidad de potencia italiana funciona como debería y sobre todo, se adapta bien al coche italiano, que fue uno de los motivos por los que el desarrollo del coche se retrasó.

Verstappen está contento por el momento con lo que ha podido probar y sentir y sólo quiere continuar con el duro trabajo la semana que viene. "Hoy ha sido un buen día, hicimos muchas vueltas, principalmente por la mañana. Estamos entendiendo el coche y todo funcionó bien. Se comporta bien así que podemos estar contentos. Los primeros test me han dado confianza con el coche, era importante rodar lo máximo posible y lo hemos logrado. Quiero que llegue la semana que viene y continuar con el trabajo", señala el compañero de Carlos.

James Key, el director técnico del equipo, da algunas de las claves de los primeros test. "Podemos estar orgullosos del kilometraje que hemos adquirido durante estos días porque no sabíamos qué esperar, la verdad, veníamos con muchas incógnitas sobre el motor y el nuevo coche, el STR11", comenta James.

"Creo que el equipo ha sabido tirar hacia delante positivamente y hacer lo que debía estos cuatro días, han sido unos test productivos. La mayor parte de los objetivos se han cumplido y lo más importante, queríamos comprobar que el coche funciona como esperábamos que hiciera, con el nuevo motor y todos los nuevos y complicados sistemas y así es", explica Key, feliz por el trabajo del equipo y de los pilotos en la primera tanda de test.

"Carlos hizo 161 vueltas en un día, son bastantes, creo que reaccionó bien a semejante trabajo. Max hizo 110 hoy así que en general hemos tenido buenas oportunidades de probar la fiabilidad, que es crítica con sólo dos sesiones antes del inicio de la temporada. Trabajar con Ferrari ha sido sencillo y nos han apoyado", comenta, alabando tanto el trabajo de sus pilotos como de su suministrador de motores.

Queremos saber tu opinión

Publicidad