Los V8 Supercars amenazan con no acompañar más al Gran Premio de Australia de Fórmula 1

Solo renovarán su contrato si la prueba es válida para su campeonato

El Gran Premio de Australia de Fórmula 1 que abre la temporada tendrá a los V8 Supercars australianos como teloneros de lujo. Sin embargo, el famoso campeonato quiere que esta carrera sea puntuable para su campeonato o de lo contrario amenazan con no renovar el contrato que les une hasta 2018, pues poner en marcha su infraestructura no es barato y podrían sacar mayor beneficio en otro emplazamiento.
Por Andrés Méndez
© Sutton - Sebastian Vettel al principio de la carrera para el GP de Australia 2015

La competición de motor australiana por excelencia, los V8 Supercars, tiene un contrato vigente por el que corren junto a la Fórmula 1 en el fin de semana del Gran Premio de Australia hasta 2018. Sin embargo, la FOM no permite que dicha carrera de los V8 Supercars sea puntuable para el campeonato y eso hace que la categoría se plantee renovar su contrato.

"Obviamente, cumpliremos nuestro contrato, pero más allá de eso no nos veo corriendo allí a menos que sea una ronda del campeonato", ha dicho el director ejecutivo de los V8 Supercars, James Warburton, a Fairfax Media.

Por su parte, los organizadores del Gran Premio de Australia intentan mediar para solucionar el problema: "Una vez más, las complejidades contractuales se cruzan en el camino, así que no seremos capaces de lograrlo para este año, pero estamos abiertos y optimistas para el futuro", ha señalado el responsable de la carrera, Andrew Westacott.

A esto se unen las diferencias económicas existentes entre ambas partes y la presión de organizadores que quieren tener una carrera de los V8 Supercars.

"Es un gran gasto cada vez que nuestros equipos van a un circuito y podemos tener fines de semana mucho más rentables en cualquier parte, especialmente con un nuevo evento", ha concluido.

Queremos saber tu opinión

Publicidad