Los próximos meses son clave para decidir si se instalará el 'halo' en 2017

El siguiente paso es realizar pruebas de validación

La introducción del 'halo' es uno de los temas más polémicos ahora mismo. Con sus simpatizantes y sus detractores, la FIA sigue luchando para implantarlo en 2017. Durante los próximos seis meses continuarán las pruebas para ver si es ésta la solución que se implanta la próxima temporada, aunque también existen alternativas.
Por Ana Vázquez
© Sutton - Sebastian Vettel con el 'halo'

Se acaba el tiempo para que la Fórmula 1 introduzca una protección mejor para el cockpit de cara a 2017. La FIA insiste en introducir el polémico ‘halo’ en los coches del próximo año, tras probarlo en los coches de Kimi Raikkonen y Sebastian Vettel durante la segunda semana de test de pretemporada. El presidente de la Federación, Jean Todt, confirma que hay "una posibilidad real" de que haya una solución para la siguiente campaña.

"Estamos haciendo todo lo posible para incorporarlo tan pronto como sea posible. Estoy seguro de que probarlo ha desencadenado hablar de muchos temas, como la visibilidad, la extracción y algunos otros aspectos así que espero que se hagan algunas pruebas de validación en los próximos seis meses. Todos lo intentamos", ha confirmado el jefe de seguridad de la FIA, Laurent Mekies.

Las reglas básicas para 2017 tenían que estar claras antes del 1 de marzo pero Mekies ha comentado que eso quiera decir que no hay tiempo para instalar el ‘halo’ en 2017. "La fecha límite real es el tiempo de los equipos para modificar sus coches y nuestra capacidad para evaluar todos los asuntos que están conectados con eso. El diseño está muy avanzado, si queremos instalarlo en 2017, necesitamos decidirlo en los próximos meses. Nadie quiere apresurarse con estas cosas pero intentamos ir lo más rápido posible", ha añadido Mekies.

También existen alternativas. Red Bull propone una protección transparente a prueba de balas y la Federación también probó dos opciones diferentes al ‘halo’ en un aeródromo ingles. Una de ellas se llama 'AFP' o protección frontal adicional, se trata de un set de rampas o alerones diseñadas para desviar los restos que puedan golpear al piloto.

"Con este enfoque nuestro objetivo es conseguir compatibilidad con la llanta con un diseño que reduzca la reacción de carga en el chasis, que pueda ser muy ligero y que tenga poco impacto visual", ha comentado Andy Mellor, consultor técnico de la FIA.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad