Cámara Subjetiva: Premio a la serenidad

La Fórmula 1 se despide de Europa con la mejor versión de Hamilton, el único rival que todavía puede desafiar a un Alonso maduro y constante

Hay que reconocer que los pilotos de carreras son, quizá, el grupo profesional que más habla de la suerte por detrás de loteros y esoteristas. Eternamente utilizada como excusa, puede también voltear situaciones aparentemente imposibles para tal o cual corredor, cosas de la épica. No seremos nosotros quienes neguemos la magia del azar en la F1, aunque en la pista como en la vida, la causalidad tiende a doblegar a la casualidad. Por eso los pilotos entrenan varias horas diarias en lugar de confiar en inspiraciones espontáneas, y los equipos evolucionan a golpe de ensayo y error por encima de cualquier guruísmo. Pues bien, Fernando Alonso lidera el Mundial 2012 por el mismo principio. Como él mismo dice, "la balanza de la suerte siempre se iguala entre todos a final de año", así que ha logrado separar ese factor de sus preocupaciones diarias y centrarse en los que controla.
Por Cristóbal Rosaleny (@crosaleny)
© Ferrari Pitstop de Ferrari en Singapur

Ahora mismo, Alonso dispone de uno de los mejores coches de la parrilla; de hecho, en Bélgica e Italia fue sólo más lento que el McLaren gracias a las aptitudes del F2012 en curva rápida. El trabajo intenso y sordo en este monoplaza que nació torpe y desprotegido en los tests de Jerez ha dado sus frutos. El equipo está hipermotivado y el piloto, que mantiene el talento de siempre, es capaz de evaluar a la perfección cada uno de sus movimientos en la pista: cuándo hay que arriesgar y cuándo conviene conservar, cómo hay que tratar las gomas y por qué. Nada de esto es fruto de la suerte, y tampoco lo es, en opinión de Fernando, que una pieza de la barra estabilizadora mal anclada le arruinase la calificación en Monza: "Rompimos una pieza y fue nuestra culpa, la mala suerte la tuvimos en Bélgica, donde un coche casi aterriza sobre nosotros", dijo en una rueda de prensa.

Pero la mala fortuna llegó cuando llevaba 23 Grandes Premios consecutivos en la zona de los puntos y un colchón de 40 puntos en la general. En Spa perdió una parte de su ventaja, pero supo rehacerse en Monza, con una remontada del décimo al tercer puesto en carrera que nos recordó al impresionante recital que dio en Valencia. En definitiva, estamos disfrutando del Alonso más maduro y sereno.

Accidente en la primera curva del GP de Bélgica 2012

 

LA PELEA CONTINÚA EN ASIA

Pese a todo lo anterior, McLaren y sus pilotos atraviesan un período de esplendor, aunque con altibajos. El MP4-27 ha demostrado un potencial impresionante y Hamilton, a 37 puntos de Alonso en la clasificación, todavía depende de él mismo para conseguir el bicampeonato: si el británico gana las seis próximas carreras, llegaría a la última carrera en Brasil como líder del campeonato. Pero el vehemente piloto inglés cambiaría a ojos cerrados su posición con la de Alonso, aunque perdiese el plus prestacional que todavía deslumbra a veces en el McLaren.

Peor aún están las cosas para Jenson Button, que ha vuelto a hundirse en la general tras un abandono en Italia causado por la rotura de la bomba de combustible, un factor alejado de la mala suerte si lo interpretamos como el líder del Mundial. Tampoco sonríen en Red Bull, donde aún lamentan la pérdida de los difusores soplados cuando otrora recibían sensibles facilidades de la FIA, al estilo de Benetton a mediados de los 90. Sin su tesoro aerodinámico, es relativamente que hayan sufrido en circuitos 'de motor' como Spa y Monza, pero si no asistimos a una resurrección en toda regla para Singapur, Vettel y Webber deberían empezar a despertar de sus sueños mundialistas y defenderse de un Kimi Raikkonen que, a la chita callando, les ha ‘toreado’ en la clasificación.

 

RED BULL: CUANDO AFLORAN LOS PROBLEMAS

El Red Bull RB8 es… un coche normal. Se acabó la omnipotencia 'soplada' por Newey y este año han vuelto las carencias en Spa y Monza, circuitos tradicionalmente difíciles para el equipo de la bebida energética: el motor Renault no puede medirse con el Mercedes ni con el Ferrari y los Toros han ‘tapado’ su baja velocidad punta con una aerodinámica especialmente descargada que lógicamente penaliza el paso por curva. Además, Vettel ha perdido la condición de 'protegido' de la Fórmula 1, como demuestra la sanción que recibió por bloquear a Alonso en la Curva Grande de Monza. El alemán acabó fuera de carrera, pero tuvo tiempo de arrasar a su compañero Webber, que ha vuelto a perder su lustre.

 

JÓVENES: TRANSICIÓN NECESARIA

Romain Grosjean fue suspendido del GP de Italia por causar este espectacular accidente en Spa, con abandono para Hamilton, Alonso, Pérez y él mismo. Pilotos como Gilles Villeneuve o Andrea de Cesaris fueron valientes hasta la temeridad en su época, pero eran otros tiempos para la seguridad. Grosjean, campeón de la GP2, ha causado demasiados accidentes, aunque su sanción tiene más sentido como 'aviso para navegantes' que como castigo por su acción individual.

 

EL FUTURO: BRAVO HULKENBERG

Ser cuarto en Spa no es el mejor resultado para un Force India en este mítico escenario, ya que Fisichella fue segundo en 2009, pero Nico Hulkenberg hizo un carrerón en las Ardenas, siempre cerca de los líderes. En dura pugna con su compañero Paul di Resta, ambos tienen cada vez más opciones de ‘promocionar’ a Mercedes en caso de retirada de Michael Schumacher. Eso sería interesante no sólo para ellos, sino quizá también para Jaime Alguersuari, que está en negociaciones para volver a la categoría reina en 2013. 

 

LOTUS Y RAIKKONEN: MINORÍA SILENCIOSA

Lotus no gana desde que era Renault y corría Fernando Alonso, pero Kimi Raikkonen ronda a la victoria y la incorporación del Doble DRS en Japón puede darle esa última chispa que le convierta en candidato al título.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad