Williams sigue trabajando en su nuevo morro

La reducción de los días de test y el adelanto de la primera carrera ha trastocado sus planes

Pat Symonds, director técnico de Williams, ha reconocido que el cambio en el calendario de pruebas ha modificado sus planes en gran medida. Mantienen el diseño de una nueva nariz en evaluación, y no saben cuando la podrán incorporar al coche para probarla en pista, pero confía en que no sea tarde y que les permita dar un salto en rendimiento.

Por José Miguel Calavia Cacho
© Sutton - Valtteri Bottas en Barcelona con el FW38

El equipo Williams ha encarado la temporada 2016 con un objetivo muy claro, seguir manteniendo la tercera posición en el campeonato de constructores. Para ello uno de las tareas que será necesario que resuelvan con la mayor rapidez posible será ganar mucha más velocidad en el paso por curva, a partir del apoyo aerodinámico y del agarre mecánico. Este fue uno de los problemas recogidos a lo largo de la pasada temporada, y del grado de avance que consigan estarán sus opciones en el campeonato.

En esta línea, una de las evoluciones que van a implementar en su monoplaza será la incorporación de una nueva nariz en su ala delantera, que permita ganar valiosos puntos de carga aerodinámica. Es un diseño que todavía no está decidido cuándo llegará a la pista, pero que esperan que les dé un importante paso adelante, como decía su director técnico Pat Symonds.

"No estoy completamente seguro de cuando llegará. Es donde está nuestra atención y los pilotos y los datos sugieren que hemos dado un paso adelante, pero ahora es tiempo de ver lo que han hecho otros equipos"

Así mismo Symonds ha indicado que el hecho de haber reducido los test en cuatro días ha motivado un completo cambio de enfoque en los equipos, más centrados en fiabilidad al comienzo y rendimiento al final.

"Vamos a ver cosas diferentes este año, no solo que hemos reducido a ocho días los tests, sino que el último test y la carrera se ha movido hacia delante una vez que habíamos comenzado el proyecto. Cuando se construye un coche es difícil determinar cuando comienza, pero en la primera parte del verano estás detallando el diseño porque los planes están establecidos, así que mover todo un par de semanas hacia delante es duro", ha proseguido.

"Cuando tenías doce días de pruebas, ibas a través de tus recursos y en los últimos días de pruebas traías el paquete que ibas a llevar a Melbourne, pero no creo que lo veamos este año. Creo que algunas partes serán introducidas en Melbourne a algunos coches, y veremos menos cosas producidas en el último minuto", ha concluido.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad