Honda mejora el ERS pero se le resiste la fiabilidad

Eric Boullier, contento con los progresos aunque consciente de que aún queda mucho trabajo

La dupla McLaren-Honda ha dado un paso adelante durante el invierno, pues se han solventado los graves problemas con el ERS. Sin embargo, la fiabilidad está lejos de ser la mejor y en Barcelona han sufrido ya los primeros problemas. Con los pies en la tierra y consciente de que aún queda trabajo, Eric Boullier afirma que están centrados únicamente en progresar y en recuperar poco a poco su status en la parrilla para acercarse cada vez más a Mercedes y Ferrari.
Por Andrés Méndez
© Sutton - Fernando Alonso en Barcelona con el MP4-31

Eric Boullier no ha querido esconderse tras los primeros test de pretemporada y, si bien es verdad que se ha visto una mejoría clara con respecto a 2015 en el motor Honda, no oculta el monoplaza aún arrastra problemas de rendimiento general.

Tras dos buenos primeros días con casi 250 vueltas entre Jenson Button y Fernando Alonso, un fallo hidráulico y otro en el sistema de refrigeración en los días restantes solo permitieron dar nueve vueltas más a los dos pilotos de McLaren en Barcelona.

La buena noticia es que el talón de Aquiles de Honda la temporada pasada, el ERS, ha progresado como se esperaba y se han solventado sus problemas de base, aunque aún siguen teniendo mucho trabajo por delante para llegara a la altura de Ferrari o Mercedes.

"Sin duda, han solucionado el problema principal que tuvimos el año pasado. Sin embargo, seguimos sin estar al nivel de rendimiento de Mercedes y Ferrari, y aún tenemos mucho trabajo que hacer. Pero después de los problemas del año pasado, la semana consistió en asegurarnos de que podíamos rodar, ya que teníamos mucho que probar en el coche y mandarlo de vuelta a la fábrica", ha dicho Boullier a Autosport.

"Desde finales de la pasada temporada, en noviembre, hasta el comienzo de los test, lo que hemos estado haciendo ha sido trabajar en simulación. Eso significa que tiendes a desviar todo el tiempo de lo real, así que ahora la realidad está volviendo al sistema. Eso nos permite asegurar que la correlación está bien y que sabemos dónde estamos y hacia dónde estamos yendo. El segundo test será interesante, porque todo el mundo tendrá que hacer simulación de carrera y tandas de clasificación en algún momento, por lo que entonces empezaremos a perfilar cosas", ha añadido el francés.

El objetivo de McLaren es remontar poco a poco el vuelo para regresar a los puestos de honor que han forjado su historia dentro de la Fórmula 1. Así, Boullier se centra en progresar día a día pero sin dar pasos hacia atrás y no se marca objetivos, aunque sí deja claro que sería muy raro lograr victorias o podios en 2016.

"En McLaren se trabaja para ganar, así que si no ganamos, entonces estamos fallando. Esa es la teoría, así que luego hay que ponerlo todo en orden para ganar. Mientras veamos progresos en el camino adecuado y la velocidad de recuperarnos sea mucho mayor que la del resto, significará que vamos por el buen camino. Para este año no ha de haber victorias ni podios, eso sería tener demasiado en poco tiempo. Lo erróneo es marcarse expectativas equivocadas", ha concluido.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad