31
oct
2013
¿Ha influido el cambio de los Pirelli en el resultado del campeonato?

Era una de las muchas teorías que se barajaban para explicar la superioridad de Red Bull. Me refiero al regreso a mitad de temporada a las ruedas de 2012 aunque esto teóricamente no sea del todo cierto, ya que según nos "vendieron" en su día tan solo se iba a regresar a la "carcasa" de 2012, los compuestos "gomísticos" iban a seguir siendo los de 2013. Si esto se ha cumplido o no, sinceramente lo desconozco.

Con seguridad no ha sido tan solo el cambio de las gomas el motivo que ha llevado a Sebastian Vettel y Red Bull a conseguir el cuarto título de pilotos y constructores consecutivo, pero al menos Adrian Newey ha reconocido tras el Gran Premio de la India que tal cambio fue decisivo para ganar el mundial.

Lo que muchos pensaron o dijeron en su día siendo tachados de quejicas que envidian los triunfos y el dominio de Red Bull, lo que algunos calificaban de excusa barata para justificar el fracaso de su equipo o piloto favoritos e incluso lo que fue calificado de "teoría conspiratoria", ha sido admitido por el ingeniero con más títulos de la historia de la Formula 1, uno de los padres, si no el único de la "bestia", el RB9.

Según Andrew Benson, redactor jefe de F1 en BBC Sport, Newey reconoce que "la vuelta a los neumáticos de 2012 con seguridad nos ayudó". Tras las ocho primeras carreras de esta temporada, la ventaja de Vettel sobre su inmediato perseguidor en la clasificación del mundial era de 21 puntos. ¿Su perseguidor?, un tal Fernando Alonso.

Helmut Marko, allá por el 23 de marzo entrevistado tras la jornada de clasificación del gran premio de Malasia y en respuesta a la pregunta de : "Helmut, pole position otra vez hoy, al igual que en Melbourne. Pero los problemas empezaron en la carrera. ¿Tiene Red Bull más problemas con los neumáticos que Ferrari?", respondió lo siguiente : "Es la segunda carrera y hay que tener cuidado con cualquier teoría, pero por otra parte esto nos da dolor de cabeza ya que no podemos extraer todo el potencial de nuestro coche y pilotos debido a que los neumáticos no lo permiten".

A continuación el entrevistador le hace las siguientes cuestiones: "En Melbourne tuvieron una ventaja de un segundo sobre Ferrari en clasificación, pero después en carrera no pudieron beneficiarse de ello ..." , a lo que Helmut Marko respondió : "Y la razón de ello es que tenemos un mayor desgaste del neumático, pero no el agarre. No hemos conseguido encontrar la ventana ideal de trabajo de los neumáticos". El entrevistador sigue con el tema de los neumáticos, indica a Marko que a Pirelli se le encomendó la tarea de crear unas ruedas que hiciesen las carreras más interesantes y le pregunta si cree que se han pasado con ello, a lo que Marko responde que "Debemos tener cuidado de nuevo, es solo la segunda carrera, pero si, podrían haberse pasado un poco".

"Así que el mayor problema para la mayoría de los equipos es entender los neumáticos - ¿Es eso lo que estás diciendo? ¿Ese problema se desvanecerá en el transcurso de la temporada con más experiencia?" le preguntan a Helmut Marko, a lo que el austriaco responde que: "En el paddock se dice que los neumáticos de este año son un poco extremos. El hecho es que los neumáticos no solo desarrollan una extrema degradación con tan solo un par de vueltas, sino que también se deshacen en grandes trozos de goma. Al parecer hay un problema con los conceptos básicos de los neumáticos, ya que tenemos este tipo de problemas no solo con altas temperaturas sino también en condiciones frías. Tenga en cuenta que son los neumáticos quienes tienen ese problema, no nosotros.  (Ojo con esto último, el problema es de las gomas, no de su equipo según el Dr. Marko) Otros equipos tienen este tipo de problemas de diferentes formas. Lo que no puede ser es que tengas el coche con mayor carga aerodinámica y tengas que reducirla para que la duración de las ruedas sea más extensa".

La última pregunta que le hacen a Helmut Marko en dicha entrevista es la siguiente : "Has tenido una intensa conversación con Niki Lauda, ¿ Te ha hecho una oferta que no podrás rechazar por Adrian Newey?", respuesta de Marko : "No hay trato, hablamos de neumáticos"

Os recuerdo que estamos hablando del mes de Marzo, segundo gran premio de la temporada aunque no lo parezca, y en Red Bull ya no estaban para nada contentos con los Pirelli. Semanas después, justo antes del gran premio de España llegaron las famosas declaraciones de Helmut Marko pidiendo unos neumáticos que no limiten su potencial "Queremos, lo más pronto posible, un neumático que no limite nuestro potencial. Debería permitirnos exprimir lo máximo del monoplaza", comentó para la agencia de noticias DPA. Marko, descontento con los pequeños cambios prometidos por Pirelli de cara al gran premio de España, declaró que "Si utilizamos nuestro potencial total, no duramos ni siquiera una vuelta completa de clasificación. Decirle a tus pilotos que no tienen permitido conducir en algunas curvas de forma adecuada no es algo fácil y distorsiona la competición". Para rematar la faena, una fuente proveniente del mismo equipo añadía en Auto Motor und Sport: "Si tuviéramos un neumático normal, Vettel sería medio segundo más rápido que todos en cualquier circuito. Lo sabemos gracias al simulador". 

Lo que no reconoció Helmut Marko es que si había equipos que lograban exprimir todo el potencial de sus monoplazas con esos neumáticos que a él tantos dolores de cabeza le provocaban.

Alguien en su día dio con la solución de los problemas del Dr. Marko, Red Bull y Mercedes (no olvidemos que estos últimos también se quejaron y se metieron entre pecho y espalda un test "secreto" de 1000 kilómetros en Montmeló ). La solución consistía en usar la lógica de que si tu monoplaza no te permite hacer dos paradas, hagas tres, o cuatro, o las que te sean necesarias para no llegar al extremo de sufrir un reventón o un pinchazo por que el trato de tu coche con las gomas no es precisamente el optimo. O incluso por qué no,si no puedes ir tan deprisa en las curvas, ve más despacito y así conservas las gomas. Bromas aparte, si los estrategas de Mercedes o Red Bull llegan a pillar al "cachondo estratega" de turno, que por otra parte tenía la razón y la lógica de su parte, seguramente le hubiesen dicho del mal que se tenía que morir. Afortunadamente no fue así.

Un ejemplo, Vettel podría haber logrado un mejor resultado en Montmeló de haber optado su equipo por otra estrategia en cuanto a neumáticos. No digo que hubiese ganado el gran premio, pero un podio podría haber sido algo factible. De hecho en 2011 en el Gran Premio de España, Sebastian Vettel fue a cuatro paradas y las hizo en las vueltas 9, 18, 34 y 48. ¿Resultado?,  victoria. Este año Fernando Alonso ha ido a cuatro paradas, en concreto paró en las vueltas 9, 21, 36 y 49 con el mismo resultado. Como podéis apreciar las diferencias son mínimas.

El punto de inflexión vino en Silverstone. El recital de reventones y pinchazos que ofreció Pirelli al espectador fue digno de ser ofrecido en la plaza del ayuntamiento de Valencia cual "mascletá" fallera. Equipos y pilotos, estos últimos preocupados por su seguridad se quejaron. Ya no era un problema puntual de ciertos equipos en cuanto a la gestión de sus neumáticos. Pasó a ser un problema de seguridad para los pilotos y estos lo hicieron saber hasta el punto de que hubo rumores de que se negarían a correr dicho gran premio si esto no se solucionaba. Hubo intervención de la FIA e incluso una reunión extraordinaria en París.

Decir que a Pirelli los sucesos de Silverstone le pusieron en bandeja de plata el poder cambiar los neumáticos volviendo a la estructura de 2012, quizá sea para algunos menospreciar la seguridad y la vida de los que finalmente se juegan el tipo en la pista que son los pilotos. Pero creo que es de recibo decir que aquello si a alguien le vino "bien" fue a Pirelli puesto que ya tenía una razón de peso para aplacar las quejas de ciertos equipos sobre sus neumáticos pese a que Paul Hembery dijese en su día que "Red Bull no puede esperar que diseñemos un neumático a su medida". No quiero decir que Pirelli hiciese uso de lo acontecido en Silverstone como excusa, pero a partir de aquí, FIA mediante, por fin podía cambiar los neumáticos sin temer que, los que con seguridad iban a ser los más perjudicados por el cambio como fueron Lotus, Ferrari o Force India alzasen la mano para decir esta boca es mía.

¿Por qué estos equipos perjudicados no alzaron la voz y evitaron el cambio?. Mucho se ha dicho sobre si Ferrari debió protestar acusándolos de blandengues, si debió hacerlo Lotus quizá incluso más perjudicado que la Scuderia, o si debió unirse a las quejas Force India y evitar que Pirelli volviese a los neumáticos de 2012 (en teoría se requería consenso de todos los equipos). Estos tres equipos que tan buen trabajo habían hecho durante los test de pre-temporada en el objetivo de "comprender" los neumáticos, en el supuesto caso de que hubiesen conseguido mantener la estructura de las gomas de 2013 (algo amigos que hubiese estado por ver), hubiesen sido señalados con el dedo como culpables de cualquier desgracia que sucediese debido al comportamiento de los mismos montados en algunos monoplazas. Me refiero a reventones, pinchazos y las imprevisibles consecuencias que provocan estos fenómenos en un monoplaza cualquiera a más de doscientos kilómetros por hora. Así que haciendo uso de la sensatez dejaron a Pirelli hacer y deshacer.

Pensemos que tras lo sucedido en Silverstone estaba en juego algo más que ciertos equipos viesen limitado su máximo potencial, estaba en juego la seguridad de los pilotos, o al menos esa es la sensación que transmitió ver aquellos neumáticos reventar. Si se "exageró" o no el tiempo lo dirá, no entraré en ese debate porque opino que lo principal es la seguridad de los pilotos y de cualquier miembro de los equipos e incluso comisarios de pista, publico, etcétera. Quiero creer que tanto Ferrari, Lotus como Force India, dejaron a un lado sus intereses y pensaron en la seguridad y obraron con sensatez pese a saber que saldrían perjudicados.

Así que recomendaciones de "camber" y presiones de los neumáticos aparte (que incluso aparecían sobre-impresionadas en pantalla durante las diferentes sesiones del fin de semana de algún gran premio), Pirelli decidió cambiar primero los materiales para el siguiente gran premio en Alemania para regresar completamente al diseño de 2012 para el de Hungría. Hamilton venció en Hungría pilotando un Mercedes que poco antes, pese a lograr fácilmente que la pole fuese a manos de Rosberg o Hamilton, terminaba "triturando" sus gomas en las largas tandas que suponían un gran premio, no logrando sacar provecho tanto como quisieran de dichas primeras posiciones en la parrilla de salida. Aunque Newey piensa que esta victoria de Mercedes en Hungría se debió a que Vettel quedó atascado tras coches más lentos, entre ellos el de Jenson Button, el caso es que tras destaparse el famoso test de 1000 kilómetros de Mercedes y Pirelli, los de la marca de la estrella parecieron tener una notable mejoría en carrera logrando tres victorias. Sin embargo la marca de la estrella y sus pilotos parecen haberse "desvanecido" un poco y el que se ha llevado a casa seis trofeos seguidos de ganador de un gran premio tras Hungaroring es Sebastian Vettel con un dominio tal que en algunas sesiones de gran premio metía con tal facilidad un segundo a su inmediato perseguidor que parecía tener un "botón mágico" en su volante que le permitiese tal cosa.

Newey ha reconocido que debido a la mayor duración de los neumáticos durante la segunda mitad de la temporada les permitió exprimir mejor el RB9 y sacarle un rendimiento extra. Por lo tanto deduzco que de no haber sucedido tal cambio lo hubiesen tenido algo más difícil, ojo que no imposible. Porque ¿alguien duda de que Red Bull hubiese logrado adaptarse a las gomas inicialmente diseñadas por Pirelli para 2013?. Según Newey, el gran estado de forma que parecía tener Ferrari al inicio de temporada junto con el dominio de Mercedes en la clasificación con ocho poles en nueve carreras animó a Red Bull a esforzarse en el desarrollo de su coche. Incluso afirma que redujeron parte del esfuerzo que estaban poniendo ya pensando en el monoplaza de 2014 cuyos cambios respecto a 2013 todos conocemos.

Sea esto último cierto o una cortina de humo, lo que cuenta es que ya no es un "gurú" cualquiera de la Formula 1,  ni un "ingeniero de sofá" o un periodista del motor más o menos especializado de esos a los que algunos les tienen cierta "ojeriza" el que dice que el cambio de neumáticos ha beneficiado a Red Bull en su camino hacia el título. Es el propio "padre de la criatura" el que lo afirma, llegando a decir que "Nuestro coche obtiene el beneficio en las curvas de alta velocidad y los neumáticos de 2013 eran mucho más sensibles a esta carga. Era mucho más fácil dañar estos compuestos si poníamos demasiada carga aerodinámica sobre ellos, así que no podíamos beneficiarnos de nuestra ventaja en dichas curvas con las gomas de 2013". 

¿Los perjudicados?, Lotus, Force India y claramente Ferrari. Fernando Alonso pese a reconocer que "El cambio de Pirelli es algo añadido. Está claro que hay algunos equipos que perdieron un poco de rendimiento, y otros equipos ganaron algo, como es el caso de Sauber" y que "Ellos (refiriéndose a Pirelli) tenían que hacer esos cambios debido a las explosiones de los neumáticos. Así que no fue una decisión que se tomara para ayudar a mejorar a un equipo o a otro. Se trató de un cambio para continuar compitiendo en el Mundial, por lo que no había nada que pudiéramos hacer".

También afirmó que Ferrari perdió competitividad con el cambio hacia unos neumáticos más duraderos introducidos en julio y que pese a ganar dos de las cinco primeras carreras y ser competitivos en el resto, el punto de inflexión para la Scuderia fue ese cambio, para finalmente reconocer que "Creo que el problema fue nuestro desarrollo. No nos adaptamos al neumático, o simplemente no dimos los pasos que habíamos planeado". Esto último no deja de ser francamente cierto porque incluso Lotus uno de los supuestamente perjudicados (recordemos el mimo con que trataba las gomas al inicio de temporada) está mostrando a mi parecer un mejor estado de forma y adaptación a los Pirelli de segunda mitad de temporada que los de Maranello. Tanto es así, que al menos uno de los dos pilotos de Lotus, sea Raikkonen o Grosjean ha logrado subir al podio en las últimas cuatro carreras disputadas, incluso una vez lo hicieron ambos, fue en Corea. Incluso Hamilton con su Mercedes no sube al podio desde Bélgica donde fue tercero, y su compañero Rosberg que fue segundo en la India, no lograba subir al cajón desde su victoria en Silverstone. Alonso que había logrado durante tres premios consecutivos pegarse al alerón trasero de Vettel logrando tres segundos puestos consecutivos en el podio, se ha desvanecido como un azucarillo en los últimos tres grandes premios no subiendo al podio en ninguno de ellos.

¿Ha influido Pirelli en el devenir del campeonato?, es obvio que sí. No lo digo yo, lo ha dicho Adrian Newey. Opino pese a que estas declaraciones del director técnico de Red Bull acallarán muchas voces que tildaban de "excusa de mal perdedor" el tema de los neumáticos. El cambio a la estructura de 2012 de los mismos fuera por las causas que fueran no ha sido el único motivo de que Red Bull haya logrado su cuarto campeonato consecutivo. Sin duda el buen hacer en los últimos años del equipo austriaco sigue dando sus frutos. 

¿En qué porcentaje ha influido?, no lo sé. Eso lo dejo "al gusto del consumidor". Teorías conspiratorias aparte, está claro que de no haber sucedido tal vuelta a las gomas de 2012, Red Bull lo hubiese tenido algo más complicado. Seguramente hubiese tenido que invertir unos recursos y tiempo preciosos (tanto ellos como Mercedes) en adaptarse a unas ruedas para las que su coche no estaba diseñado mientras hubiesen visto como otros equipos como Lotus, Force India o Ferrari que si habían concentrado sus esfuerzos invernales en comprender los neumáticos, se lo ponían difícil de camino al título.

No albergo duda alguna de que Red Bull hubiese logrado llegar al final del mundial con posibilidades de conseguir alguno de los dos títulos sino ambos, pero lo que nunca sabré ni podré adivinar es si equipos como Ferrari o Lotus hubiesen logrado tal ventaja en los inicios del mundial 2013 como para mantener a raya a los de la bebida energética hasta el final, evitando el cuarto título de los de Milton Keynes.

Confiando en que de suceder esto, Lotus o Ferrari hubiesen hecho su trabajo y mantenido una línea de desarrollo constante y de resultados positivos durante el transcurso del campeonato, (lo cual es mucho suponer), quizá hoy estaríamos hablando de un segundo título de Kimi Raikkonen o un tercero de Fernando Alonso, o quizá mejor, el titulo estaría por decidir entre estos dos y Sebastian Vettel evitando así el bostezo y la cabezadita no planificada durante el transcurso de los últimos grandes premios a sabiendas de que hay un piloto subido en la creación de un genio que circula con la ventaja de medio segundo sobre los demás, los cuales solo pueden conformarse con las "migas" de ser el primero de los perdedores, es decir, segundo.

Saludos. Javi C.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad