Button reconoce que su pasado le ayudó a afrontar mejor 2015

El británico señala que habrá grandes cambios en McLaren-Honda para 2016

Jenson Button cree que las luchas que han perdurado en la Fórmula 1 en el pasado le proporcionan la fuerza para hacer frente a los problemas de McLaren en la actualidad. El equipo en el que está ahora ha sufrido a lo largo de la temporada 2015, tras el regreso del fabricante japonés Honda al Gran Circo, como motorista. No obstante, el de Frome espera grandes cambios positivos pronto.
Por Samuel Gómez
© McLaren - Jenson Button

Una letanía de problemas de fiabilidad, combinada con la falta de potencia, ofreció como resultado que McLaren terminara en un mísero noveno lugar en el Campeonato del Mundo de Constructores, uno de los puestos más bajos en la historia del equipo.

Jenson Button vivió algo similar en su temporada 2001 con Benetton, cuando solo pudo anotar dos puntos, junto con las campañas 2007 y 2008, precisamente con Honda, cuando logró seis y tres puntos respectivamente. "La gente llega a la Fórmula 1 en diferentes momentos de su carrera y con equipos que son competitivos o no competitivos. Yo llegué en uno de los menos competitivos. La primera vez que se gana una carrera significa mucho, porque sabes que has trabajado muy duro para llegar hasta allí, que has pasado por el dolor y por la lucha. Es muy especial cuando se gana, dado que nunca he visto llorar a tantos hombres como cuando por primera vez gané en Hungría 2006 con Honda. Todo el equipo. Así que ir a través de la lucha, es difícil. A ninguno de nosotros le gusta, pero es necesario, a veces, para salir por el otro lado, aprendiendo de ello, sobre lo que realmente eres como piloto, además de también como ser humano", explica Button.

"Todo eso ha hecho una gran diferencia en mi carrera, haciéndome una persona mucho más fuerte", señala. Button reconoce que los años con Honda, 2003-08, inicialmente como proveedor de motores a BAR antes de convertirse en un equipo oficial, también fueron difíciles para la compañía japonesa. Pero de nuevo el piloto de 35 años de edad, siente que Honda saldrá reforzada de un año difícil.

"Hace que todos nosotros nos demos cuenta de que no es un deporte fácil. Es tan competitivo. Estás en el punto de mira todo el tiempo. No se puede escapar de este deporte. De tener un problema, todo el mundo lo sabe y quiere hablar de ello y quiere menospreciarte. Es muy duro. Con una cultura como la japonesa, es muy difícil para ellos. A veces puede ser un gran deshonor no triunfar. Ha sido una temporada muy difícil, pero son positivos, trabajando a toda máquina, y van a hacer grandes cambios en el próximo año, como los haremos en el equipo, el la mecánica y la aerodinámica del coche. Tenemos que mejorar en todos los apartados y eso es exactamente lo que vamos a hacer", concluye.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad