Concept car

Porsche Mission E: 600 caballos, 500 kilómetros y cero emisiones

En Stuttgart tenían una 'misión': desarrollar un antídoto eficaz contra el Tesla Model S y parece que lo han conseguido. Este espectacular deportivo eléctrico de cuatro puertas y cuatro plazas promete gran potencia, autonomía y tiempos de carga ridículos.
Por Jose Carlos Luque
Porsche Mission E

Porsche Mission E
  • Porsche Mission E
  • Porsche Mission E
  • Porsche Mission E
  • Porsche Mission E
  • Porsche Mission E
  • Porsche Mission E
  • Porsche Mission E
  • Porsche Mission E
  • Porsche Mission E

El primer deportivo eléctrico de cuatro plazas de Porsche es todavía un prototipo pero luce así de espectacular en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2015. Su diseño impresiona, sí, pero su tecnología mucho más y es que este Porsche Mission E es pionero en la marca por diversos motivos aunque quizá el más importante sea su tecnología de 800 voltios porque le permite ofrecer mayor potencia y autonomía con unos tiempos de recarga realmente cortos.

Gracias al sistema 'Porsche Turbo Charging', el Mission E se recarga en estas tomas de corriente súper rápidas logrando un 80% de su capacidad en menos de 15 minutos. Por supuesto, también se puede conectar en todas las de 400 voltios –recarga rápida convencional–, en las domésticas o incluso en las plataformas de inducción. Las baterías están ubicadas en el suelo del coche para garantizar un centro de gravedad bajo y alimentan a un grupo propulsor compuesto por dos motores sincrónicos similares a los del 919 Hybrid de Le Mans. Lo más destacado de este sistema además de la potencia y la capacidad de aceleración es que permite recuperar mucha energía en fases de frenado y retención.

Además, la carrocería y el bastidor de este supercar eléctrico están realizados de aluminio, acero, plástico reforzado y fibra de carbono. Hasta las llantas, de 21 y 22 pulgadas en los ejes delantero y posterior respectivamente, son de este material, tan ligero y resistente como costoso. Así se explica que el Porsche Mission E acelere de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos y de 0 a 200 km/h en 12 segundos.


Además, no hablamos de un deportivo rápido únicamente en línea recta. Dotado con la última tecnología de Porsche, este conjunto eléctrico cuenta con tracción total controlada por el sistema Porsche Torque Vectoring, capaz de distribuir el par motor entre las ruedas del mismo eje para lograr la mejor motricidad en curva posible. Además, el bastidor dispone de la dirección activa a las cuatro ruedas estrenado recientemente por el Porsche 911.

Las pruebas realizadas en circuito con este modelo le permiten a Porsche anunciar un tiempo aproximado de 8 minutos en Nürburgring.

En materia de equipamiento, este prototipo también es realmente relevante, pues cuenta con una inédita instrumentación con manejo por gestos y miradas. El cuadro de mandos indica cinco instrumentos redondos representados con tecnología OLED, es decir, mediante diodos de luz. Estos instrumentos están asignados a las funciones Connected Car, Performance, Drive, Energie y Sport Chrono, de modo que el conductor puede elegir la información que quiere que se le muestre simplemente dirigiendo la mirada hacia estos iconos. Una videocámara que recoge los movimientos de los ojos, se encarga de que podamos realizar esta operación y también es capaz de orientar el cuadro de mandos de forma distinta en función del ajuste del asiento, para que su visibilidad sea siempre la correcta.

Además, la pantalla central también cuenta con tecnología 3D y control gestual, de modo que tanto el pasajero como el conductor pueden realizar cualquier operación en el sistema multimedia dirigiendo su mano hacia ella, sin tocarla. Por último, un tablet portátil, dotado con la aplicación Porsche Car Connect permite manejar los servicios Over The Air y Remote, permitiendo abrir o cerrar las puertas, conectar la climatización y otras funciones a control remoto.


comment-wrapper.tpl.php

Publicidad