Red Bull Red Bull Racing

Red Bull
RB11   Milton Keynes Gran Bretaña Gran Bretaña
Renault Energy F1 2014   Gran Premio de Australia 2005

Probadores

Staff

Dietrich Mateschitz
Christian Horner
Geoffrey Willis
Peter Prodromou
Rob Marshall
Rob White

Palmarés

220
4
2865
50
57
44

Trayectoria de los últimos campeonatos

Año Chasis Motor Neumáticos Pos. Vic. Poles V.R. Ptos GPs
2014 RB10 Renault Energy F1 2014 Pirelli 2 3 - 3 405 19
2013 RB9 Renault RS28 V8 Pirelli 1 13 11 12 596 19
2012 RB8 Renault RS28 V8 Pirelli 1 7 8 7 460 20
2011 RB7 Renault RS28 V8 Pirelli 1 12 18 10 650 19
2010 RB6 Renault RS28 V8 Bridgestone 1 9 15 6 498 19
2009 RB5 Renault RS27 V8 Bridgestone 2 6 5 6 153.5 17
2008 RB4 Renault RS27 V8 Bridgestone 7 - - - 29 18
2007 RB3 Renault RS27 V8 Bridgestone 5 - - - 24 17
2006 RB2 Ferrari 056 V8 Michelin 7 - - - 16 18
2005 RB1 Cosworth TJ2005 V10 Michelin 7 - - - 34 19

Últimas noticias de Red Bull

Horner: "Ricciardo superó todas nuestras expectativas"
Newey dividirá su tiempo entre la F1 y el Red Bull Advanced Technologies

Horner: "Ricciardo superó todas nuestras expectativas"

Daniel Ricciardo ha sido la sensación de la temporada, así lo destaca Christian Horner en su particular balance de 2014. Otro de los nombres ...
Horner aplaude la asociación de Renault e Ilmor
El gurú suizo, Mario Illien, ya trabaja en los nuevos propulsores de 2015

Horner aplaude la asociación de Renault e Ilmor

Renault pretende acabar con el dominio aplastante de Mercedes en la Fórmula 1 para la próxima temporada. Por ello, la marca francesa ya trabaja ...
La policía recupera 20 de los trofeos de Red Bull
Al encontrarse en un lago, algunos de ellos están dañados

La policía recupera 20 de los trofeos de Red Bull

Los ladrones de los cerca de 60 trofeos de Red Bull se están saliendo con la suya, porque después del robo de la semana pasada, la policía solo ha ...
Todas las noticias de Red Bull

Biografía

2014

Red Bull no comenzó el curso 2014 de la mejor manera posible. El equipo austríaco sufrió lo indecible en los test de pretemporada, asolado por todo tipo de problemas mecánicos que impidieron a los de Milton Keynes llegar con los deberes hechos al Gran Premio inaugural, en Australia.

Aquejados por una alarmante falta de potencia en el motor V6 de Renault respecto a las poderosas mecánicas Mercedes, en Red Bull entendieron rápidamente que sus opciones de salvar el año dependerían exclusivamente del buen hacer del chasis del RB10. Los de Christian Horner aterrizaban en Melboune sumidos en un mar de dudas acerca del verdadero potencial del coche y con la sensación de que sólo acabar la carrera ya sería todo un logro.

Sin embargo, como nadie habría podido imaginar, Daniel Ricciardo alcanzaba la segunda plaza en la clasificación del sábado únicamente por detrás del todopoderoso Mercedes de Lewis Hamilton. El domingo, el australiano acababa la carrera en una sensacional segunda posición aunque sería descalificado posteriormente por la FIA al detectar irregularidades en la medición del flujo de combustible de su RB10. Por su parte, Sebastian Vettel tuvo que retirarse en los primeros compases de la carrera por un fallo mecánico relacionado, de nuevo, con la entrega de potencia del motor Renault, demostrando así que el principal problema de Red Bull este año residía en el V6 Turbo de la compañía francesa.

En Malasia, Sebastian subió al tercer escalón del podio y aunque Daniel tuvo que retirarse, en Red Bull empezaron a ver luz al final del túnel. A partir de ese momento, el de Perth tomaría las riendas del equipo de las bebidas energéticas enlazando una serie de podios consecutivos en España y Mónaco y una sensacional victoria en Canadá.

Con un coche del que Vettel se estuvo quejando prácticamente todo el año porque, según comentaba, no se adaptaba a su estilo de pilotaje, el tetracampeón alemán no pareció en ningún momento de la temporada estar a la altura de su joven compañero de equipo. Ricciardo alcanzó dos victorias más en Hungría y Bélgica y terminó la temporada en una magnífica tercera posición final aupando con sus 238 puntos a Red Bull al subcampeonato en el

Mundial de Constructores y salvando un año que para la escudería de Milton Keynes, en febrero, no pintaba demasiado bien. Era la primera vez, tras cuatro años de gloria, que ellos no eran los mejores fabricantes y de eso se dieron cuenta ya en Rusia, cuando Mercedes se hizo con el título que antaño había sido suyo.

A pesar del segundo puesto esta temporada no todo fueron alegrías al acabar el año, ya que a la semana siguiente de la cita en Abu Dhabi, se produjo un robo de más de 60 trofeos (la mayoría répelicas) en la sede del equipo, en Milton Keynes, que ha hecho reforzar este lugar y hacerlo más inaccesible de cara al futuro para evitar sucesos como éstos.

2013

Tras coronarse tricampeones mundiales en 2012 con menos holgura que el año anterior pero con la misma efectividad, el equipo Red Bull comenzó la temporada con la vitola de favorito. Sin embargo, los nuevos neumáticos Pirelli no se adaptaron al RB9 de la misma forma que sí lo hicieron en su homónimo del año anterior.

Las gomas italianas se adaptaron mejor al Lotus y al Ferrari y, pese a su doblete en Malasia empañado por el famoso 'Multi 21', las sensaciones en el conjunto austríaco no eran las mejores para defender el título. Pese a todo, la regularidad de Sebastian Vettel y los errores de sus rivales, posibilitaron que el equipo dirigido por Christian Horner recuperase el terreno perdido con sus rivales directos antes de las vacaciones.

Con el cambio de neumáticos que llevó a cabo Pirelli tras los problemas de seguridad vistos en carreras anteriores, con Silverstone como máximo exponente, Mercedes y Ferrari vieron mermado su ritmo mientras que Red Bull maximizó el potencial de su monoplaza hasta el punto de que Sebastian Vettel se llevase todas y cada una de las victorias en la segunda parte del campeonato.

El alemán batió el récord de victorias consecutivas, que hasta este año ostentaba Alberto Ascari con siete, y lo dejó - a la espera de como comience 2014- en nueve. Además, Vettel también igualó el récord de victorias en una misma temporada que ostentaba Michael Schumacher, con 13.

En una temporada en la que Mark Webber ya pensaba más en su nueva aventura en el Mundial de Resistencia con Porsche, el australiano no pudo despedirse con victoria de su trayectoria en la Fórmula 1 y sólo en el último tercio del campeonato estuvo a la altura de su compañero de equipo, del que quedó a nada más y nada menos que 198 puntos.

Así con todo, Red Bull y Sebastian Vettel se coronaron tetracampeones en una carrera perfecta en la India y los austríacos concluyeron la temporada con 13 victorias, 11 poles, 12 vueltas rápidas y 596 puntos en el Campeonato de Constructores.

2012
Flamantes campeones en las dos anteriores temporadas y tras completar un año que rozó la perfección en 2011, la escudería Red Bull pareció no encontrar el camino del éxito en las primeras carreras del Mundial. Con una normativa que apenas tuvo modificaciones pero con la prohibición del difusor soplado, los austríacos sufrieron en los primeros compases de 2012 y se vieron superados por McLaren en las tres primeras carreras.

Año nuevo y el equilibrio entre sus pilotos, Sebastian Vettel y Mark Webber, parecía más parejo que en temporadas anteriores. Desde el arranque del Mundial y hasta el parón veraniego, el australiano y el alemán no distaban muy lejos el uno del otro en la Clasificación de Pilotos, incluso llegaron igualados a 73 puntos a Mónaco. No obstante, la actuación y las dos victorias del ‘aussie’ en la primera mitad del año no pudieron con el ritmo que marcó el germano en la segunda parte de la campaña, cosiguiendo cuatro victorias consecutivas y logrando el tricampeonato en Brasil.

Más allá del resultado de sus pilotos, el año de Red Bull no fue tan imponente como en 2011 y encontraron, a su pesar, una auténtica pesadilla que podía poner en peligro su objetivo de revalidar el Título de pilotos y el de constructores: los alternadores. Hasta en tres ocasiones, los alternadores de Magneti Marelli que monta el motor Renault hicieron que el RB8 no pudiera cruzar la línea de meta, avivando las preocupaciones en Milton Keynes sobre la fiabilidad de tales elementos. Incluso el propio Vettel instó a su escudería a replantearse la continuidad con la marca italiana si volvían a repetirse contratiempos similares.

A pesar de la estabilidad de la normativa entre 2011 y 2012, la mente ingeniosa de Adrian Newey volvió a fijarse en el reglamento para sacar provecho de posibles lagunas que pudieran convertir en beneficiosas. La flexibilidad del alerón delantero en Abu Dhabi, la suspensión trasera y unos orificios en el suelo del RB8 en Valencia entre otros fueron algunas de las evoluciones de Red Bull, siempre cuestionadas, puestas en entredicho e incluso declaradas ilegales como el suelo del monoplaza.

La prohibición de los difusores soplados, y la igualdad entre las escuderías provocó un inicio de temporada particularmente especial para los austríacos. No obstante, se recuperaron y finalizaron el año con siete victorias, ocho Pole Positions, 14 podios y 460 puntos en su casillero de la Clasificación de Constructores.

2011
Red Bull arrancó 2011 tal y como terminó 2010, es decir, como principal referencia de la parrilla. El impecable estado forma del equipo que capitanea Dietrich Mateschitz fue evidente desde los primeros tests de pretemporada, en los que el RB7 arrasó en todos los campos. 

Asumida la prohibición de los dobles difusores, Adrian Newey llevó al extremo el concepto del difusor soplado, invención nacida en 2010 y que en en el RB7 alcanzó la cúspide de su desarrollo. Consecuencia de ello o no, los monoplazas de Sebastian Vettel y Mark Webber evidenciaron una estabilidad y rapidez fuera de todo parangón en la categoría reina. Y como prueba de su utilidad, los problemas a que debieron hacer frente los dos pilotos en la única carrera en que este sistema fue deliberadamente prohibido por la FIA, el GP de Inglaterra, que se llevó Fernando Alonso.

La temporada de Red Bull rozó la perfección. El equipo austríaco cerró la campaña con 12 victorias, 18 poles (nuevo récord en la Fórmula 1 y a una sola del pleno), 10 vueltas rápidas, 27 presencias en el podio y un total de 798 vueltas al frente del pelotón, equivalentes a 4.065 km, casi la mitad de los 11.010 que completaron los coches de Webber y Vettel en toda la campaña.

Por descontado, tan abrumadoras cifras dieron a la escudería de la bebida energética su segundo título de constructores y pilotos consecutivo, ambos logrados con suficiente antelación para poder preparar el asalto a 2012...

 

 

 2010 
Red Bull Racing comenzaba la temporada tras el gran final en la campaña anterior y las pruebas de invierno como el equipo a batir en el 2010 y así fue, consiguieron las siete primeras poles de la temporada de forma contundente y se demostró que a una única vuelta no tenían rival consiguiendo 15 de las 19 poles posibles.

El talón de Aquiles del equipo fue su fiabilidad, ya que de no ser por este primer título, el equipo habría quedado sentenciado mediada la temporada en lugar de en la penúltima prueba. El de pilotos debería de haber sido un monólogo entre sus pilotos, sin embargo, al igual que en la temporada anterior el coche resultó muy frágil y eso hizo que el equipo sólo consiguiera nueve victorias. A pesar de sus quince poles, al igual que durante toda la temporada, fue puesta en duda la legalidad del coche, en especial en el último tercio de la temporada cuando la FIA endureció las pruebas de flexibilidad de las piezas del coche y el Red Bull sufrió un repentino bajón de rendimiento.

Otro de los problemas que sufrió el equipo fue su guerra interna por el liderazgo, ya que gran parte del equipo públicamente se mostró a favor de Vettel siendo Webber el que lideraba la clasificación. Esto conllevó unas declaraciones y acciones llenas de controversia por parte de los pilotos y del equipo, a pesar de reiterar en numerosas ocasiones la equidad entre ambos. Al final, en la ultima carrera se alzó con el titulo uno de sus pilotos, Sebastian Vettel que consiguió así el primer Mundial. 

2009 
Este año, la taurina por fin surgió efecto. Más que eso, revolucionó no sólo los motores, sino las carreras. El ingrediente mencionado, el 'secreto' de las bebidas que llevan el nombre de la Escudería, hizo que del séptimo puesto en 2008 se pasase a subcampeón.

Otro dato más del salto de rendimiento: de 29 puntos en 2008 a los 153'5, incluídos dos dobletes finales. De vértigo. El equipo fue, junto con Brawn, el más asiduo a los podios; consiguió ganar en seis circuitos. Sin duda, un grandísimo año para el equipo hermano de Toro Rosso. Además, su dúo de pilotos poco mejor pudo ser. Vettel se quedó subcampeón en una lucha reñida con Button, que le ganó la partida en Brasil. Pero el alemán fue el encargado de firmar la última bandera a cuadros del año.

Los Red Bull no olvidarán esta temporada, en especial Gran Bretaña. Fue un gran doblete del equipo que, además, puso el 'nosotros os retamos' a los imbatibles Brawn. Pero como los dobletes hacen referencia a dos, pues en la carrera siguiente, el equipo consiguió otro, aunque con la posición de los pilotos cambiados.

2006 
La temporada se resintió por una deficiente prestación del modelo RB2. Ni Coulthard ni Klien pudieron concretar las bondades que supuestamente ofrecía el motor Ferrari que montaba el equipo austríaco. Un podio de Coulthard en Mónaco fue su mejor resultado.

2005 
Una temporada en la que los coches ex-Jaguar dieron un juego excepcional si se tiene en cuenta la proveniencia y que muchos de los técnicos eran aún los mismos que con la anterior gestión Jaguar no consiguieron levantar cabeza. David Coulthard demostró que aún tiene cuerda para rato en esto de la F1 y sorprendió en algunos Grandes Premios estando con soltura entre los puestos de cabeza.

Klien tuvo que dirimirse su volante con Vitantonio Liuzzi a lo largo de la temporada pero finalmente fue, de los dos, quien más pilotó y demostró su experiencia en la categoría.

Liuzzi pecó de inconstante y de caer en demasía en el exceso y el error. El italiano mostró grandes capacidades en velocidad pura pero una tendencia a no concretar que decantó la balanza de los favores del equipo por Klien.

Red Bull finalizó 7º en el campeonato con 34 puntos lo que es muy destacable si se tiene en cuenta lo poco rodada de la estructura y sus lastres anteriores.

2004 
Esta fue la última temporada de Jaguar en la F1. Christian Klien (15), Mark Webber (14) como pilotos titulares y  Bjorn Wirdheim (37) desempeñó el papel de piloto reserva y de los entrenamientos del viernes. Al final, el equipo sólo pudo marcar 10 y con ello acabó siendo adquirido por Dieter Mateschitz al final de la campaña.

2003 
Jaguar sumó la mayor cantidad de puntos de su historia, aunque 17 de ellos fueron sumados por el mismo piloto, la estrella del equipo, y posiblemente del deporte en algunos años, Mark Webber. El australiano ha sido sumamente constante y fuerte en momentos donde no se le esperaba y ha llevado a Jaguar a lo que podía esperar. Sin embargo, Antonio Pizzonia fue despedido del conjunto de Milton Keynes de cara al Gran Premio de Alemania por sus pésimo resultados y fue reemplazado por Justin Wilson que, en la pre-clasificación del evento alemán, logró el séptimo mejor tiempo por delante de ambas Ferrari. Sin embargo, sólo logró un punto en el lluvioso Gran Premio de los Estados Unidos.

2002 
Se sigue la tónica marcada por el equipo del "felino" desde que tomó en la iniciativa de la F1. Proyectos aerodinámicos equivocados y contínuos cambios y modificaciones del modelo base para la temporada, unido a una gestión más que dudosa de los recursos y a una sucesión de personas al frente de cargos dirigentes, consiguieron que el equipo fracasase una temporada más. Al final de la temporada, tanto los pilotos como el director deportivo fueron despedidos. Una lástima para un motor que tenía un buen rendimiento.
 
BIO
El industrial de las bebidas energéticas, Dietrich Mateschitz, durante años socio y patrocinador de Sauber, ha dado el paso definitivo comprando el equipo Jaguar Racing. Para esta nueva aventura, Mateschitz ha confiado en la experiencia de David Coulthard como primer piloto y el talento de dos jóvenes como Christian Klien y Vitantonio Liuzzi.

Para el aspecto técnico Dietrich ha confiado en el experimentado Christian Horner que proviene del exitoso equipo campeón de la F3000, Arden. Los cambios, lejos de ser radicales, han conservado miembros importantes del desaparecido equipo Jaguar, como Günther Steiner, Ian Pocock, etc. El monoplaza que pondrán en servicio es una actualización del último modelo Jaguar que se ha adaptado a las nuevas reglas en vigor en 2005.

El propulsor del RB1, que así se llama el primer coche de Red Bull, seguió siendo un Cosworth actualizado en cuanto a los requerimientos de duración exigidos por la FIA para esta época.

Como otros tantos equipos, Jaguar también nace a partir de la estructura un equipo anterior. Un equipo que llevaba el nombre de una de las leyendas de la Fórmula 1: Jackie Stewart. El triple campeón del mundo ya llevaba varios años en competición a través del equipo que figuraba con el nombre de su hijo Paul, PSR (Paul Stewart Racing); este equipo ha servido sin duda alguna de base hacia el equipo de Formula 1.

La PSR tuvo grandes momentos tanto en F-3000 como en F-3 (de hecho, hoy en día sigue compitiendo en la F-3 inglesa), por él han pasado pilotos muy rápidos que unas veces sí y otras no, han alcanzado cotas de competitividad muy apreciables. El equipo de Formula 1 empieza a tener forma en el momento crucial en que Ford decide apoyar al viejo y bien relacionado Jackie durante 5 años y de forma exclusiva con sus V10, es a partir de ahí cuando Jackie Stewart ve de forma clara su entrada en la categoría sin problemas iniciales graves.

Fichó a pilotos de gran valía demostrada o por demostrar en su primera temporada. Así se establece que pueden llegar, si la fragilidad de los Ford se elimina y si los chasis de Alan Jenkins se mantienen en su magnífico grip mecánico, a unirse al grupo de los equipos que optan a las victorias. 

Palmarés:

2011: 1º en el Campeonato Mundial de F1 FIA. Pilotos: Sebastian Vettel, Mark Webber. Puntos: 650

2010: 1º en el Campeonato Mundial de F1 FIA. Pilotos: Sebastian Vettel, Mark Webber. Puntos: 498

2009: 2º en el Campeonato Mundial de F1 FIA. Pilotos: Sebastian Vettel, Mark Webber. Puntos: 153,5
2008: 7º en el Campeonato Mundial de F1 FIA. Pilotos: David Coulthard, Mark Webber. Puntos: 29
2007: 5º en el Campeonato Mundial de F1 FIA. Pilotos: David Coulthard, Mark Webber. Puntos: 24
2006: 7º en el Campeonato Mundial de F1 FIA. Pilotos: David Coulthard, Christian Klien, Robert Doornbos.  Puntos: 16
2005: 7º en el Campeonato Mundial de F1 FIA. Pilotos: David Coulthard, Christian Klien, Vitantonio Liuzzi.  Puntos: 34

Como Jaguar:
2004: 7° en el Campeonato de Constructores con 10 puntos. Pilotos: Mark Webber, Christian Klien.
2003: 7° en el Campeonato de Constructores con 18 puntos. Pilotos: Mark Webber, Antonio Pizzonia y Justin Wilson.
2002: 7º en el Campeonato de Constructores con 8 puntos. Modelo Jaguar R3. Pilotos: E. Irvine y P. de la Rosa.
2001: 8º en el Campeonato de Constructores con 10 puntos. Pilotos: E. Irvine y P. de la Rosa.
2000: 9º en el Campeonato de Constructores con 04 puntos. Pilotos: E. Irvine y J. Herbert.