Sebastian Vettel

Red Bull

Sebastian Vettel
1
Alemania Alemania
Heppenheim
03-07-1987
64 kg
174 cm
2007
BMW Sauber
1
Web oficial  

Trayectoria en F1

Año Dorsal Equipo Motor Neumáticos Chasis Pos. Vic. Poles V.R. Ptos. GPs
2013 1 Red Bull Renault PIrelli RB9 1 13 9 7 397 19
2012 1 Red Bull Renault Pirelli RB8 1 5 6 6 281 20
2011 1 Red Bull Renault Pirelli RB7 1 11 15 3 392 19
2010 5 Red Bull Renault Bridgestone RB6 1 5 10 3 256 19
2009 15 Red Bull Renault Bridgestone RB5 2 4 4 3 84 17
2008 15 Toro Rosso Ferrari Bridgestone STR3 8 1 1 - 35 18
2007 19 Toro Rosso Ferrari Bridgestone STR2 14 - - - 5 7
2007 10 BMW Sauber BMW Bridgestone F1.07 - - - - 1 1
1 2 3 4 5 6 4 39 45 22 1451 120

Totales

120
4
39
22
1451
45

Últimas noticias de Sebastian Vettel

Rosberg enseña los dientes y Hamilton esconde sus cartas en los Libres 3 de Abu Dhabi
El piloto alemán mostró algo más de su potencial en las últimas pruebas y el británico guardó décimas

Rosberg enseña los dientes y Hamilton esconde sus cartas en los Libres 3 de Abu Dhabi

La lucha psicológica entre los dos pilotos de Mercedes no cesa. En esta ocasión, Nico Rosberg se llevó la batalla de los Libres 3 tras sacar algo ...
Entrenamientos GP de Abu Dhabi F1 2014 - equipo Red Bull
Vettel señala que los Mercedes están lejos en Abu Dhabi

Entrenamientos GP de Abu Dhabi F1 2014 - equipo Red Bull

Buenas sensaciones las percibidas hoy, sobre el asfalto del circuito de Yas Marina, a bordo de los dos bólidos de la escudería Red Bull Racing. ...
La semana que vivimos "peligrosamente": Del caciquismo a la tiranía o viceversa

La semana que vivimos "peligrosamente": Del caciquismo a la tiranía o viceversa

El espectáculo llega a su fin, aunque dicho en inglés, The show comes to end, queda más musical, dada la ausencia de ruido de motores durante toda ...
Todas las noticias de Sebastian Vettel

Biografía breve

2013 (Red Bull; campeón, 397 puntos)

Sebastian Vettel portó por tercer año consecutivo el número uno en el morro de su RB9 y, una vez más, todas las miradas estaban puestas en él y en su equipo, Red Bull. La temporada no pudo comenzar de mejor forma consiguiendo la Pole en Melbourne pero, la extraña falta de ritmo del monoplaza austríaco a consecuencia de unos Pirelli que no se adaptaron del todo al monoplaza, le relegaron al tercer puesto en la carrera inaugural de 2013.

El alemán tuvo que esperar a la siguiente carrera, Malasia, para lograr su primera victoria del año con polémica de por medio tras hacer caso omiso a las órdenes de su equipo para que se mantuviese por detrás de Mark Webber, que iba camino de la victoria y así asegurar el doblete. Sin embargo, Vettel hizo gala de su innato gen ganador y superó al australiano para llevarse los 25 puntos en Sepang. 

Repetiría victoria en Canadá y Alemania con podios en Mónaco y Hungría antes del parón veraniego, punto de inflexión en el campeonato. Con Mercedes y Ferrari acechando a un equipo Red Bull titubeante a consecuencia de los neumáticos, Sebastian Vettel veía peligrar su reinado. 

Pero los cambios necesarios en las gomas Pirelli para preservar la seguridad de los pilotos hizo que el regreso a la construcción de 2012 le viniese como anillo al dedo al RB9, que dominó de la mano de Vettel en las nueve carreras que conformaron la segunda parte del campeonato.

El alemán rompió el récord de victorias consecutivas de Alberto Ascari dejándolo en nueve, por el momento, e igualó las 13 victorias en una misma temporada de Michael Schumacher. Con estos números, sumados a sus 9 poles y 7 vueltas rápidas, Vettel volvió a proclamarse campeón del mundo tras ganar el Gran Premio de la India y no dejó de pisar el acelerador hasta Brasil, para finalizar el campeonato con 155 puntos de ventaja sobre Fernando Alonso, subcampeón.

2012 (Red Bull; campeón, 281 puntos)

Si en 2010 se coronó el campeón más joven de la historia de la Fórmula 1 y en 2011 se proclamó el más joven bicampeón, la temporada 2012 vio como Sebastian Vettel ingresaba en los libros de historia al convertirse en el piloto más joven en lograr tres títulos mundiales consecutivos. Hasta el momento, solo Michael Schumacher y Juan Manuel Fangio habían ganado tres coronas de forma consecutiva.

Sin embargo, el germano no brilló a principios de temporada como si lo había hecho un año anterior y tuvo que esperar hasta el Gran Premio de Bahréin, cuarta prueba del calendario, para lograr su primera Pole Position y victoria de 2012. Pese a su ‘tardanza’ en subir a lo más alto del podio, el de Red Bull fue el piloto más asiduo al primer cajón, en un total de cinco ocasiones.

EL RB8 no fue tan competitivo como en 2011 y en las siete primeras carreras, siete fueron los pilotos diferentes en ganar un Gran Premio. Situación que reflejaba la igualdad entre monoplazas y escuderías. No obstante, después del parón veraniego, el coche creado por Adrian Newey y pilotado por Vettel logró cuatro victorias consecutivas.

La rotura del alternador del motor Renault en Valencia y Monza preocuparon al alemán respecto a sus opciones de luchar por el Título. Pero la fortuna también le sonrió; tras el abandono de Fernando Alonso en Japón y la victoria del germano en Suzuka y Corea le dejaron al frente de la Clasificación. Liderato que vio peligrar en Abu Dhabi cuando después de la calificación, el RB8 solo tenía 850 mililitros de gasolina en su depósito. Tal contratiempo le llevó a salir el último aunque Red Bull decidió arrancar la carrera desde el pitlane para cambiar reglajes del monoplaza, situación que favoreció su remontada ya que cruzó la recta de meta en la tercera plaza.

En Estados Unidos, Red Bull celebró el Mundial de Constructores, festejo que una semana más tarde continuarían con la consecución del tricampeonato de Vettel en una temporada que, pese a no mostrar un ritmo tan competitivo y dominador como en 2011, el monoplaza de Adrian Newey y el pilotaje del alemán volvieron a lo más alto.

2011 (Red Bull; campeón, 392 puntos)
El año perfecto, del invierno al otoño. Sebastian Vettel rescató de la memoria este 2011 las bondades de la invencible asociación Jim Clark-Colin Chapman en la Lotus de finales de los sesenta para establecer la suya propia con Adrian Newey en Red Bull. Este dúo no dio opción a la competencia en toda la temporada, arrinconando para el olvido la frenética recta final del mundial 2010 y los desacuerdos internos con Mark Webber. Con el australiano desaparecido del mapa por sus problemas de adaptación a los nuevos neumáticos Pirelli, Vettel cogió el timón del equipo dejando como testimonio histórico un año plagado de puntos álgidos. 

Ayudado por el RB7, el mejor coche de la temporada y uno de los estadísticamente más exitosos de todos los tiempos, el alemán, a sus 23 años, se convirtió en el bicampeón más joven de la historia, superando en casi dos años al mismísimo Fernando Alonso. Lo logró en la 15ª carrera puntuable, en Suzuka, tres carreras antes de la conclusión del campeonato.

Tan apabullante dominio queda reflejado en el resumen estadístico de 2011, que el teutón cierra con un casillero impresionante: 11 victorias, 15 pole positions, 17 podios, 3 vueltas rápidas, 392 puntos y 739 vueltas en primera posición, equivalentes a 3.795 km. Nota importante: el segundo clasificado esta última estadística es Lewis Hamilton, con apenas 150 giros al frente del pelotón y 766 km. La temporada triunfal de Vettel apenas muestra dos borrones: su actuación en el Gran Premio de casa, celebrado en Nürburgring, donde un trompo tras pisar la raya blanca acabó costándole el podio, y el abandono en Abu Dhabi al pinchar un neumático pocos metros después de la salida.  

2010 (Red Bull; campeón, 256 puntos) 
Si 2009 fue el año de la consagración de Sebastian, 2010 sería el año de la confirmación. Todas las miradas le apuntaban como máximo rival del Ferrari de Fernando Alonso y de los McLaren. Su primera victoria de la temporada vino en el Gran Premio de Malasia, tercera prueba del año, aunque no volvería a ganar hasta casi tres meses después, en el GP de Europa. Su inicio de temporada fue un tanto irregular, marcado por varias averías y alguna que otra polémica con su compañero de equipo, Mark Webber, como su colisión en Turquía que dejó fuera de combate al alemán. Sin embargo, mediada la temporada, Sebastian empezó a encadenar buenos resultados, acabando en los puntos todas las carreras salvo el GP de Bélgica y el de Corea, y logrando la victoria en tres de las cuatro ultimas carreras. Esta buena racha, unida al error estratégico de Ferrari con Fernando Alonso en el GP de Abu Dhabi, le convirtió en el más joven campeón mundial de todos los tiempos. Vettel, que no había liderado antes la provisional, aventajó en cuatro puntos a Fernando Alonso y en catorce a Webber.

2009 (Red Bull; 2º, 84 puntos)
Sebastian fue promocionado desde Toro Rosso a Red Bull en 2009. Pese a sus errores en Australia y Malasia, las dos primeras citas de la temporada, el piloto germano se anotó cuatro victorias en Canadá, Silverstone, Japóm y Abu Dhabi, y mantuo viva la llama del cameonato hasta su penúltima carrera, disputada en Interlagos. Al final, Vettel debió conformarse con la segunda plaza del mundial tras el Brawn GP de Jenson Button. Con todo, la experiencia de su pelea por el título le preparó para el gran asalto del año siguiente. 

2008 (Scuderia Toro Rosso; 8º, 35 puntos)
En 2007 dejó un buen sabor de boca en sus contadas participaciones en el mundial, y en 2008 no defraudó a quienes apostaron por él como un buen piloto capaz de ganar muchos puntos y conseguir alguna victoria. Acabó la temporada en octava posición del Campeonato, y demostró que la lluvia es un elemento que le gusta y en el que es capaz de sacar mucho partido a un monoplaza. Vettel disfrutí de un fin de semana histórico: Monza, en septiembre. Allí se hizo con su primera pole, que transformó 24 horas después en su primera victoria. Allí cayeron los récords de Fernando Alonso como piloto más joven en lograr ambas hazañas.

Y parece mentira que hablemos del mismo piloto cuando narramos su suerte en las cuatro primeras carreras del año, en las que debió abandonar, mayoritariamente por accidentes en la primera vuelta. La mala suerte fue su compañera de viaje en el tramo inicial de la temporada, y los toques y roturas de motor le impidieron demostrar su valía como talento de presente y futuro para la categoría reina. 

Su mala racha se rompió al fin en Mónaco, donde Sebastian logró un estupendo quinto puesto bajo la lluvia tras protagonizar una progresión espectacular desde la penúltima plaza. En Canadá consiguió un punto más tras salir desde la línea de boxes, manteniendo a raya a Kovalainen y presionando a Barrichello durante la carrera.

En la clasificación del Gran Premio de Gran Bretaña rompió tambié su mal agüero en clasificación, colocándose por primera vez entre los ocho primeros, resultado que no pudo luego rubricar en carrera tras un toque con David Coulthard en la curva Bridge.

En Alemania volvió a arañar otro punto tras salir noveno y, tras un GP de Hungría para olvidar, en Valencia volvió a sorprender a toda la parrilla firmando la sexta casilla de salida, posición que repitió al día siguiente en carrera. 

El alemán volvía a sentirse animado, y eso queda palpable en Spa-Francorchamps, donde termina quinto por detrás de Alonso. Fue el mejor preludio para su primera victoria en Fórmula 1, que llegó nada menos que Monza. Un día antes se convirtió en el poleman más joven de la historia, dato redondeado con el récord del circuito incluido. Y en carrera, bingo. Vettel lideró la carrera con contundencia y bajo un copioso aguacero arrinconó a Fernando Alonso una vez más de la estadística de vencedores precoces. Había nacido una nueva estrella. 

Vettel siguió sumando puntos en Singapur y Japón, y rozó el podio en Brasil tras rebasar a Lewis Hamilton, que se jugaba el título mundial, a pocas vueltas del final. Su confirmación como piloto Red Bull para 2009 avanzaba el alumbramiento de un futuro campeón mundial.

2007 (BMW Sauber; 14º, 6 puntos)
Sebastian Vettel debutó en Fórmula 1 como piloto oficial del equipo BMW Sauber en el GP de Estados Unidos. El alemán, sustituto de Robert Kubica tras el accidente del polaco durante, el GP de Canadá,  sumó un punto en su carrera de estreno. A partir de la cita de Hungría, Vettel se enroló en el equipo Toro Rosso, al que dio cinco puntos más tras acabar en una espectacular cuarta plaza en el GP de China.

Palmarés previo a la F-1
Sebastian Vettel debutó como piloto de karts a los siete años. En 1997, con diez recién cumplidos, alzó con su primer título alemán. A partir de 1999 pasó a competir en Europa, y en 2001 alzó su primer título continental de karts.

El salto a los fórmulas llegó en 2003. En ese mismo año, en su primera temporada en Fórmula BMW, ganó el título de debutante del año, y en la siguiente temporada arrasó a sus adversarios al ganar 18 de las 20 carreras puntuables. En 2005 dio el siguiente paso, subiendo a las Fórmula 3 Euro Series. De nuevo se llevó el título de rookie del año, que acabó con dos victorias en Hockenheim y Nürburgring. Sebastian consiguió el segundo puesto en el campeonato 2006. 

En esta misma campaña, Vettel tuvo tiempo para debutar en las World Series by Renault. Enrolado en el equipo Carlin, el alemán sorprendió al establishment de la categoría arrasando en el meeting, del que se llevó una pole y los dos triunfos en disputa. Sebastian repitió en la siguiente cita, disputada en Spa, donde debió volver para casa antes de hora al romperse el dedo índice de la mano derecha tras un accidente. Atendido en el mismo circuito, este incidente desembocó en el popular gesto con el dedo que tan famoso le ha hecho en la F-1.

Vettel ya era una estrella lanzada y, tras recuperarse de su lesión, fue convocado por BMW para actuar de piloto de viernes a partir del GP de Turquía, que abordaba con sólo 19 años. En su primer día como piloto de Fórmula 1 se marchó del circuito siendo el piloto más rápido del día. “Es normal pensar que el piloto rápido sea el mejor”, dijo, “pero una parte importante del programa del viernes es llevar poco combustible y neumáticos nuevos. Es muy poco frecuente que un piloto del viernes sea el piloto más rápido, así que esto debería hablar por sí solo".

Mario Theissen, máximo responsable de la división Motorsport de BMW, le brindó la oportunidad de dar un paso más al ofrecerle el puesto de piloto de pruebas de los viernes con BMW Sauber en los cinco últimos GPs de la temporada 2006. Sebastian cumplió con las expectativas y convenció a los responsables del equipo, que renovaron su vinculación para la temporada 2007.