Los nuevos Pirelli de lluvia no convencen a Raikkonen

El finlandés prefiere, a priori, las gomas de la temporada pasada

La primera jornada de test de mojado de Pirelli en Paul Ricard ha dejado las primeras conclusiones para los pilotos. En este sentido, Kimi Raikkonen ha señalado que los nuevos prototipos de la marca italiana para condiciones extremas no le han convencido en exceso y, sin juzgar su rendimiento, ha afirmado que se siente más cómodo con los neumáticos de la temporada pasada.
Por Cristóbal Rosaleny y Andrés Méndez
© Sutton - Kimi Raikkonen durante los entrenamientos libres del GP de Estados Unidos 2015

Kimi Raikkonen ha confesado que los nuevos neumáticos de lluvia de Pirelli que han probado este lunes en Paul Ricard no le han convencido demasiado. El piloto finlandés ha completado casi 100 vueltas a los mandos del SF15-T cumpliendo con un programa específico por parte de la marca italiana en el que ha montado en su monoplaza tanto gomas del año pasado como el nuevo prototipo sobre un asfalto totalmente mojado de forma artificial gracias a aspersores.

Räikkönen ha explicado que, a bote pronto, los prototipos que Pirelli ha traído al circuito de Paul Ricard para reemplazar a su actual compuesto de lluvia extrema no le han gustado especialmente y que, de hecho, prefiere el anterior. No obstante, reconoce que es pronto para sacar conclusiones, así que su compañero Sebastian Vettel será el encargado de dar un paso más allá y expresar un juicio aún más ponderado.

 De los tres equipos presentes en las pruebas sobre pista mojada que Pirelli ha programado en el circuito francés de Paul Ricard, sólo Ferrari ha ofrecido unas breves declaraciones de su piloto al final de la jornada. Han sido apenas dos minutos, pero Kimi ha tenido tiempo de expresar sus primeras impresiones sobre los aproximadamente diez prototipos que ha probado durante el día, y no han sido especialmente positivas. En este sentido, Raikkonen ha señalado que aunque es pronto para juzgar el rendimiento de dichas gomas, él estaba más cómodo con los neumáticos de la temporada pasada.

"Ha sido un día normal, pero con la pista mojada. Ya hemos estado aquí en el pasado, sólo que el programa de trabajo ha sido muy diferente a lo habitual”, ha señalado a los medios presentes en el trazado francés. "Tuvimos las mismas que el año pasado y algunas de las nuevas, pero creo que preferimos las del año pasado, aunque es un poco demasiado pronto para decir”, ha apuntado.

El principal elemento que puede haber distorsionado las sensaciones de Kimi es el tiempo, que se ha mantenido nublado y con viento durante toda la jornada, y con temperaturas casi siempre inferiores a los 10 grados centígrados, mucho menos de lo habitual en los Grandes Premios, incluso en los más fríos. Las previsiones del fabricante apuntaban más bien a los 15 grados sobre el asfalto, que no se ha calentado por la falta de insolación.

 " La semana pasada estuvimos con el coche antiguo [el F14T de 2014, n.d.r.] y aprendimos alguna cosa. Creo que fue bien. No habíamos pilotado durante un tiempo y podemos aprender de esto. Ayuda a entender más. El año pasado no estábamos demasiado contentos cuando corríamos con lluvia, así que estos entrenamientos nos ayudan a entender mejor estas condiciones. Estamos aquí para hacer tantos tests de neumáticos como podamos. Creo que es un test de mojado es bueno porque son condiciones similares en todo momento. Nosotros ayudamos a Pirelli y es útil para nosotros, así que creo que fue bien", ha finalizado un Raikkonen que ha sido el más lento de los tres hombres en pista durante la jornada, en la que Daniel Ricciardo ha sido el hombre con el mejor tiempo.

Hoy, Kimi ha completado 99 vueltas a una variante de 3,5 kilómetros de longitud de Paul Ricard y, en su mejor vuelta, ha parado el crono en 1'09''6, casi un segundo más lento que Ricciardo. Ha sido el piloto más espectacular en pista, con grandes patinajes en la salida de la última curva e incluso una salida de pista por aquaplaning. El finlandés, que ha rodado con las especificaciones de puesta a punto marcadas obligatoriamente por Pirelli –como los otros dos coches concurrentes–, no ha alcanzado su máximo grado de finura al volante. Es más, reconoce que tal vez él mismo tampoco se encuentre exactamente a pleno rendimiento.
 
No podía faltar, por último, la pregunta sobre las declaraciones de Maurizio Arrivabene, el director del equipo Ferrari, en las que instaba al núcleo duro de la Scuderia a desarrollar un coche "ganador desde Melbourne". Räikkönen, por supuesto, ha rebajado la temperatura de estas declaraciones con otras mucho más comedidas.

"Todos queremos ganar, pero el tiempo nos dirá si podemos hacerlo o no. Todavía no hemos probado nada del coche nuevo. De aquí un mes ya veremos cómo estamos y trabajaremos a partir de ese punto", ha terminado Kimi.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad