La envidia de otros equipos complica la vida a Red Bull, según Marko

Cree que en la Fórmula 1 "hay mucha política de por medio"

Helmut Marko ha insistido en que la vida en el paddock de la F1 se ha vuelto "realmente difícil" para Red Bull en los últimos tiempos. Los austriacos son los vigentes campeones tanto de pilotos –con Vettel– como de constructores, y según la mano derecha del propietario del equipo, Dietrich Mateschitz, ésa es la fuente de todas las habladurías.
Por Dani Pérez Corona
© Sutton Helmut Marko

Tras las especulaciones en torno a un hipotético incumplimiento del acuerdo presupuestario por parte del equipo de las bebidas energéticas y los continuos ataques por, supuestamente, infringir la normativa técnica, el asesor técnico de la escudería y su piloto estrella sugirieron tras la cita de Valencia que el coche de seguridad había sido desplegado sólo para acabar con la ventaja de Vettel.

Marko apuntó incluso que se había aplicado un doble criterio al comparar el drive-through por usar el DRS con el que Sebastian Vettel fue castigado en Barcelona con la ausencia de sanción alguna para Michael Schumacher en el pasado fin de semana en España. 

"Cuando piensas en el desarrollo de un fin de semana de carrera, todo suena muy bonito y simple, pero es muy diferente en la realidad. Hay mucha política de por medio", afirmó el austríaco en declaraciones a motorline.cc. "Si Martin Whitmarsh me desea un buen día, me pongo muy nervioso y me pregunto a qué se debe".

En este sentido, reiteró que la posición que ocupa Red Bull en el paddock de la F1 es díficil. "La primera razón es que no somos un fabricante de automóviles o un equipo clásico. Lo que aún escuece más es que junto con Ferrari hemos logrado un súper acuerdo con Bernie Ecclestone, y no sólo por presupuesto sino también por prestigio. Por eso nuestra vida es tan difícil ahora mismo", opinó Marko.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad