Marussia niega que cometieran neglicencia en el accidente de María de Villota

El accidente está siendo investigado por el equipo y las autoridades

El jefe del equipo Marussia, John Booth, ha negado que su escudería actuase de un modo negligente en el accidente que María de Villota sufrió el pasado martes en Duxford. Booth, que por ahora no quiere hablar sobre lo sucedido, confirma que la piloto madrileña se encuentra en un coma inducido por decisión del equipo médico del Addenbrooke's Hospital.
Por Martí Muñoz
© Sutton María en Mónaco

La piloto probadora de Marussia, María de Villota, sufrió un aparatoso accidente el pasado martes en el aeródromo de Duxford cuando su MR01 se estrelló contra la parte trasera de un camión estacionado del equipo.

A pesar de que hasta ahora el equipo solamente ha usado los comunicados oficiales para informar del estado de la piloto, John Booth ha hablado sobre lo sucedido el pasado martes en declaraciones al rotativo alemán Bild.

Booth ha negado en todo momento que su equipo actuara de un modo negligente al poner a una piloto sin la superlicencia de la FIA al volante de un monoplaza de F1. "No, no lo hemos sido. Este es el método normal que usan los equipos para entrenar a sus nuevos pilotos probadores y darles experiencia", explicó. "Esta no era la primera vez que María pilotaba un coche de Fórmula 1 moderno".

El británico ha confirmado que María evoluciona favorablemente, pero que la recuperación será lenta. "La hinchazón en su cabeza no está empeorando; esto son buenas noticias pero todavía falta mucho tiempo para que esté completamente recuperada", admite. "Ahora mismo es cuestión de ir día a día, hora a hora".

De Villota fue inducida al coma al regresar de su primera intervención quirúrgica. "La mayor parte del tiempo ha estado consciente, pero después de la cirugía larga los doctores decidieron que para su recuperación sería mejor si estaba en un coma artificial".

Sin embargo, todavía es muy pronto para dar más detalles sobre el accidente sucedido el pasado martes. "No puedo, no por ahora", negó. "Al contrario que en otros países, en Inglaterra los procedimientos son muy estrictos. Lo que ocurrió no solamente debe ser analizado por el equipo, sino que también por las autoridades".

Por consiguiente, Booth no quiso dar explicaciones de lo sucedido, como por ejemplo por qué había un camión con la rampa bajada tan cerca de donde se desarrollaba el test. Sobre si el accidente podría tener "serias consecuencias" para el equipo, el inglés respondió. "Todo lo que puedo decir es que la seguridad se toma muy en serio en Inglaterra".

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad