Contacto

Conducimos el Peugeot 208: Recoge el guante

Peugeot estrena modelo en su gama 200 con la necesidad de recuperar mercado en un segmento donde la competencia se ha endurecido mucho. El 208 aporta un diseño futurista, un tamaño más compacto y un interior práctico e innovador. Promete, ¿verdad?
Por Jose Carlos Luque / C. Lera
Peugeot 208

Peugeot 208
  • Peugeot 208
  • Peugeot 208
  • Peugeot 208
  • Peugeot 208
  • Peugeot 208
  • Peugeot 208
  • Peugeot 208
  • Peugeot 208
  • Interior Peugeot 208
  • Peugeot 208 interior
  • Peugeot 208 interior
  • Peugeot 208 interior
  • Peugeot 208
  • Peugeot 208
  • Peugeot 208
  • Peugeot 208
  • Peugeot 208

Los tiempos cambian y las necesidades de los conductores también. Sin embargo, 25 años después del lanzamiento del Peugeot 205, la marca francesa nos sorprende con un 208 que mezcla rasgos trasgresores –importados del concept SR1– con algunos guiños al pasado que recuperan la esencia de su primogénito.

Al 205 lo reemplazó en 1998 el 206 y ambos figuran entre los Peugeot más difundidos de la historia, con más de 5 y 7 millones de unidades despachadas en todo el mundo. Después le llegó el turno al 207, un modelo de gama más alta, más grande, completo y pretencioso que sin embargo no fue tan divulgado como sus antecesores. Esta experiencia ha llegado a la marca del león a plantearse la necesidad de hacer un nuevo coche con menos tamaño, menos peso, menos consumo e incluso un menor coste de producción que le permita medirse de tu a tu con los superventas de su segmento.

Así se explica que el 208 se conforme con 3,98 metros de largo, 1,73 de ancho y 1,46 de alto, cotas todas ellas inferiores a las del 207.

Eso sí, mientras que por fuera es más pequeño y por tanto, manejable, en el interior el equipo de diseño ha logrado un aumento del espacio, ganando cinco centímetros para las rodillas de las plazas traseras. Además su carrocería, tanto en cinco como en tres puertas, es un centímetro más baja pese a lo cual lógicamente la proporción resulta más abombada que en su predecesor, y la aerodinámica presume de un muy buen Cx de 0,29.

En vivo, las diferencias con su antecesor saltan a la vista. Tanto su apariencia externa, como interna, nos hablan de un coche totalmente nuevo y despiertan en nosotros el propio de lo desconocido. Nada más acoplarnos en el puesto de conducción nos damos cuenta de que la cosa va en serio. Subimos el volante al máximo, por encontrarlo demasiado bajo y a tope el asiento buscando 'nuestra postura'. Craso error, el paso de los kilómetros nos demuestra que hay que cambiar la perspectiva a la hora de conducir el 208. Sólo con el volante en una posición más baja logramos una visibilidad perfecta y maniobramos mejor debido a que este es muy pequeño y sus formas son asimétricas. Además, por extraño que parezca, esta posición resulta más natural. Chapeau.

La instrumentación también resulta llamativa, situada un palmo por encima de lo habitual para evitar que el conductor tenga que retirar la vista de la carretera, incorpora nuevos equipamientos inéditos en la categoría como la pantalla central táctil –de serie desde el segundo nivel de acabado– nos permite manejar el equipo multimedia con gran facilidad, debido a que su posición también es intencionadamente cercana. De esta forma nos sentimos algo extraños conduciendo al principio, pero nos acostumbramos con relativa facilidad. Tan sólo en las piernas encontramos menos espacio de lo habitual.

MÁS RÁPIDO

Las primeras curvas nos cogen ya perfectamente situados y valorando la respuesta del motor y el cambio, ambos ya vistos en el 207. Probamos primero el 1.6 VTi de gasolina y 120 caballos y posteriormente, el 1.6 HDi en su variante de 115 caballos. Ambos son los motores más potentes disponibles hasta que este verano se incorpore el 1.6 THP de 156 cv y, sobre todo, hasta que el proyecto Peugeot 208 GTi Concept se materialice. Por cierto, la gama la completan los 1.4 VTi de 94 caballos, 1.4 HDi de 68 y 1.6 e-HDi de 92 caballos, así como los nuevos tricilíndricos gasolina con 1.0 y 1.2 litros de 68 y 92 caballos, respectivamente.

Pero volvamos a las versiones probadas. El 1.6 VTi convence por suavidad de funcionamiento y elasticidad, pero sólo en la parte alta de la gama de revoluciones demuestra el carácter que se puede esperar de un motor tan potente. Además, en autovía el motor se deja oír demasiado debido a que el cambio es de sólo cinco marchas y sus desarrollos son bastante cortos.Con el Diesel, marchamos más cómodos en autovía, gastamos menos en ciudad y tenemos una respuesta incluso más contundente a medio régimen pero es que éste sí contaba con la caja de seis velocidades.

El 208 presume de haber logrado reducir entre 110 kilos y 173 kilos –según versiones– respecto al 207.

Lo que sí se deja notar tanto el las zonas de montaña como en las curvas rápidas en carretera abierta, es el pequeño tamaño y reducido peso de nuestro protagonista. El chasis, de ajuste bien equilibrado, nos permite tomar curvas con bastante rapidez pero la trasera tiende a insinuarse cuando la adherencia llega a su límite dejando constancia de sus aptitudes 'juguetonas'.

La versión más ligera pesa 1.050 kilos y juntando esto con la buena aerodinámica tenemos como resultado que todos los motores arrojan unas cifras de consumo impensables hace sólo un lustro, cuando apareció su predecesor. Todos los motores Diesel están por debajo de 99 gramos/kilómetro en emisiones de CO2, y la más económica homologa una cifra de 3,4 litros/100 kilómetros. Son cinco opciones HDi, de las cuales cuatro cuentan con el excelente sistema Stop/Start de PSA (e-HDi). En cuanto a las mecánicas de gasolina destaca la llegada de dos nuevos motores de tres cilindros, que cubican 1.0 y 1.2 litros y permiten presumir de una versión súper ahorradora que consume 4,3 litros/100 kilómetr0s y emite sólo 99 gramos/kilómetro.



El Peugeot 208 estará disponible desde el día 16 de abril en tres niveles de acabado distintos: Acces, Active y Allure, así como una serie limitada denominada a 650 unidades denominada Ice Velvet.  La horquilla de precios va desde los 11.650 euros a los 22.500 y las previsiones de venta de la marca son ambiciosas: 550.000 unidades anuales.



Leer también

comment-wrapper.tpl.php

16 comentarios Iniciar sesión para comentar o votar

ramongallardo
ramongallardo

Nunca habrá uno como el 206

El peugeot 206 fue un gran éxito que se convirtió en un ícono de la marca. Difícilmente se vuelva a repetir. Peugeot, en este segmento, viene perdiendo mucho mercado. A mi me gustan los autos con menos tecnología. Ahora parecen computadoras con ruedas. Soy de argentina y aquí tiene muchas críticas. Por ejemplo aquí: http://www.ogle.com.ar/22/peugeot-208-es-bueno El Ford Fiesta KD lo supera ampliamente, a mi entender.
Kramerboy
Kramerboy

Es feo como una perra

La parte delantera parece que se ha metido hacia dentro, como si le hubieran dado un hachazo... es bastante feo, igual que los franceses, menos citroen, que ultimamente parece haber dejado de hacer coches horribles
GillestheBest
GillestheBest

No me convence

Desde el 205 Peugeot va dando palos de ciego... No han hecho nada revolucionario desde entonces... y no será por historia de la marca. Una pena en mi opinión.
jose555
jose555

Original diseño

Es original por las formas curvas. Desde luego Peugeot consigue buena aerodinámica. ¿Para cuando este y el 308 híbrido del tipo del 3008 hybrid4? A mi opinión las pantallas tactiles distrae mucho.
fefearg
fefearg

En Argentina se viene el

En Argentina se viene el nuevo 208 Compact
JoshDavid
JoshDavid

En la revista señalan como

En la revista señalan como gran inconveniente lo incomodo que es su cuadro de mando que lo han alejado y elevado tanto en el salpicadero que con el volante no se puede ver, es incomodo, pero como ya sabemos en francia diseñan innovan solo por ser diferentes sin importar nada mas, el 208 tendra el mismo o peor exito que el 207, toda la prensa lo dice.
nanu1
nanu1

La verdad que este coche esta

La verdad que este coche esta siendo la gran novedad de este inicio del 2012 aqui tambien le han dedicado un articulo http://rankingcoches.blogspot.com/2012/01/peugeot-208.html
GranMaio
GranMaio

Vaya cambio...

Bueno la verdad que me gusta mas el concept aquel en color verde de la foto que el definitivo en cuestion estetica exterior, ahora el tema es que si la gente del Leon realizo un cambio notorio en productos de la misma gama no como en el caso del 206 para el 207 que practicamente eran iguales! cambios no muy claros mas que unas opticas! Como si fuese un 911! ademas aca hay una notoria evolucion de motores, economia frente a prestaciones segun leo. El auto en su interior la verdad que es muy lindo... (Con respecto a las pantallas tactiles... Ya no seria mejor poner opciones de comandos por voz?) No me atrae el tema de las pantallas tactiles sin teclas! uno depende de si o si mirar dicha consola esté cerca de la mano o no! Nunca uno se acostumbra a poder aplicar facilidad a lo tactil! el comando satelital era mas sencillo de usar y en los volantes de estos dias se les puede poner de todo como en el caso del Citroen C4 x ej. Pero agrada a la vista sobre todo el interior... habra que ver el precio en relacion producto y competidores al menos cuando llegue a la Argentina. No confio igualmente en que lleguen esos motores porque aca los carburantes estan lejos de lo que es Europa!
user-login-block.tpl.php
Queremos saber tu opinión
¡Bienvenido! Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.