Arturo Merzario: "Hamilton tiene mucho pie y mucho corazón, pero muy poquito cerebro"

Tiene debilidad por el británico de McLaren, pero admira la capacidad de pensar de Alonso

En el paddock de Monza puede encontrarse casi todo, desde la nobleza más exquisita, el deportista de elite o el millonario de turno hasta el aficionado de pase milagroso con la camiseta empapada de tanto recorrer la hilera de camiones y hospitalities en busca del autógrafo o el saludo de tal o cual piloto. Y no sólo de pilotos en activo vive la Fórmula 1; las viejas glorias tienen un hueco especial en este trazado milanés donde emanan historia hasta las esporas de las plantas que reverdecen su privilegiado entorno.
Por Cristóbal Rosaleny (@crosaleny)
© Sutton Arturo Merzario este fin de semana en Monza

Uno de estos grandes del pasado que han visitado Monza es Arturo Merzario. Famoso por su eterno sombrero de 'cowboy' y por su coraje al volante, este enjuto italiano de 69 años fue uno de los pilotos que salvó a Niki Lauda de las llamas en su temible accidente en Nürburgring, hace ya 36 años. A él le dedica su primer pensamiento en voz alta: "Primero fue Lauda, luego Prost… y ahora es Alonso. Son los pilotos de la razón", dijo Merzario a algunos representantes de la prensa española, entre ellos el de CarandDriverTheF1.com. 

Luego desarrolló su argumento: "Nosotros salíamos siempre a ganar por encima de todo… pero ellos tenían razón. Alonso sabe cuándo hay que perder una carrera para ganar un campeonato, que es lo que realmente importa. Yo soy un fanático de Hamilton, pero hay que admitir que el inglés tiene mucho pie y mucho corazón, pero muy poquito cerebro. En mi época, tal vez ese papel lo hacía James Hunt", razonó Merzario.

Fue inevitable preguntarle por la evolución de los coches de competición a lo largo de la historia, y la conversación derivó hacia el Ferrari 375 de 1951 al que Fernando Alonso dio un par de vueltas en Silverstone el año pasado: "Sí, lo llevó de exhibición… ¡pero yo he corrido con esos coches en el Goodwood Revival!", espetó el 'vaquero' de Como.

Entre los logros de Merzario destaca una de las últimas Targa Florio con un Ferrari 312 P/B, que venció junto al gran Sandro Munari, pero reconoce que son carreras de otro tiempo: "Sí… pero hay que admitir que, por seguridad, esto no se puede seguir haciendo hoy, 'capito'?", insistió Arturo, uno de los pocos pilotos de F1 que también fue constructor, entre los años 1978 y 1980.

Y es que el tiempo no pasa en balde, como demuestra que este 'chico Marlboro' durante décadas haya perdido no sólo el patrocinio de Philip Morris en su sombrero, sino también el hábito de fumar: "He dejado de fumar… y ya hace ya cuatro años", nos dijo Merzario, con cierto aire pensativo.

Montezemolo y Merzario se abrazan en el paddock de Monza

Montezemolo y Merzario se abrazan en el paddock de Monza

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad