McLaren se resentirá del final de su relación con Mercedes, según Sam Michael

Augura un trabajo menos productivo por parte de la marca de la estrella ahora que es oficial que Honda propulsará los MP4-30 de 2015

Una vez finalice 2014, McLaren y Mercedes dirán adiós a una colaboración técnica de 20 años. La noticia de la vuelta de Honda a la F1 como motorista y su nuevo acuerdo con los de Woking supondrá el progresivo distanciamiento en las relaciones con los de Stuttgart en lo que resta de contrato. Sam Michael, director deportivo del equipo, cree que es inevitable que esto suceda y que el trabajo fruto de dicha asociación no sea tan productivo como al principio.
Por Tomás Slafer
© Sutton - Sam Michael, director deportivo del equipo McLaren

El fabricante alemán Mercedes y la escudería inglesa McLaren juntaron sus fuerzas al inicio de la temporada 1995. Desde entonces, su relación ha dejado, entre otros logros, ni más ni menos que 78 victorias y cuatro títulos Mundiales, tres de pilotos y uno de constructores.

Sin embargo, McLaren anunció hace unas semanas que a partir de 2015 cambiará a los motores Honda, una decisión que supone el retorno de la marca japonesa a la competición, que ya fue proveedora de la formación de Woking en su etapa más exitosa, entre 1988 y 1992.

El director deportivo del equipo británico, Sam Michael, reconoce que, a pesar de la larga relación con la marca de la estrella, McLaren notará los efectos de que su asociación llegue a su final al término de la temporada 2014.

Michael explicaba a la revista Autosport que "no hay ninguna duda que cuando finalizas una relación, ya sea con el proveedor de motores o con cualquier otro, esa parte de la relación no es tan productiva como lo fue en su inicio, o probablemente durante ella".

"Pero ha sido una (relación) muy larga. Mercedes nos conoce muy bien y nosotros conocemos su gente", explicaba.

"Obviamente, para Mercedes no fue una gran sorpresa (el cambio a Honda) porque tenemos una relación cercana con ellos. Ellos han estado atentos a la posibilidad de que esto sucediera", se excusaba Michael.

Honda abandonó la Fórmula 1 a finales de 2008 después de retirar su propio equipo. No obstante, en McLaren piensan que el acuerdo es un gran paso hacia el éxito. Michael asegura que es muy difícil predecir cómo de competitivos serán en la primera temporada juntos: "No lo sé. Todavía es demasiado temprano para predecir donde estaremos. Definitivamente intentaremos hacer lo máximo. Ya nos conocéis".

Sam también descarta la posibilidad de que Honda disponga de un coche de McLaren para los test, ya que las normas no lo permiten: "Las regulaciones sobre los test influyen hasta la temporada siguiente, así que McLaren, como un equipo serio, no puede darle (a Honda) un chasis de 2014 para usarlo. Tampoco hemos podido dejarles el chasis de 2013 para correr en 2014. Está escrito en las normas", concluyó.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad