Urge comprador para Manor Racing

El equipo británico podría pasar en breve a engrosar una excesiva larga lista de equipos que se han visto forzados a desaparecer de la Formula 1 por problemas económicos.
Por Sergio Martínez
©Sutton

Cada minuto que pasa sin que Manor F1 encuentre un comprador o un inversor juega en su contra. La escudería británica ha entrado en concurso de acreedores en un momento muy delicado, el momento en el que sus ingenieros deberían estar ultimando el vehículo de 2017, plasmando físicamente todo lo diseñado en ordenador hasta la fecha.

Y pese a que Manor ha declarado que sus empelados se encuentran a corriente de pago al menos hasta 31 de Diciembre, el encontrarse en situación de concurso de acreedores hace inviable hace frente al pago de los empelados así como a proveedores, por lo que es de suponer que el proceso de producción se encuentra totalmente suspendido a día de hoy, lo cual es una tragedia respecto a la continuidad de la estrucutra en 2017.

Lo es porque ya cuesta encontrar comprador en situaciones normales, pero cuesta mucho más si Manor no tiene un vehículo normativa 2017 diseñado, y costará mucho más a cada día que pase hasta que llegue el momento en que, con inyección de dinero o sin ella, no se pueda continuar con el equipo al no haber ni vehículo ni tiempo material para construirlo.

La situación es diferente a al que el equipo vivió en 2015, ya que entonces no había un cambio de normativa técnica y adaptar el monoplaza que el equipo tenía construido en 2014 resultaba relativamente sencillo. Si Manor no consigue construir un vehículo en tiempo, el valor del equipo pasará a ser nulo en apenas unas semanas, siendo insalvable.

Pese a las complicaciones, resulta difícil de entender que el equipo no encuentre salvador. A día de hoy sería la forma más sencilla de tener un equipo cantera, como ya tiene Red Bull con Toro Rosso. Mercedes podría encontrar el lugar adecuado para que sus pilotos se fogueen sin necesidad de tener que colocarlos en diferentes equipos o como parece que va a ocurrir con Pascal Wehrlein, en el equipo Sauber, que ni tan siquiera usa mecánica Mercedes.

También sería adecuado para Ferrari, que debería comenzar a tomarse en serio su Ferrari Drivers Academy y comenzar a formar sus pilotos ante la posibilidad de que en el futuro no le resulte tan fácil fichar a pilotos de primer nivel como le ha venido ocurriendo hasta la fecha. Y sin duda, Honda debería dar un paso adelante y finalmente hacer lo que deberían haber hecho en 2014, duplicando sus motores en pista y con ello la adquisición de datos con el fin de mejorar, más ahora con la eliminación del sistema de tokens, presumiendo una mayor facilidad para actualizar los dispositivos, si es que ganar está de verdad en sus planes.

Por otra parte, más allá de constructores, podría haber otro tipo de interesados. En primer lugar, se ha hablado mucho de Ron Dennis, quién fuera de la dirección de McLaren encontraría en el equipo británico la forma de seguir de lleno realizando su pasión, si bien el británico ya ha pasado periodos fuera de la Formula 1 y parece ser capaz de resistirlo. Otra posibilidad sería la llegada de una familia adinerada quién busca la forma de que su piloto llegue a la Formula 1.

Quién más ha sonado en este sentido es la familia del piloto Sean Gelael, cuyo padre es hombre de negocios director de Kentucky Fried Chicken Asia y cuya madre es una estrella de cine nacional. Sin embargo los resultados del piloto indonesio no evidencian que esté preparado para la Formula 1, además de dificultar la obtención de una superlicencia de Formula 1. De igual manera, el desembolso es tan importante que resulta improbable que se pueda realizar. Mismamente, la familia del piloto Jordan King ha estado involucrada en la actual Manor y aunque por momentos parecía que el británico tenía un asiento asegurado a corto plazo en la parrilla de Formula 1, finalmente parece que no va a ser.

Sea como sea, ojalá Manor consiga arreglar la situación y que la temporada 2017 de comienzo con 22 monoplazas, pues sin la función de un equipo como el modesto británico, parece complicado que en 2017 pudiéramos disfrutar de pilotos del talento de Pascal Wehrlein y Esteban Ocon.

Publicidad