Ferrari y Fisichella llevan la F1 a Jerusalén

La Scuderia ha participado en la primera edición del Jerusalem Peace Road Show

La capital de Israel ha vivido una de las jornadas más importantes en la historia del automovilismo nacional con la celebración del Jerusalem Peace Road Show. En el evento, que se ha desarrollado entre el jueves por la tarde y hoy por la mañana, Ferrari y Giancarlo Fisichella han sido los protagonistas al recorrer los 2800 metros de trazado por las calles de la ciudad con el Ferrari F60. Además de la Scuderia, Marussia y Rodolfo González también han estado presentes.

Por Cristina Díaz
© Ferrari - Giancarlo Fisichella en el Ferrari F60

Jerusalén ha vibrado con la potencia del Ferrari F60 de 2009 a los mandos de Giancarlo Fisichella, quien pilotó ayer el monoplaza por las calles de la capital de Israel. En un 'trazado' de 2800 metros, que recorrió las cuestas de la ciudad, el piloto italiano e Il Cavallino Rampante fueron los protagonistas de la primera edición del Jerusalem Peace Road Show, un evento organizado conjuntamente por el Ayuntamiento de la ciudad y por la compañía Kaspersky Lab, patrocinadora de la escudería italiana.

En la jornada inaugural del acontecimiento, 60.000 personas disfrutaron del rugir de un monoplaza de Fórmula 1, de su potencial y rendimiento además de las maniobras y delicias que Fisichella realizó al volante del monoplaza de 2009. Encargado de demostrar las características propias de un bólido de F1, el romano ofreció diez tandas, repartidas en tres partes, para que los espectadores disfrutaran de la competitividad, visión, sonido y ritmo del F60. Los trompos y las simulaciones de salida de carrera fueron las maniobras más aplaudidas por los asistentes en la primera visita de un Fórmula 1 a Jerusalén. Fisichella incluso llegó a alcanzar los 200km/h, evidencia de la permisivdad del trazado urbano, el rendimiento del monoplaza y las manos del italiano.

Giancarlo Fisichella en Jerusalén

Tras su participación en el Jerusalem Peace Road Show, el piloto de Ferrari afirmaba haber disfrutado de la exhibición y de la ciudad. "Estar aquí es un gran honor para mí y aún lo es más el poder pilotar un Ferrari de Fórmula 1 en un evento histórico para el automovilismo en Israel. Estar al volante de una joya de la tecnología como es el F60 en un lugar tan rico en historia, representa una combinación increíble. Quiero dar las gracias al Ayuntamiento de Jerusalén y a Kaspersky Lab por haber hecho todo esto posible", señalaba en declaraciones oficiales a la web de la Scuderia.

 

 

 

 

MÁS ACTIVIDADES

Además de Ferrari, la Fórmula 1 en la capital de Israel también ha estado representada por Marussia y Rodolfo González, piloto reserva del equipo. Junto al venezolano, el Jerusalem Peace Road Show también incluye la participación del miembro de la Academia de Ferrari, Antonio Fuoco, a los mandos de un Ferrari GT Challenge 430; Vitantonio Liuzzi como encargado de la demostración de un Audi del DTM y del Lotus LMS LMP2; y Max Biaggi, entre otros, al manillar de una Ducati.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad