La semana que vivimos "peligrosamente": F1 de adviento y el Cristo del Gran Poder

El ego es la manera a través de la cual el individuo, el yo, se reconoce como tal, siendo consciente de su identidad. Por tanto, hablamos de una base, el kilómetro cero, que sirve para comparar lo sucedido en el mundo real con la propia percepción del mismo. Si esto prima frente a un conjunto de individuos que forman un equipo, mejor hacerse escultor, pintor o hacedor de botijos, aunque sean sin pitorro.
Por Samuel Gómez
© Sutton - Salida del Gran Premio de Abu Dhabi

Todo lo anterior viene, porque Ronald Dennis, Ron para sus amigos, al ser preguntado sobre si se siente competente, si cree ser el más idóneo para dirigir McLaren en estos momentos dijo con rotundidad: "Me siento muy saludable, me cuido, no estoy cansado". Resulta que su motivación, dicho por él mismo, es muy alta, así como su ambición, aún con una Fórmula 1 cambiante, yo diría que a peor, en las dos últimas décadas. Luego como quien no quiere la cosa, deslizó lo siguiente: "La responsabilidad de la ejecución de los coches y como corren en el circuito no son mías". Sin embargo anteriormente, dejó claro que su gran cometido, "un gran reto" en palabras textuales, es elegir a los mejores para cada puesto dentro de la estructura del equipo. Pues entonces, atando cabos y vistos los resultados menguantesdesde la temporada 2008, desastrosa la 2015, o ese personal no es el adecuado, o el responsable de las decisiones no sabe si  sopla de barlovento o de donde.

Después de otra monótona temporada de F1, donde las dos flechas plateadas vencieron sin oposición en 16 de los 19 Grandes Premios, a nadie podía extrañarle escuchar lo siguiente: "Las carreras son como procesiones". Y esto no fue dicho por un cofrade, ni por ningún costalero del Cristo del Gran Poder, sino por el ex piloto Stefan Johansson. Este sueco que militó en diez escuderías distintas entre los años 1980 al 1991, añadió después: "Desafortunadamente la actual Fórmula 1 se ha convertido en una carrera de ingenieros", dada la extremada preponderancia que ha tomado el diseño de los coches. Como sabemos, una vez tomada una dirección, es como la M-30 madrileña, no hay posibilidad de enmienda, se acaba sin remedio en Badajoz antes de poder cambiar el sentido de la marcha. Encima, para ponerlo aún más 'emocionante', con tantos circuitos clónicos con firmaHermann Tilke, la cosa tiende al sopor, al letargo, a un profundo amodorramiento.

Supimos hace ya alguna semana que otra, que para el 2016, Pirelli pondrá a disposición de los equipos tres tipos de gomas por carrera. Recientemente Jenson Button, confesó que tal medida en nada cambiará el devenir de los Grandes Premios, dado que "todos usaremos las mismas". El británico se refería a la imposibilidad de elección total dentro del catálogo, entre los cinco tipos de compuestos disponibles para seco. En su opinión de ser así "habría una gran variedad estrategia, una auténtica locura". De nuevo, por enésima vez, los tan cacareados cambios en la Fórmula 1, no dejan de ser meros retoques, maquillaje somero ante cosas que ya demostraron sobradamenteestar caducas, anticuadas. Y claro está, no dejo de preguntarme lo siguiente: ¿no serían mejor tres proveedores distintos a escoger, que tres tipos de goma del mismo fabricante? ¿A quién o a quienes les asusta, e incluso interesa, una verdadera competencia en este campo?.

Al igual que después de una gran tormenta de lluvia y granizo, cualquier ser temeroso de la feroz naturaleza da las gracias al santoral completo al cesar de caer, al llegar la calma y escampar, Eric Boullier, celebró que la temporada 2015 tocase a su fin. Decir que el año fue un mal trago, es quedarse más corto que las prestaciones en recta y cuesta abajo del MP4-30H. El galo reconoció que "el matrimonio llegó algo pronto", refiriéndose al regreso de Honda a la F1 sin noviazgo, ni pedida de mano, ni acuerdo prenupcial, así que "empezaron a ciegas". Y para cerrar, hablando del próximo año 2016 apuntó: "Todo irá mejor. No estoy hablando de victorias o podios, hablo de que seremos más competitivos". Desde luego el romance McLaren & Honda, resultó ser un claro 'aquí te pillo', donde los japoneses subestimaron la compleja tecnología de las unidades de potencia, mientras que los de Woking solo miraron los ceros ahorrados al no tener que pagar por los propulsores marca Mercedes.

Los misterios del equipo de la bebida energizante continúan. Sin aún poner el bólido del 2016 en pista, uno que será impelido por el 'nuevo' propulsor de nombre TAG-Heuer, ya piensan en otro para el 2017, lejos de la marca del rombo.

"Es difícil decirlo por el momento, sin poder anunciar nuestros planes sobre el motor, pero creo que deberíamos estar en mejor posición", confesó Christian Horner. Evidentemente el británico, pone todos sus deseos en la llegada de un motor alternativo a las actuales PU´s, algo que por el momento se antoja bastante complicado, vistos los intereses en juego. "La FIA trabaja en ello por ahora. Todo puede cambiar, creo que el 2017representa un nuevo comienzo". Según mi punto de vista, y no es por amargarle el nuevo año y los siguientes a nadie, al escuchar o ver impreso términos como FIA, trabajo, cambios o nuevo comienzo, empiezo a tiritar como si estuviera sin abrigo en la tierra de Santa Claus, allí, en Rovaniemi, provincia finlandesa de Laponia.

Esta temporada pudimos asistir al debut de un jovencísimo piloto holandés, Max Verstappen, que con tan solo 18 años recién cumplidos, combina una indudable pericia sumada a una muy apreciable inmodestia. Así recientemente Max comentaba sus más memorables rebases del 2015, como los de Spa e Interlagos, ante Felipe Nasr y Sergio Pérez respectivamente. Y según su opinión, debe jugársela en las curvas ante la falta de potencia del propulsor Renault, lo que hace "definitivamente más interesantes sus adelantamientos". Más tarde su compañero de equipo, Carlos Sainz Jr., campeón de las World Series by Renault 3.5 del 2014, alguien dotado de una innegable modestia, confesó acerca de Max: "Si es tan bueno como todo el mundo dice, que yo creo que sí, eso significa que no debo estar lejos". Espero que el nuevo STR-Ferrari, les sea igual de fiable a ambos pilotos, ya que quizás el 'tulipán' no luzca tanto ego si se alterna la fiabilidad motora.

Ya que el año se cierra definitivamente, qué mejor que decir las cosas de manera llana, sin tapujos. Así que el máximo responsable de Ferrari, Sergio Marchionne, fue claro a la hora de explicar las razones por las que denegaron sus propulsores a Red Bull: "Podría haber sido peligroso para la competitividad de Ferrari". El italiano no tuvo problema alguno en alabar las dotes de los chasis diseñados y fabricados por los de Milton Keynes, más cuando sumaron cuatro mundiales consecutivos. Luego solo mostraron sus garras, en cuanto la PU Renault no les causó problemas, caso de la carrera de Austin. Finalmente Sergio Marchionne esgrimió otra gran verdad, el coste del desarrollo de estas complejas unidades de potencia, en relación al precio fijado para su venta, es una mínima fracción del mismo. Parece mentira que en la FIA de "Funcionan inconsciente y atolondradamente", nadie imaginase que algo así pudiera pasar. Que tiempos aquellos de Mecachrome.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad