Schumacher, crítico con los Pirelli: "Me pregunto si deberían durar un poco más"

Las declaraciones del alemán sorprenden a Hembery en Bahréin

Pirelli dice estar sorprendido por las acusaciones vertidas por Michael Schumacher sobre la nueva generación de neumáticos introducida por la marca milanesa este año 2012 y que se han erigido como los grandes protagonistas en este comienzo de temporada. Según el heptacampeón, el comportamiento de los nuevos compuestos hace que los pilotos no puedan llevar sus monoplazas al límite.
Por Andrés Méndez
© Sutton Michael Schumacher

Esta vez en Barhéin, un circuito a priori muy propicio para los Mercedes, incluso más que el de Shanghái donde lograron la victoria con Nico Rosberg, el heptacampeón no encontró buenas sensaciones ya desde la calificación, donde no pasó de la Q1. Todo esto se agravó mucho más al no poder remontar las posiciones que se esperaban con un W03 teóricamente superior y con la 'obligación' de tener que cuidar sus gomas a la hora de atacar.

"Lo principal que no me gusta es que tenemos que pilotar muy por debajo de lo que debería un piloto, y en particular, de los límites del monoplaza”, decía Michael Schumacher a la BBC Radio. “Tan sólo me pregunto si la temperatura de los neumáticos debería tener tanta importancia o si deberían durar un poco más. Entonces podrías pilotar a una velocidad normal y no ir a la que llevaría con el coche de seguridad".

Por su parte, el director de Pirelli Motorsport, Paul Hemberey se vio sorprendido por tales críticas ya que ‘el Kaiser’ estaba especialmente contento con estas gomas en los test invernales.

"Estoy decepcionado por escuchar estos comentarios de alguien con la experiencia de Michael", comentó el británico a la publicación Autosport. "Otros consiguen hacer funcionar las gomas trabajando. Sus comentarios en los test invernales fueron que estaba muy contento con los neumáticos y ahora parece haber cambiado de opinión".

Tras la carrera en Bahréin, el piloto alemán añadió que quizá, Pirelli debería replantearse el enfoque con los neumáticos, porque el problema de no poder forzar al límite lo ha experimentado demasiada gente.

"No estoy contento con la situación y veremos qué pasa en el futuro. Si fuese un problema de un solo coche, podrías decir que depende de nosotros lidiar con él. Pero básicamente lo tienen todos con, quizá, una o dos excepciones, y si el 80% de la parrilla tiene este problema, entonces quizá el suministrador de neumáticos tendría que pensar sobre esto", finalizó Schumacher.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad