Los cockpits cerrados podrían ser una realidad en 2014

El bastidor tubular, la opción más adecuada para mejorar la seguridad el piloto

La posibilidad de que en el futuro los habitáculos de los monoplazas estén cerrados, y no abiertos como en la actualidad, ha cobrado fuerza tras el accidente de Romain Grosjean y Fernando Alonso en la salida del GP de Bélgica. Este cambio radical podría suceder en 2014.
Por Martí Muñoz
© Fotograma del vídeo de la FIA

El accidente múltiple de la salida del GP de Bélgica recordó al mundo del motor la exposición a la que se encuentra la cabeza de un piloto de carreras cuando se halla al volante de un Fórmula 1. El debate sobre la necesidad de modificar los cockpits de los monoplazas está de nuevo sobre la mesa después de que el Lotus E20 descontrolado de Grosjean pasara a la altura del tren delantero del F2012 de Alonso.

Ya hace más de doce meses que el Grupo Técnico de Trabajo de la FIA empezó a trabajar en conceptos destinados a aumentar la seguridad del piloto en este tipo de casos. La voluntad del Grupo es que su prototipo sea operativo en un futuro no muy lejano. "Creo que el objetivo es 2014, ya que empezamos el proyecto hace un año. Personalmente, creo que es inevitable ya que es la mayor exposición [de la seguridad n.d.r.] que tenemos", ha comentado Paddy Lowe en declaraciones recogidas por Autosport.

La lesión de Felipe Massa en Hungría 2009 y la muerte de Henry Surtees en Brands Hatch tras recibir el impacto de un neumático en la cabeza durante una carrera de la Fórmula 2 fueron las causas que motivaron esta investigación. Accidentes como el de Michael Schumacher y Adrian Sutil en Abu Dhabi 2010 o el de Karun Chandhok y Jarno Trulli en Mónaco ese mismo año han puesto de manifiesto que la seguridad de los habitáculos actuales es mejorable.

"Uno lo ve una y otra vez y piensa: 'ha tenido suerte'. Pero un día no tendremos suerte", adviertió Lowe. "Es una fórmula de cockpits abiertos, por lo que debemos protegerlo, pero al mismo tiempo creo que técnicamente sería factible optar por una opción o la otra".

En julio de 2011 les informamos de que la FIA había realizado unos crash-tests en los que comprobó la resistencia de una cúpula formada por una pantalla de policarbonato; este mismo año han comprobado la efectividad de un bastidor tubular, cuyos resultados fueron exitosos.

"Hemos fabricado una pieza de pruebas y hemos comprobado su estructura con varios impactos, como por ejemplo de neumáticos. Ha resultado exitoso. Ahora comprendemos algunos de los parámetros, como por ejemplo los ángulos que necesitamos y las fuerzas de las piezas. Actualmente se está trabajando para evaluar su visibilidad; hemos trabajado en el simulador con nuestra interpretación".

De hecho, la visibilidad podría ser uno de los principales inconvenientes que presentarían estos habitáculos, si bien no el mayor. El ingeniero de McLaren confía en que los pilotos actuales se adaptarían rápidamente a la nueva F1 a pesar de ser una generación que durante toda su carrera ha pilotado monoplazas de habitáculo abierto. "Idealmente, un piloto no desearía tener nada en el camino [de su vista n.d.r.], pero al mismo tiempo conduces tu coche de calle o tu furgoneta VW con la franja central. Sencillamente te acostumbras, ¿verdad? Nosotros hemos llegado a la conclusión de que mientras esas franjas no sean excesivamente grandes uno se puede acostumbrar a ello".

Stefano Domenicali, sin embargo, cree que el desarrollo de esta nueva pieza debería avanzar lento pero seguro, pues cualquier defecto podría ser fatal en caso de accidente. "Estamos trabajando con la Federación para desarrollar el sistema de protección adecuado. La pieza que estamos probando tiene algunos problemas, como por ejemplo la extracción en caso de incendio o peor. Debemos ser muy cuidadosos con todos estos sistemas", ha afirmado. "Hemos sido afortunados de que no le haya pasado nada a Fernando".

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad