Daniel Juncadella completa con éxito el test con Ferrari: "Es un sueño hecho realidad"

Más de dos horas de trabajo en pista con el F60 sin incidencias reseñables

El piloto español Daniel Juncadella ha llevado a cabo hoy su bautismo de fuego en Fórmula 1 a los mandos de un Ferrari F60 de la temporada 2009. El catalán ha dado en torno a 45 vueltas al circuito de Vallelunga, un total seis tandas de las cuales tres han sido con goma media. Así, la prueba se ha saldado con satisfacción, tanto para el piloto como para el equipo de ingenieros de la Ferrari Driver Academy, comandado por el italiano Luca Baldisserri.
Por Cristóbal Rosaleny (@crosaleny)
Daniel Juncadella junto al F60

Daniel Juncadella junto al F60
  • Daniel Juncadella junto al F60
  • Daniel Juncadella subido al F60
  • Daniel Juncadella dentro del Ferrari F60
  • Baldisserri analiza el comparativo de vueltas de Juncadella
  • F60
  • Daniel Juncadella
  • F60
  • Daniel Juncadella y nuestro redactor jefe Cristóbal Rosaleny
  • Daniel Juncadella
  • Daniel Juncadella
  • Mecánicos trabajando en el F60
  • Daniel Juncadella al volante del F60
  • Daniel Juncadella
  • Daniel Juncadella a los mandos del F60
  • Daniel Juncadella subido al F60
  • Daniel Juncadella
  • Daniel Juncadella saliendo de boxes
  • Daniel Juncadella hablando con los miembros de Ferrari
  • Daniel Juncadella saliendo del box
  • Miembros de Ferrari atentos a la evolución de Juncadella

La niebla ha cubierto la pista romana a primera hora de la mañana, pero se ha disipado a tiempo para el inicio de las pruebas, que se han desarrollado con la pista seca y una temperatura que ha ascendido desde los 9 hasta los 12 grados centígrados, con brisa suave y ambiente húmedo.

Dani ha marcado un tiempo de 1'18"560 en su mejor vuelta y, en opinión de los técnicos, ha destacado el ritmo que ha logrado con neumáticos medios usados: "Pilotar por primera vez un F1 y que sea un Ferrari es un sueño hecho realidad para mí", han sido las primeras palabras de Juncadella al bajarse del coche. "Me he sentido muy cómodo desde el primer momento. Tal y como me esperaba lo que más me ha impresionado ha sido la frenada".

Este test es un regalo por haberse proclamado campeón del FIA European F3 Trophy y Juncadella no ha dudado al quitarle importancia a los tiempos de hoy, ya que la prueba no estaba dirigida a conseguir una prestación pura. De hecho, uno de los objetivos era valorar la sensibilidad del piloto, como explica el propio Dani: "Me han puesto a prueba con el set-up del coche. He tenido que acertar parámetros que habían puesto mal adrede y siempre lo he conseguido", ha dicho. El primero y más básico ha sido un balance de frenos equivocado, y hemos podido comprobar cómo Francesco Pon, su ingeniero de pista durante el test, le ha felicitado por la rapidez con la que ha encontrado y corregido el problema.

"He completado seis tandas, al principio la pista estaba muy fría y he tenido problemas de ‘graining’ en la rueda delantera izquierda. En las siguientes tandas hemos calzado las ‘medium’ y ha ido bastante bien, hemos mantenido un ritmo constante y buena progresión", ha añadido el piloto. "En este aspecto he notado que se han quedado muy satisfechos del trabajo, para mi ha sido lo más importante. Como me han dicho no hay referencias en cuanto a los tiempos para poder comparar realmente, pero en la última tanda, con neumáticos blandos nuevos he rodado en 1.18 medios aunque con algo de subviraje".

"Una de las cosas que más he disfrutado ha sido las sensaciones y la experiencia de poder probar libremente ciertos aspectos, como cambiar el diferencial en las entradas y salidas de las curvas, me ha gustado mucho notar la diferencia. Otra de las grandes experiencias es tener a unos 15 mecánicos trabajando al tiempo contigo, ya que en la F3 estamos acostumbrados a trabajar con dos, eso te hace darte cuenta de donde estás".

"Sin lugar a dudas, esta ha sido una experiencia fascinante que jamás olvidaré, pero ahora ya quiero pensar en Macao, llego como el vigente Campeón y me encantaría poder poner el broche de oro a una temporada de ensueño, donde he ganado todo lo que se podía ganar en la F3", ha sentenciado el catalán.

En el momento de publicar estas líneas, el estadounidense Eddie Cheever Jr., hijo del ex piloto de F1, se ha puesto al volante del F60 y, por último, lo hará el italiano Agostini.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad