Análisis

¿Cuánto se ahorra a 110 por hora?

Realizamos un test comparativo con dos coches, un Diesel y un gasolina, con idéntico recorrido a 110 km/h y a 120 km/h antes de que entren en vigor los nuevos límites de velocidad aprobados por el Gobierno.
Por Carlos García-Alcañiz

Las cifras que baraja el ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba no dejan lugar a dudas: rebajar los límites de velocidad en las autopistas y autovías de 120 kilómetros/hora a 110 kilómetros/hora supondrá un ahorro de combustible cercano al 15% en los automóviles que consuman gasolina y de un 11% para los vehículos Diesel.

Dejando al margen la polémica que ha suscitado la medida -hasta el piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso se ha manifestado en contra al declarar que "hay otras fórmulas más eficientes para reducir la contaminación, que creo que es el objetivo principal del cambio"-, en CAR and DRIVER hemos querido comprobar de primera mano si esos porcentajes son reales o ficticios. Lo que está claro es que a una velocidad menor, cualquier coche gastará menos carburante pero, ¿cuánto de media? Para ello, hemos planificado una ruta desde el kilómetro 12 de la A-1 salida Madrid -justo desde que se puede circular a 120 kilómetros/hora- hasta el 65 de la misma carretera para el trayecto de ida y desde el kilómetro 65 hasta el 12 para el de vuelta, con dos vehículos muy diferentes, un Renault Fluence 1.5 dCi de 105 caballos y cambio manual de seis velocidades y un Hyundai Genesis Coupé 2.0T de 213 caballos y caja manual de seis velocidades. El leiv motiv de la prueba es hacer dos trayectos con cada vehículo, uno a menos velocidad y otro a más, medidos con sus respectivos ordenadores de a bordo y empleando los controles de velocidad para comprobar si las cifras difundidas son reales o ficticias.

Las condiciones de viaje son idénticas en todos los trayectos: un conductor sin equipaje, sin luces, sin aire acondicionado y a velocidad constante

Renault Fluence

Diesel: máximo ahorro
Comenzamos la prueba con el Renault Fluence. A pesar de que la mañana ha empezado con una pequeña nevada en Madrid que apenas ha durado unos minutos, el asfalto de la A-1 está prácticamente seco aunque, eso sí, el aire está muy presente, sobre todo, a la altura del Circuito del Jarama, de El Molar y La Cabrera. En total realizamos 105 kilómetros a una y otra velocidad -en total, 210 kilómetros-. Conducir a 110 kilómetros/hora arroja una velocidad media de 104,3 kilómetros/hora con un consumo medio de 4,5 litros a los 100. A 120 por hora, las cifras se han incrementado: 112,5 kilómetros/hora y 5,0 litros a los 100. Según los cálculos hechos públicos por el ministro, tendría que haber una diferencia del 11% y es cierto. Circular 10 kilómetros/hora menos nos permite ahorrar 0,5 litros a los 100, o lo que es lo mismo, si con el depósito lleno de este Renault Fluence hacemos 1.000 kilómetros, ahorraríamos aproximadamente cinco litros que, al precio actual al que está el Diesel, serían más de seis euros que se quedarían 'en casa'.

Hyundai Genesis

Gasolina: menos diferencia
La segunda ronda la hacemos con el Hyundai Genesis Coupe. Como es lógico, el deportivo coreano con motor dos litros de gasolina y 213 caballos requiere un consumo más elevado. En el primer recorrido de 105 kilómetros a 110 kilómetros/hora -con una velocidad media efectiva de 109 kilómetros/hora- el consumo medio es de 8,2 litros a los 100. Si subimos hasta los 120 kilómetros/hora en esos mismos 105 kilómetros, los resultados varían: 118 kilómetros/hora de velocidad media y 8,9 litros a los 100. ¿Lograremos reducir el consumo en un 15%? No. Sólo conseguimos reducir la media un 9%.

Lo que está claro es que la velocidad influye de forma directa en el gasto de combustible y con la bajada provisional en 10 kilómetros/hora se va a notar un menor gasto pero, ¿hasta cuándo se mantendrán estos límites? ¿Bajará el precio de las gasolinas pronto? ¿Habrá más conductores que opten por el transporte público? Sólo el tiempo nos dará respuesta a estas preguntas.