Contacto

Prueba Mercedes GLA: Capacidad de adaptación

El primer SUV de Mercedes mide 4,41 metros, es realmente llamativo y elegante y está arropado por una equilibrada gama de motores, versiones con tracción delantera o total y unas sosprendentes aptitudes todo terreno.

Por Rodrigo Pareja/Carlos García-Alcañiz
Mercedes GLA

Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • MeMercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA
  • Mercedes GLA y CLA

Tras los GLK, ML, GL y G llega el primer SUV de Mercedes, el GLA, que mide 4,41 metros de largo, 1,80 de ancho y 1,49 de alto. Desde el punto de visto del diseño se ha buscado un Clase A con suspensiones elevadas y una serie de protecciones, denominadas por la marca claddings, que acentúan el lado más 'recreacional' del vehículo y junto con el spoiler y las barras de techo, completan la imagen del nuevo GLA.

Por configuración, el GLA se basa en un sistema de suspensiones formado por un McPherson en el tren delantero mientras que detrás, se emplea un multibrazo. La dirección es electromecánica, accionable a través de un volante que tiene 12 teclas. Como curiosidad, el GLA cuenta con un mecanismo que minimiza los efectos del viento lateral con leves correcciones.

Si damos el salto al habitáculo, nos encontramos en un ambiente inspirado en el A, con idéntico salpicadero y consola central, aunque posee detalles propios, como los cerquillos metalizados de las cinco salidas de aireación. Los asientos tipo bacquets son heredados de su hermano. Pero, ¿no nos encontramos nada nuevo? Sí, y es en la parte posterior: los respaldos de las butacas posteriores se abaten y, como equipo opcional, es posible variar su inclinación. Así se modula el espacio de carga, que pasa de 421 litros a 836. Desde Mercedes señalan que el borde de carga bajo del maletero y la anchura disponible permiten alojar los enseres de viaje, los trastos de los niños o la compra sin apenas esfuerzo. Para facilitar estas operaciones, también con sobrecoste, se añade la apertura eléctrica del portón.

La posición al volante apenas difiere de la del Clase A, tan solo es sensiblemente más elevada y aunque el espacio interior es muy similar al compacto, la sesanción es de mayor amplitud. El diseño también es muy parcido y destaca la excelente presentación, con un toque moderno y deportivo.

La gama mecánica estará compuesta por dos motores gasolina –de 156 y 211 caballos– a los que se añade una versión GLA 45 AMG de 360 caballos y dos Diesel de 136 y 170; todos ellos son cuatro cilindros y cuentan con inyección directa, turbo y Start&Stop. La transmisión es manual, si bien todos los 4x4 vendrán asociados a la caja automática 7G-Tronic de siete marchas así como a un control de descenso de pendientes DSR –Downhill Speed Regulation– y de un programa de conducción especial para todo terreno, que sólo actúa en la electrónica.

El motor de acceso en Diesel se muestra algo justo dadas las características del GLA, sobre todo si recurrimos a las llantas de mayor diámetro opcionales, que si bien mejoran la estética, restan agilidad al vehículo. Es más interesante por ello la mecánica turbodiésel de 170 caballos que además muestra unas sifras de consumo bastante razonables, dadas las prestaciones que ofrece.

La posición al volante apenas difiere de la del Clase A, tan solo es sensiblemente más elevada y aunque el espacio interior es muy similar al compacto, la sesanción es de mayor amplitud

El GLA es el primer modelo que equipa la nueva generación de 4x4 de tracción permanente denominada 4Matic con distribución variable del par. Este sistema se caracteriza por sus elevadas reservas de tracción y una excelente agilidad, combinadas con una mayor seguridad de conducción. Entre los componentes de la nueva generación del 4Matic figuran la transmisión de par al eje trasero integrada en el cambio automático de doble embrague 7G DCT y el diferencial trasero con embrague de discos múltiples integrado y regulación electrohidráulica. Estos dispositivos permiten una distribución completamente variable del par motor entre el eje delantero y el trasero.

Este sistema de tracción integral se compenetra con los diversos asistentes con los que cuenta el conductor, como el sistema de alerta por cansancio Attencion Assist o el Collision Prevention Assist, basado en sensores de radar con servofreno de emergencia adaptativo que actúa ya a partir de los siete kilómetros/hora y protege a los ocupantes de posibles colisiones.

Asimismo, los dispositivos multimedia desarrollados para el GLA son igualmente destacables, como el concepto de la Digital Drive Style App de Daimler, una aplicación vinculada al Drive Kit Plus para iPhone que mimetiza el smartphone con el coche. Al respecto, entre las características más destacadas figuran el mando fónico Siri y la comunicación de la posición en tiempo real Glympse. Éste permite compartir la ubicación actual con un grupo seleccionado de personas. Otras funciones ya vistas en otros modelos de la competencia son Facebook, Twitter, radio por internet, AUPEO! y navegador GPS con información sobre el tráfico en tiempo real, Street View y representación cartográfica en 3D.
 
Funciones todo terreno
Como ya se ha comentado, los vehículos equipados con 4Matic disponen de serie de la ayuda para descender pendientes DSR –Downhill Speed Regulation– y de un programa de conducción todo terreno. El DSR se activa pulsando una tecla en la consola central y asiste al conductor en pendientes y descensos, manteniendo constante una velocidad ajustable a mano. Para ello, el sistema interviene en la unidad de gestión del motor y del cambio, así como en los frenos de las ruedas.

Al seleccionar el programa de conducción todo terreno puede activarse en la unidad central una pantalla especial con una instrumentación específica off road que muestra el ángulo de orientación de las ruedas delanteras, el programa de conducción todo terreno seleccionado y una brújula. También se informa del ángulo de inclinación en grados, de la pendiente en valor porcentual y de la activación de la ayuda para descender pendientes DSR.

El nuevo GLA tiene un precio que parte de los 31.150 euros y supere ampliamente los 70.000 euros en las versiones más equipadas y potentes.


comment-wrapper.tpl.php

Publicidad