Contacto

Al volante del Coupé, el Mini más exclusivo

El utilitario británico por excelencia adopta una nueva carrocería y un enfoque puramente deportivo. El Mini Coupé ofrece un habitáculo de sólo dos plazas y un maletero con mayor capacidad. Estará a la venta a partir de octubre desde 21.600 euros.
Por Jose Carlos Luque/Juan Luis Soto
Mini Coupé 2012

Mini Coupé 2012
  • Mini Coupé 2012
  • Mini Coupé 2012
  • Mini Coupé 2012
  • Mini Coupe 2012
  • Mini Coupe 2012
  • Mini Coupe 2012
  • Mini Coupe 2012
  • Mini Coupe 2012
  • Mini Coupé 2012
  • Mini Coupé 2012
  • Mini Coupé 2012
  • Mini Coupé 2012
  • Mini Coupé 2012
  • Mini Coupé 2012
  • Mini Coupé 2012
  • Mini Coupé 2012

Con el Mini Coupé, la marca británica propiedad de BMW ofrece la primera versión de su modelo con dos únicas plazas y una innovadora parte trasera, que incluye un maletero de 280 litros de capacidad, frente a los 160 del Mini convencional. Su oferta incluye cuatro motorizaciones, Cooper (122 CV), Cooper S (184 CV), Cooper SD (143 CV) y John Cooper Works (211 CV). Los precios respectivos son 21.600 euros para la versión más asequible, 27.050 euros para las versiones intermedias tanto de gasolina como Diesel, y 33.900 euros para la más potente de las cuatro que además se distingue por un chasis 10 milímetros más bajo que sus hermanos de gama y suspensiones específicas. En todos ellos se ofrece la caja de cambios manual de seis velocidades o bien la automática.

El Mini Coupé MY 2012 mide 3,73 metros de largo, 1,68 de ancho y 1,38 de alto. Es decir, conserva las mismas dimensiones que el Mini normal, tan sólo es 2,9 centímetros más bajo. No es de extrañar, si tenemos en cuenta que comparte chasis con la versión de cuatro plazas, tanto por distancia entre ejes como por esquema de suspensiones. Pero estéticamente se diferencia claramente de ella, más cúbica, por una caída muy característica de su techo de tipo casco. Su trasera se modifica a partir de 80 kilómetros por hora, velocidad en la que despega el alerón aerodinámico, también accionable mediante un pulsador manual. En el interior no se diferencia del resto de los Mini, adoptando los mismos elementos de instrumentación y decoración.

En su acrecentado maletero, presenta una tapa que comunica con el interior del habitáculo para transportar objetos alargados, además de una bandeja desmontable. El inclinado portón permite un buen acceso al espacio de carga, más capaz y aprovechable de lo que pudiera pensarse en un principio. Con nueve colores posibles de carrocería, y franjas longitudinales de pintura exclusivas de serie para el Coupé, ofrece medidas de llantas de 15, 16 y 17 pulgadas. A principios de 2012, llegará la versión roadster descapotable con techo de lona, con la que ya serán seis los modelos del catálogo Mini.

La versión Coupé se destina a los clientes más extremistas del Mini, cifrados en un 2% entre todos sus compradores

Al volante, el Mini Coupé destaca por una agilidad aún mayor que la de las versiones de cuatro plazas, propiciada por un reparto de pesos diferente. La gran sensibilidad de la dirección y la rapidez de respuestas del chasis potencian la 'sensación Mini', haciéndose su conducción especialmente divertida en trazados sinuosos. La carrocería se ha rigidizado mediante refuerzos estructurales que, aunque han aumentado el peso en unos 25 kilos, han dotado al Mini Coupé de unas mayores posibilidades deportivas. El diferencial autoblocante EDLC mantiene la trayectoria de forma muy eficaz en situaciones extremas. Las sensaciones con el poderoso John Cooper Works son muy incisivas y pueden llegar a ser muy exigentes en la conducción si aprovechamos toda la potencia disponible.

Entre los detalles del Coupé destaca un alerón retráctil que se abre a partir de 80 km/h y se cierra por debajo de 60 km/h automáticamente.

En cuanto a consumos, todos los motores ofrecen niveles de prestaciones y consumo muy similares a los del modelo compacto, gracias a que incluyen el paquete eficiente ‘Minimalism’: Auto Start-Stop, indicador de marcha correcta y un alternador específico para ahorrar energía. Así se explica que, por ejemplo la versión Cooper SD de 143 caballos se conforme con una media de 4,3 l/100 km y el Cooper de gasolina y 122 caballos con 5,4 l/100.


user-login-block.tpl.php
Queremos saber tu opinión
¡Bienvenido! Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.