Actualidad

Aguirre insiste en que quien use carreteras debería costearlas

La presidenta de la Comunidad de Madrid, ha comparado hoy a los usuarios del transporte público, que pagan parte de su coste con el billete, con los ciudadanos que viajan en su vehículo privado. Según su propias palabras estos "deberían de contribuir al mantenimiento de las carreteras".


Por JCL / Fuente: EFE

Durante la sesión de control al Gobierno en la Asamblea, en respuesta al portavoz adjunto de UPyD, Ramón Marcos, sobre la posibilidad de que la Comunidad de Madrid implante el peaje en algunas de sus carreteras.

La presidenta regional ha señalado que es hora de abrir el debate sobre si es "justo" que paguen el mantenimiento de las carreteras todos los contribuyentes con sus impuestos, y determinar si éste servicio público es esencial, como la sanidad o la educación.



"Tenemos que buscar un equilibrio", ha dicho.

 Como ejemplo del gasto que suponen las carreteras, ha citado la M-45, que "se construyó sobre la base del llamado 'peaje en sombra'", de manera que la Comunidad de Madrid paga 8 céntimos por kilómetro y coche, y 2,64 euros por cada vehículo que transita por toda la vía, lo que supone unos 100 millones al año.

 Una cifra que sumada a los 65 millones destinados a mantenimiento de carreteras por razones de seguridad, constituye una cantidad "importante para un servicio público que no es esencial, como la sanidad o la educación".



"Quizá los que usan el coche privado también deben pagar parte del coste del mantenimiento", ha insistido.



Ramón Marcos, por su parte, no ha entrado en si es "justo o no" que los usuarios paguen las carreteras, pero ha criticado el "exceso" de infraestructuras que construyó la Comunidad de Madrid sin analizar el coste-beneficio. 

Un exceso de infraestructuras, tanto de metro como de carreteras, que "venía impulsado por el modelo de crecimiento por el que apostó la Comunidad, el del ladrillo", arrastrada por "el lobby de las grandes empresas" o por la política "de inauguraciones y de cortar la cinta", sin explicar a los ciudadanos los costes de mantener esas obras a futuro.

 "No han hecho una planificación adecuada, ni los estudios debidos; en parte lo hicieron por razones puramente populistas, y ahora lo van a pagar los ciudadanos y la clase media pagando los peajes", se ha lamentado.

Marcos ha criticado también que Madrid apostara por el modelo de participación público-privada "pensando que daría lugar a la gratuidad", cuando en realidad ese modelo tiene un coste para el erario público.



Y, en este sentido, ha deplorado que en este modelo de colaboración con lo público, las empresas privadas no corran con parte del riesgo.

 "Si hay que hacer sacrificios, que sean compartido", se ha quejado, porque de lo contrario, no hay colaboración, sino que hay "empresas extractoras de rentas públicas: los ciudadanos son los que las acaban pagando, y ellas haciendo negocio".


comment-wrapper.tpl.php

Publicidad