Actualidad

Mini Red Mudder: moda solidaria

El Mini ha sido, es y será base de inspiración para los artistas y los creadores de tendencias. Por eso, los modistos de DSQUARED2 han tomado la base de un Cooper S y lo han evolucionado con ciertas aptitudes playeras.
Por Carlos García-Alcañiz
Mini Red Mudder

Mini Red Mudder
  • Mini Red Mudder
  • Mini Red Mudder
  • Mini Red Mudder
  • Mini Red Mudder

Ni Clubman ni Countryman. A día de hoy, la popularidad del Mini ‘normal’ (entre un amplio catálogo de versiones, como One, Cooper, Cooper S, Cabrio) sigue siendo imbatible, papel que le sirve para ser el rey de las transformaciones (otro que apunta alto es el Fiat 500). En esta ocasión, el Mini Red Mudder que ves en aquí, creado a partir de un Cooper S y salido de la imaginación de los diseñadores de la marca DSQUARED2, tiene una finalidad benéfica: subastarlo este fin de semana para ayudar a los enfermos de sida, dentro de un programa de actividades enmarcado en el Life Ball 2011.

Su apariencia de pequeño 4x4 al estilo de un buggy está muy lograda: neumáticos específicos para todoterreno, rueda de repuesto en el portón, baca con iluminación adicional, defensa delantera con cuatro focos incrustados similar a los que se utilizan en rallies, estriberas y ventanillas traseras con una pequeña malla, entre otros.

Bajo la carrocería, eso sí, no hay cambios: no hay tracción integral All4 como en el Countryman y el conjunto motor-transmisión-suspensión no ha sufrido modificación alguna (equipa un 1.6 gasolina de 184 caballos, con tracción delantera y cambio manual de seis velocidades).