Análisis: Comparamos la gestión de los neumáticos en los tests de Jerez

Repasamos las estadísticas de Red Bull, Ferrari, McLaren y Lotus

Ferrari, McLaren, Red Bull y Lotus. A la espera del nuevo Mercedes W03, éstas cuatro escuderías se postulan como las marcas a batir por sus rivales. ¿Pero cuál fue su rendimiento en Jerez? Desglosamos y explicamos cómo tratan los neumáticos las escuderías punteras de la categoria reina.
Por Martí Muñoz (@MartiV8)
© Sutton Lewis Hamilton en Jerez

Una vez acabada la primera semana de entrenamientos de pretemporada, ya conocemos nueve de los doce monoplazas que este año competirán en el Mundial de Fórmula 1. Sin embargo, todavía quedan muchas preguntas por responder y la más importante de ellas -qué coche será el más competitivo- será un misterio hasta la cita inaugural del calendario, el Gran Premio de Australia.

Para cualquier persona ajena al paddock de la categoría reina, los resultados de los tests invernales no son más que una imagen difusa de la realidad, un escenario ideal para la especulación sobre el rendimiento de los distintos bólidos mientras contamos los días que quedan para que empiece la temporada.

Si bien es cierto que este artículo no dará respuesta al principal interrogante del momento, sí que ilustrará el trato que los nuevos Red Bull RB8, McLaren MP4-27, Ferrari F2012 y la revelación de Jerez, el Lotus E20, dan a los compuestos Pirelli, cuya gestión fue un factor determinante en 2011.


COMPUESTO BLANDO

Fernando Alonso se valió de la goma blanda de Pirelli para marcar el mejor tiempo de la última jornada de tests (1'18''877). El asturiano marcó este registro en la primera del total de ocho vueltas que completó en dicho stint, y posteriormente, tras levantar el pie del acelerador en la siguiente vuelta, volvió a retar al cronómetro. Su segundo registro fue 0,8 segundos más lento que el primero, un desgaste mucho mayor que el que experimentó Sebastian Vettel en esta misma situación (0,5s).

Por lo que al tratamiento de las gomas blandas respecta, los registros del F2012 parecen ser ligeramente mejores que los del RB8. La última creación de la Scuderia acumuló una degradación media por vuelta de 0,424 segundos, tres centésimas mejor que la degradación del Red Bull (0,459s).

Cabe destacar que ambos coches usaron cargas distintas de combustible al efectuar sendas tandas, puesto que Alonso ejecutó sus primeras cuatro vueltas en un registro medio de 1'19''6, por los 1'20''7 del bicampeón de Heppenheim.

Pese a que en ambos monoplazas los neumáticos sufren en condiciones de vuelta rápida, posteriormente la degradación de estos se estabiliza poco a poco hasta alcanzar los 0,2 segundos perdidos por giro.

Lewis Hamilton, por su parte, protagonizó una tanda cronometrada de cinco giros a un ritmo muy constante. El inglés, al contrario que Vettel y Alonso, no hizo ninguna tentativa de vuelta rápida y acumuló una degradación por vuelta sencillamente espectacular: 0,073 segundos a un ritmo medio de 1'21''552. La degradación del McLaren seria, en este caso, 0,1s inferior a la del RB8 y del F2012.

Pero si hubo un piloto y un monoplaza que realmente impresionaron, no fueron otros que Romain Grosjean y su Lotus E20. El francés completó un impresionante stint de 15 vueltas con una degradación media de 0,076 segundos. De hecho, el galo pudo mejorar sus registros personales hasta completar la decimotercera vuelta de su tanda, momento en el que sus neumáticos empezaron a desfallecer al ritmo de 0,4s por vuelta. El tiempo medio del stint fue de 1'24'321 (sus registros oscilaron entre el 1'23 medio y el 1'24 medio).

Anteriormente, Grosjean había realizado un simulacro de Q3. El de Lotus completó un stint de únicamente dos vueltas de duración y marcó su mejor registro personal de la jornada (1'19''729).


COMPUESTO MEDIO

Fernando Alonso no pudo ejecutar ninguna tanda que nos sirviera de referencia dados los problemas que afectaron a su F2012 y el tiempo que invirtió la Scuderia en montar las últimas piezas llegadas desde la factoría de Maranello en su monoplaza.

No fue así en el caso de Sebastian Vettel, que protagonizó un stint de ocho vueltas. El ritmo de degradación de sus neumáticos fue de 0,158 segundos por giro; su mejor crono (1'20''072) cayó progresivamente hasta llegar al 1'21''182. Cabe destacar que su desgaste fue especialmente acusado en las primeras dos vueltas (0,5s), pero posteriormente, tras levantar el pie durante dos vueltas, el alemánestabilizó su degradación entorno a los 0,07s por vuelta, una cifra increíble que denota un buen tratamiento de las gomas por parte del chasis de Adrian Newey.

Lejos de querer mostrar su mejor versión, Red Bull montó las gomas medias cuando Vettel se disponía a marcar su mejor registro personal de la jornada. El ritmo veloz del germano se tradujo en una degradación mayor de goma, que posteriormente se estabilizó por encima de la décima de segundo.

Por su parte, Hamilton efectuó un stint de trece vueltas, con un desgaste medio de 0,241s. Al equiparar sus registros con los de Vettel, comprobamos como el MP4-27 desgasta las gomas a un ritmo muy similar al RB8: 0,06 segundos contra 0,07 respectivamente.

Grosjean volvió a demostrar el buen trato que el Lotus E20 da a los neumáticos y completó un maratoniano stint de quince vueltas, el equivalente a 66km. El francés, con un coche cargado de combustible, mantuvo un ritmo medio de 1'24''321. Sin embargo, lo más impresionante es comprobar que en las primeras ocho vueltas de su stint, el E20 degradó las gomas a un ritmo de 0,09 segundos por giro, un ritmo muy cercano al de los equipos punteros.

Cifras de Pirelli en los tests de Jerez

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad