Ciclo de motores: ocho pilotos llegan a Singapur con su séptima unidad

¿Alguna escudería se atreverá a estrenar propulsor en Marina Bay?

Después de la 'carnicería' de Spa y de todos los problemas mecánicos de Monza, el Campeonato de Fórmula 1 abandona Europa para iniciar la segunda parte de la temporada en el circuito de Singapur, la primera de las siete carreras que quedan para finalizar el año. Fernando Alonso lidera la clasificación con un colchón de 37 puntos sobre el grupo de rivales que lidera Lewis Hamilton. Mientras tanto, y a pesar del doble abandono de Italia, Red Bull lidera el campeonato de constructores. Los de la bebida energética esperan tener un gran rendimiento en los circuitos que no demanden demasiado a su monoplaza, como es el caso de Marina Bay.
Por José Miguel Calavia (@chemiF1)
© Sutton Motor Ferrari
21 Sep 2012 - 11:33

El Gran Premio de Singapur, el Mónaco de Oriente, es uno de los trazados más lentos de la temporada, con una gran abundancia de curvas de primera y segunda velocidad, que atraviesa la zona de la Bahía de Singapur. El resultado es una velocidad media de 175km/h, con una velocidad máxima de 297km/h, conseguida en el tramo Raffles Boulevard. Es muy reconocido en el mundo del motor por ser la primera carrera nocturna, iluminada con luces artificiales a través de los más de cinco kilómetros de pista. El sistema de iluminación está formado por casi 1.600 proyectores de luz, separados unos cuatro metros de la pista y que están suspendidos diez metros sobre el circuito.

Como en Mónaco, los neumáticos y la aerodinámica son factores claves para el circuito Marina Bay. Los niveles de adherencia son al comienzo del fin de semana bajos, mejorando a lo largo del fin de semana, cuando la goma y las virutas ensucian la pista, mientras que la gran cantidad de curvas lentas implican que los equipos van a usar unos paquetes de carga aerodinámica altos, aportando al coche estabilidad en las frenadas y una mejor tracción a la salida de las curvas.

El circuito es algo exigente con los frenos, pero no por la intensidad de las frenadas (no hay ninguna frenada fuerte), sino porque se usan de una manera muy regular y no tienen descanso. El bajo uso del acelerador a fondo implica que los motores tengan un fin de semana relajado, aunque el carácter de circuito de acelerador y freno puede causar algunos problemas técnicos. Es por eso que los equipos usarán unas relaciones de cambio cortas para maximizar la aceleración, buscando conseguir una buena entrega de potencia a bajas revoluciones, permitiendo un buen uso del acelerador.

Más info en el Informe Estratégico del GP de Singapur de James Allen.

 

MOTORES
Éste es el registro de los motores que l