Hamilton-Mercedes: una apuesta arriesgada

El fichaje del británico podría haber dinamitado el mercado de pilotos

Tras varios meses de elucubraciones, por fin se ha movido el mercado de fichajes. Lewis Hamilton es el principal protagonista, quien ha abandonado de manera inesperada McLaren y ha propiciado un efecto dominó que tendrá consecuencias en los demás pilotos y escuderías.

Por Andrés García-Bengochea (@AndBengochea)
© Sutton - Lewis Hamilton sustituirá a Michael Schumacher en Mercedes

La noticia ha caído como una bomba en el paddock. Lewis Hamilton pone fin a la que ha sido su casa durante toda su carrera, y con Ross Brawn intentarán consolidar lo que ambos han descrito como un proyecto ilusionante.

La polémica en torno a la extensión de su contrato se inició meses atrás. Todo hacía indicar una renovación segura con McLaren, dada la estrecha relación entre las partes y la competitividad del MP4-27. Con el paso de los Grandes Premios la situación empeoró y alcanzó su punto álgido con la polémica 'telemetría', que separaba a Hamilton tanto del equipo como de Jenson Button.

Muy lejos queda el año 2007, en el que aquél extraordinario debutante juraba amor eterno a los de Woking. En seis temporadas, sólo se descorchó el champán en 2008 con el adelantamiento en la última curva del Mundial que le dio su único título.

Mercedes ha progresado paulatinamente desde su regreso, pero todavía no parece en disposición de plantar cara a los grandes. La ayuda de Michael Schumacher no ha sido suficiente y sufren un preocupante problema de evolución. Quizá, Hamilton sea la pieza que falte para completar el puzzle.

La noticia no ha cogido a McLaren por sorpresa, que inmediatamente anunciaba la contratación de Sergio Pérez. El mexicano ha destapado el tarro de las esencias en 2012 y Button será un buen rival para calibrar de qué pasta está hecho. De momento desconocemos los términos del contrato y si Telmex patrocinará a los coches plateados.

Así, un volante se queda libre en Sauber y pretendientes no le faltan. Kamui Kobayashi tampoco tiene asegurada su continuidad, por lo que el monoplaza suizo se convierte en un caramelo muy apetecible. Algunos querrán progresar, como Heikki Kovalainen, otros volver, como Jaime Alguersuari, y Esteban Gutiérrez se frota las manos con la posibilidad de su debut. Aunque el catalán tiene muchas papeletas para vestirse de blanco.

¿Y qué pasa con Ferrari? Cada vez cobra más fuerza la renovación de Felipe Massa, aunque la no confirmación de la retirada del heptacampeón alimenta las sospechas. Una dupla Alonso-Schumacher enloquecería a los tifosi y el alemán no enturbiaría el ambiente en un equipo en el que bicampeón español es el líder indiscutible. Aunque las posibilidades son escasas, los italianos tendrán que sacarnos de dudas.

¿Continuará Force India con su extraordinaria pareja de pilotos? ¿Sustituirá Valtteri Bottas a Bruno Senna? Pronto lo sabremos.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad