Artículo del Gran Premio de Corea F1 de 2012: Baumgartner y Vettel; dos hombres estratosféricos

Tanto si gana Alonso como Vettel el Mundial, tendremos un nuevo tricampeón

El domingo, un hombre hizo historia. Con la velocidad como aliada y Red Bull como orgulloso artífice de una proeza inédita, medio mundo vio las maravillas de la ciencia del Siglo XXI materializadas en un hombre solo ante la gloria. Fue Felix Baumgartner quien mantuvo a la audiencia mundial mordiéndose las uñas en su salto estratosférico, pero bien podría haber sido Sebastian Vettel en su RB8 en Corea. Ambos experimentaron un éxtasis que ninguno de nosotros conocerá en su vida. Felix, rompiendo varios récords mundiales en salto de paracaídas; Sebastian, encarando el rumbo a su tercer título mundial consecutivo. Ambos, dando un sentido nuevo a la palabra "éxito".
Por Héctor Campos
© Red Bull - Sebastian Vettel volvió a ganar en Corea

Puede que Felix rompiera la barrera del sonido con su propio peso y la gravedad como únicos combustibles; pero Sebastian Vettel firmó en la peculiar pista coreana su tercera victoria consecutiva, aniquilando la ventaja de Fernando Alonso, convirtiéndose en líder provisional del mundial y acercándose también a nuevos récords en el automovilismo.

Red Bull ha vuelto a dominar la Fórmula 1. No a ganar, sino a dominar: no sólo Vettel lleva tres carreras consecutivas ganando, sino que su compañero de equipo, Mark Webber, ha completado el primer doblete de Red Bull en la temporada. El plato fuerte de la escudería son las clasificatorias. Así lo fue los años anteriores, aunque en esta temporada no se habían desmarcado especialmente: Sebastian logró su primera Pole en Bahréin –cuarta carrera del año– y sólo repitió en Montreal y Valencia. Luego pasaron seis carreras sin ninguna Pole para RBR –en Mónaco, sólo la descalificación de Schumacher le dio la primera posición en la parrilla a Mark Webber–. Hasta que llegaron Suzuka –Pole de Vettel– y Yeongam –Pole de Webber, escoltado por Vettel en la segunda posición, que aseguró que una mala comunicación con su equipo hizo que Massa le molestara en su vuelta cronometrada–.

¿Casualidad que después de seis carreras hayan logrado dos incontestables Poles consecutivas? Muchos creen que no: el doble alerón trasero móvil –idea original de Mercedes– ya es una realidad en el equipo aerodinámicamente capitaneado por Adrian Newey. Aunque se cree que el invento ya debutó en el RB8 en Singapur, no ha sido hasta que han llegado a un circuito permanente donde han podido demostrar completamente su efectividad. Que ya esté prohibido para 2013 no parece importarles: el dinero, el trabajo, el tiempo y el esfuerzo invertidos compensarán si se alzan con ambos títulos mundiales; y van por buen camino. Aunque parecía que el dominio abrumador de Red Bull este año había desaparecido, ahora parece regresar más fuerte que nunca, con el viento como gran aliado. Sebastian y Felix lo han experimentado en sus propios cuerpos de forma satisfactoria. Y es que va a ser verdad eso de que "Red Bull te da alas". 

 

FERRARI, ESA EXTRAÑA SENSACIÓN 

No era el cuarto lugar la mejor posición desde la que arrancar en el Gran Premio de Corea. Con Lewis Hamilton por delante y los dos Red Bull monopolizando la primera fila, Kimi Raikkonen por detrás parecía dispuesto a acabar definitivamente con las esperanzas del español de Ferrari. Pero aunque el sábado Fernando asumía perder alguna posición en la salida –al arrancar por la parte sucia de la pista–, en realidad no sólo pudo defenderse bien del Lotus, sino que logró sobrepasar con una preciosa lucha al inglés de McLaren.

Desde ahí la carrera se le estancó al español que, aunque mantenía el pulso en la distancia con Mark Webber –marcando parciales vuelta a vuelta muy similares a los Red Bull–, no fue capaz de disminuir la desventaja que los dos pilotos de RBR había construido en los primeros compases. Mientras que en el primer sector los Red Bull deberían haber sufrido por velocidad punta –al tratarse de la parte de la pista más rápida–, los parciales mostraban que Fernando sólo podía igualar sus tiempos o, como mucho, ganarles alguna décima que perdía inmediatamente después en los dos siguientes sectores más revirados.

Pitstop de Fernando Alonso en Corea

Imposible en boxes, imposible en la pista, Alonso no pudo más que conformarse con un tercer puesto que hace meses habría sabido a victoria, pero que ya no vale para la consecución del título mundial: Alonso cae a la segunda posición y, de tener cuatro puntos de ventaja, sale de Corea con seis en contra. Aunque Alonso le quita importancia: "Los seis puntos en contra no significan mucho, igual que tampoco los cuatro que yo tenía antes". Pero el equipo ha fracasado en el objetivo de sumar al menos un punto más que Vettel que, según Fernando, era y es la táctica para ganar el mundial de pilotos. Y, pese a todo, la sensación en el equipo es positiva respecto al F2012: "Volvemos a ser segundos en el mundial de constructores", asegura Alonso. "El equipo está ahí. En Corea hemos estado mucho más cerca de los de arriba, más que en Singapur y en Suzuka".

Efectivamente, Ferrari ha sido rápido; muy rápido. Más que McLaren, más que Mercedes… Más que nadie, y en ocasiones más que el Red Bull de Mark Webber. Aunque Hamilton se lleva el mejor registro de velocidad punta en el primer sector, Alonso está entre los primeros en los dos siguientes. Incluso el ritmo de Felipe Massa ha sido más que destacable. Por una vez el brasileño ha sido un gran aliado del español, hasta el punto en que podría haberse convertido en un rival peligroso hacia el final de la carrera, pues estaba muy cerca de Alonso. Pero, al igual que Mark Webber con Sebastian Vettel, Felipe asumió su papel de segundo piloto y permaneció al margen, realizando su trabajo: "Atarcarle", asegura el brasileño, "estaba fuera de discusión. Sé lo importante que es cada punto. Yo estoy aquí para él", reconocía Massa. La sensación en Ferrari es, por tanto, extraña: se sienten y de hecho son competitivos; se sienten y de hecho son rápidos; sienten y de hecho han mejorado. Pero ¿lo suficiente para ganar ambos mundiales frente a un rival tan potente como RBR? Sólo el tiempo lo dirá. 

 

RENAULT Y MERCEDES: CARA Y CRUZ 

Renault hizo historia el sábado al lograr su Pole número 200. Y vuelve a hacer historia al lograr una victoria muy importante, que les pone de nuevo en camino de lograr otro título mundial. Una agradable sensación predomina en el fabricante francés: tres motores suyos han estado entre los cinco primeros clasificados en Corea, gracias a Kimi Raikkonen, que continúa su racha de puntuar en cada carrera –ha sumado en todas las carreras menos en China–. Una satisfacción diametralmente opuesta a la que sienten los hombres de Mercedes: entre los diez primeros clasificados sólo hay dos motores suyos: el del Force India de Nico Hulkenberg, que terminó sexto, y el del McLaren de Lewis Hamilton –décimo–.

Renault celebra sus 200 Poles con Mark Webber tras la calificación del GP de Corea

El caos provocado por Kamui Kobayashi en la primera vuelta dejó fuera de combate a Jenson Button y a Nico Rosberg. El inglés de McLaren se despide definitivamente de sus opciones, mientras que Lewis tampoco parece muy esperanzado –reconoció ya el sábado que no tiene mucho que hacer–. 

Salida del GP de Corea: en la imagen se ve el pinchazo que sufre Jenson Button

 

UN TRICAMPEÓN ESTÁ EN CAMINO 

Una vez más no ganó en Corea quien partió desde la primera posición de la parrilla de salida –y van tres años–. Estaba claro que Mark Webber no está por meterse en líos; igual que Massa no le iba a complicar demasiado la vida a su compañero de equipo. A estas alturas del campeonato están más justificadas que nunca las órdenes de equipo, que podríamos llamarlas eufemísicamente "estrategias de equipo", marcadas en las reuniones celebradas en cada escudería antes de cada carrera. Quizá si Webber fuera un experto en arrancar, RBR habría tenido más problemas a la hora de manejar a sus pilotos en las dos primeras posiciones; pero para bien o para mal, el australiano tradicionalmente no arranca bien, y pierde posiciones en los primeros metros; a punto estuvo de volver a recuperar la primera posición en la segunda recta, pero Vettel se defendió perfectamente. Su ritmo demostró que era imparable, con o sin órdenes, con o sin ayuda, y que la victoria se la merecía por puro pilotaje.

Sebastia Vettel no corrió por la victoria en Corea, sino por su tricampeonato mundial consecutivo. Si no lo logra, posiblemente, el ganador será Fernando Alonso, si no descartamos –que pese a todo no debemos)– a Kimi Raikkonen –en Fórmula 1 todo puede pasar, aunque ahora nos parezca imposible–. En cualquier caso, si alguno de los dos favoritos logra ganar, tendremos a un nuevo tricampeón mundial. Un hecho deportivo histórico que no nos perderemos. Como si de un salto al vacío estratosférico se tratase. 

Fernando Alonso y Sebastian Vettel durante la conferencia de prensa del jueves

 

PD: MARÍA, UN EJEMPLO DEL QUE DEBERÍAMOS APRENDER 

Por último, y aunque no tenga nada que ver con esta carrera, después de tantos años comentando las incidencias de este deporte, de ver entrar y salir nombres y pilotos, uno no puede dejar de reconocer, emocionarse y aplaudir personajes como María de Villota.

Hace pocos días hizo su primer acto de presencia frente a la prensa tras su terrible accidente. Su coraje, fortaleza y, sobre todo, su sinceridad, su humildad y su inmensa sonrisa nos han iluminado como hacía tiempo nadie lo hacía. Sus palabras, además, nos hacen reconsiderar muchas teorías deshumanizadas sobre este deporte tan cruel, y nos permiten darnos cuenta de que todos los hombres y mujeres que dan sentido a este invento no son robots, sino seres humanos. Y que, pese a todo, pese a nuestras diferencias, pese a las luchas dentro y fuera de la pista, todos somos personas. Todos tenemos nuestros sentimientos, nuestras vidas, nuestros defectos, nuestras virtudes, nuestra moral… "La Fórmula 1 no lo es todo en la vida". Muchos deberíamos aprender de sus palabras. Y es que nunca es tarde para abrir los ojos; o, al menos, para empezar a aprender a usarlos. 

María de Villota en su reaparición ante los medios tras su accidente del pasado mes de julio

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad