Artículo previo GP de Abu Dhabi F1 2012: Cuando caiga el sol

Red Bull contra Ferrari; Sebastian Vettel contra Fernando Alonso

Cuando caiga el sol sobre Abu Dabi, dos hombres se jugarán más que una carrera: se jugarán el primer pase hacia la gloria de convertirse en tricampeón mundial de Fórmula 1. Cuando las sombras se alarguen hasta cubrir la ciudad-isla, millones de aficionados se sentarán dispuestos a disfrutar de las habilidades de dos bicampeones cara a cara. Ya no hay margen para el error; ya no cabe la improvisación: las cartas están echadas y ahora toca jugarlas lo mejor posible. Hombres y máquinas enfrentadas en un duelo apoteósico. Red Bull contra Ferrari; Sebastian Vettel contra Fernando Alonso. Mucho más que una carrera cualquiera.
Por Héctor Campos
© Sutton - Salida del GP de Abu Dhabi 2011

Durante la celebración del podio del Gran Premio de la India, el expiloto Martin Brundle le preguntó a Fernando Alonso con retórica: "¿Te rindes algunas vez?". Alonso contestó, obviamente, que no. Y esa parece ser la mejor herramienta de Ferrari para conseguir el título mundial de pilotos: la constancia y el pisar siempre el acelerador caiga lo que caiga.

Pese a tenerlo todo cuesta arriba, la confianza plena y el trabajo duro han llevado al español a ser segundo en el campeonato por delante de coches como el Red Bull de Mark Webber, los McLaren y los Mercedes, máquinas que a priori parecían más competitivos que el F2012. En Abu Dabi habrá otra oportunidad para recuperar el terreno perdido por las cuatro victorias consecutivas de Sebastian Vettel, el piloto del momento. 

 

TENSIÓN EN FERRARI 

Fernando Alonso se empeña en ver el vaso medio lleno, aunque por momentos el agua se evapore. ¿Y por qué no? Nada está perdido hasta que, efectivamente, lo esté. En la India, asegura, no ha dejado escapar siete puntos respecto a Vettel, sino que en la primera curva ganó ocho puntos más de los que tenía: "Salíamos (en parrilla) teniendo ocho puntos; hemos terminado con dieciocho", dijo en la rueda de prensa en Nueva Delhi. Pero la tensión en Ferrari existe: quedan tres carreras y las evoluciones del F2012 no llegan.

La queja principal de Fernando se centra en la prácticamente nula evolución aerodinámica de su monoplaza, frente a un trabajo de Red Bull muy constante. Así llegamos a Abu Dabi, un circuito urbano donde hay más oportunidades de que se produzca una carrera atípica y Ferrari pueda sacar tajada. Pero confiar más en la suerte que en el potencial propio no siempre da sus frutos, como estamos comprobando en la recta final de esta temporada. Aunque Fernando se empeñe en ver el vaso medio lleno, la tensión se mastica en la casa roja. Pero en ocasiones la tensión es buena, pues agudiza los sentidos, alimenta la inteligencia y fortalece el cuerpo: "Nosotros seguiremos luchando", aseguraba el asturiano en una red social. 

Pitstop de Fernando Alonso

 

ALONSO, LA MEJOR ARMA DE MARANELLO

Red Bull es el mejor coche de 2012. Un galardón que ha costado vislumbrar en la temporada más reñida de la historia en su comienzo, con múltiples ganadores diferentes en los primeros grandes premios, y muchos altibajos de todas las escuderías según transcurría la temporada.

Pero el RB8 ha vuelto a darle la razón a Adrian Newey: "Está claro que Red Bull tiene el mejor coche", asegura Stefano Domenicali. "Tenemos que trabajar duro", asegura el italiano, que comparó la situación con el mundial de fútbol de 1982, cuando Italia (asegura) no contaba con la mejor plantilla y, a pesar de todo, ganó. La gran arma de Ferrari frente a un monoplaza tan competitivo como el RB8 tiene nombre propio: "Tenemos el lujo de contar con Fernando Alonso, el piloto número uno, así que tenemos que luchar hasta el final". 

 

WEBBER, EL ESCUDERO 

Pero seamos francos: Red Bull lo tiene fácil para ganar. Han conseguido neutralizar la superioridad de Alonso hasta convertirla en 13 puntos de ventaja, y a estas alturas del mundial es difícil darle la vuelta a la tortilla.

Mark Webber, que se niega a permanecer como escudero de Vettel, tendrá que rendirse a la evidencia si fuera necesario: "Apelamos al sentido común de nuestros pilotos", asegura Helmut Marko a la agencia de noticias SID. "Han demostrado que trabajan conjuntamente sin hacer nada que ponga en peligro los intereses del equipo". Se dice que no hay órdenes de equipo en Red Bull Racing, que no hay nada escrito, aunque lo que sí parece es que ambos tienen la lección bien aprendida, aunque sea de memoria: "Nuestros dos pilotos tiene la experiencia suficiente como para saber qué le conviene al equipo", aseguró recientemente el jefe de la escudería, Christian Horner, al diario Welt. Está claro que, situándose a 73 puntos de Vettel, el australiano tendrá objetivos diferentes en la pista que cuando luchaba por el mundial. 

Mark Webber: ¿ayudará a su compañero de equipo a conseguir el título mundial?

 

CUANDO CAIGA EL SOL 

En los dos últimos años, la pista de Abu Dabi ha acogido los entrenamientos de jóvenes pilotos de final de temporada. Por eso los equipos se conocen mejor esta enrevesada pista que combina una primera parte rápida con una segunda revirada. Las instalaciones e infraestructuras son cómodas y hasta los garajes están equipados con aire acondicionado, así que el personal de las escuderías está encantado de visitar este lugar cada año.

La carrera es la única de la temporada que comienza de día y finaliza con la negritud de la noche bañando la ciudad. Una característica que, cada año que pasa, nos llama menos la atención. Lo que más importan son los cinco kilómetros y medio de asfalto, en donde se darán 55 vueltas el domingo para completar 305 kilómetros de carrera.

Yas Marina tiene una superficie lisa, pero las grandes fuerzas que aguantan los neumáticos obligan a un cuidado extra: en la primera parte se alcanzan 4G de fuerza lateral hasta llegar a la larga recta en la que se pisa a fondo durante quince segundos de aceleración extrema, lo que equivale a 800 kilos de carga aerodinámica. En la undécima curva, las fuerzas suben hasta las 5G en frenada. Para completar el maltrato al neumático, la última sección calienta las gomas hasta los 125ºC. Pirelli ha optado por llevar los neumáticos medios y blandos, una combinación usada en seis de las carreras disputadas hasta ahora. Como contrapartida, es la carrera en la que las diferencias de temperatura de la pista experimentan un mayor descenso desde la salida hasta la bandera de cuadros, por el anochecer, así que el comportamiento de los monoplazas varía sustancialmente a otras carreras. 

Yas Marina Circuit de noche

 

MCLAREN ENTONA EL 'MEA CULPA'

Y aunque es normal centrarnos en la lucha entre Vettel y Alonso (a estas alturas del campeonato es lo más importante), los McLaren, los Mercedes y los Lotus tienen mucho que decir. Lewis Hamilton y Jenson Button parece que no pueden recuperarse. Hamilton no levanta cabeza desde que abandonara en Singapur yendo primero. En ese momento, Vettel cogió la cabeza de la Fórmula 1 y no la ha soltado hasta hoy (más de doscientas vueltas en cabeza); impresionante.

Martin Whitmarsh reconoce que el buen trabajo de Red Bull ha dado sus frutos, pero entona el 'mea culpa' asegurando que tampoco han sido tan agresivos como debieran: "En la India deberíamos habérselo puesto más difícil en la salida", dice. "Pero no damos palo al agua, y en su lugar nos peleamos entre nosotros y contra Alonso. Era la mejor situación para Red Bull".

La mejor situación para los aficionados es un mundial tan emocionante y una pista tan especial. Este fin de semana, gane quien gane, volveremos a divertirnos. 

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad