La semana que vivimos peligrosamente: ¿tanto ganan, tanto valen?

Es y será la eterna pregunta, y no solo en la Fórmula 1, acerca de si los sueldos, los salarios percibidos por algunos, cada vez menos extendidos pero más abultados, son lógicos, se atienen a razones o no, contemplan una realidad, o sencillamente, son producto de una especie de burbuja, en este caso, una especulación dado lo elitista de este deporte.
Por Samuel Gómez
© Sutton - Rio Haryanto

Y para tratar este tema, que mejor que el prolífico Helmut Marko, hombre muy dado a dar opinión de todo aquello que le place. "Básicamente, los pilotos de hoy en día definitivamente tienen un sueldo excesivo", dijo el austriaco de inicio. Según su 'docta' visión, en la actualidad el riesgo de sufrir un grave accidente es escasa y los monoplazas exigen de un bajo esfuerzo para ser dominados. Por tanto, según sus cuentas, mucha pasta para tan poco curro. Desde luego Marko olvida lo sucedido a Jules Bianchi, por ejemplo, o que solo media docena de pilotos cobren un verdadero sueldo, mientras el resto, cada vez más, deben buscar ingentes cantidades de dinero para subirse a un cockpit.

También Niki Lauda discrepó de lo dicho por Helmut pues, "nunca se debe olvidar los ingresos que genera la Fórmula 1 cada año, y la importancia de los pilotos", en todo el engranaje, en este gran negocio. De lo que percibe como asesor de Red Bull el bueno de Marko, nada confesó desde luego.   

Esta temporada, se cumplirá una década sin una escudería, que sin ganar siquiera un GP de Fórmula 1, pasará a la historia como el ejemplo de perseverancia, valía y ganas de hacerlo cada día mejor. Me refiero a Minardi, un equipo que se mantuvo en la parrilla durante 21 años, atesorando un total de 346 Grandes Premios disputados. Sólo el empeño de su fundador Giancarlo Minardi, hizo posible tal hazaña. A las habituales estrecheces económicas, sumó siempre una perspectiva optimista, además de buscar nuevos talentos, siendo a la vez, un verdadero semillero de jóvenes promesas. Muchos de ellos, continuaron ascendiendo en el escalafón de la F1, logrando en ocasiones, asientos de más presupuesto. Todos ellos, siempre recordaron con cariño su paso por el team de Faenza. "Mis ingenieros, mecánicos y pilotos, nos eran arrebatados por los rivales", dijo Minardi con sumo orgullo. Sé que fueron otros tiempos, que las cosas cambian, pero no estoy seguro de que sean a mejor.

Desde la llegada, año 2010, de tres nuevos equipos a la parrilla, nadie lo había vuelto a intentar, algo que indica a las claras cómo está el percal. Será Haas F1 los que se atrevan, a base de encargar a Ferrari el conjunto propulsor más caja de cambios, mientras que Dallara lo hará con el chasis. Está por ver, el resultado de esta llamémosla 'fusión', como en la cocina de vanguardia, todo de diseño. Anticipándose, Mercedes ya piensa en algo parecido con Manor Racing, aunque los británicos son capaces de manufacturar de sobra su propio chasis. "Uno debe tener abiertas todas las posibilidades", dijo Toto Wolff, para luego añadir: "Si ganas rendimiento, a partir de la colaboración entre dos equipos, es algo que hay que explorar". Pues no es por nada, pero si con un par, de coches, ruedan como lo hacen en la actualidad, de tomar como laboratorio de pruebas a los de Dinnington, la cosa se pondrá aún más desequilibrada. Solo Ferrari podría impedirlo, no así el resto. En mi opinión. 

El ex piloto alemán de F1, Nick Heidfeld, ahora enrolado en la Fórmula E, opinó sobre la situación actual de este deporte motor, del de los motores de combustión tipo V6 Turbo hybrid. De entrada, para su fuero interno, cree que "no está tan mal como algunos dicen", que son muchos por cierto. Añadir que Nick lleva cuatro temporadas fuera del Circo, desde el cierre de la temporada 2011, con su salida de Lotus. Sin embargo, y continuando con su diagnóstico, piensa que la F1, "tiene que salir de las espiral negativa en la que está". Habló entonces de la falta de ruido, del poco rugir de las actuales PU, de lo artificial de los adelantamientos mediante el uso del DRS, del poco grip mecánico pero en exceso aerodinámico, además de la necesidad de neumáticos más anchos. No es por nada Heidfeld, pero decirte que 'esos algunos', hablan y postulan idénticos argumentos que los tuyos, para explicar el actual momento del Circo de Bernie Ecclestone, Jean Todt y el resto de los que lo mangonean, y mal, sin pudor alguno.

Al igual que lo declarado por un ex presidente del gobierno español en una cumbre, allá, en las islas Azores, el piloto alemán Sebastian Vettel lo calcó al decir: "Estamos trabajando en ello". Se refería claro está, a mejorar los resultados del 2015, aunque de entrada, sin haber empezado la temporada, sin probar todavía el nuevo bólido surgido de Maranello, se antoja difícil. "Por supuesto que daremos el máximo. Espero luchar con Kimi, porque eso significaría que tenemos un coche muy fuerte", añadió después. Y emulando al gran Jesús Hermida con aquello de 'se dice, se comenta, se especula', el new rojuno monoplaza de Maranello, mostrará algunos cambios de importancia en su PU. Hablamos de un nuevo cárter de aceite, más bajo y ancho, el MGU-K adelantado y a la izquierda del ICE, embrague 'en bloque' con la caja de cambios, más un intercooler de mayor tamaño, con dos elementos y reposicionado. Pronto veremos cuantos cavallinos extra entrega al asfalto.  

Aunque los resultados fueron los que fueron en 2015, Eric Bouiller, declaró que la cooperación, algo subjetivo, entre McLaren & Honda se robusteció a lo largo de los 19 GPs de la temporada. Confesó también, que los primeros tropiezos, tanto en la pretemporada como en las primeras carreras, les hicieron variar el rumbo en pos de una buena comunicación. El refuerzo a nivel técnico y de ingeniería resultaron claves, fruto de una buena combinación, entre todos los integrantes del team. Pero lo que hasta aquí pudo resultar bucólico e idílico, quedó hecho trizas con la aparición de Yasuhisa Arai al decir: "No teníamos experiencia en la F1 actual". El nipón trató de justificar esa falta, por la desconexión del Gran Circo desde la salida de Honda a finales del 2008. Parece confirmarse que los japoneses olvidaron lo bien que copiaban todo en su día. Y en el caso de Arai, además tiene el problema de no leer revistas o libros especializadas/os en el motor, carecer de internet e incluso de TV; ¡un hombre zen sin duda!

Posiblemente el aburrimiento, sea una desgana motivada por no tener nada emocionante y divertido que hacer. Eso sí, de dedicarse a fondo al encaje de bolillos, la fina ebanistería o a construir barcos dentro de botellas, daría resultados espectaculares, de global elogio. Me temo que Luca di Montezemolo, rumba algo amustiao, desde su salida de la presidencia del grupo Fiat-Ferrari. Entonces un día opina del estado de Michael Schumacher, y otro, de lo que tenía en su cerebro un bicampeón del mundo. "Tuve el sentimiento de que Fernando Alonso tenía en su mente que nunca podría ganar con Ferrari, pero de estar en Mercedes, podría hacerlo con una mano. Eso era muy desmotivante para todos", dijo el italiano. Bueno, precisar que en el 2010, sobre un Ferrari, pudo ser tricampeón, aunque cosillas de estrategias internas lo impidieron. Luego, 2011-2013, sin duda, dos manos sobre un RBR. Por último 2014 y 2015, flechas de platas, pues sin un bólido a la altura es imposible la victoria final.

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad